Publicado el: 17, Mar, 2016

Frigerio condicionó el financiamiento y pidió apoyo a las provincias


Frigerio condicionó el financiamiento y pidió apoyo a las provincias
17/03 – 08:50 – Recibió a los ministros de Economía de todos los distritos por el plan de coparticipación.

Por: Mariano Obarrio
Luego de la media sanción del proyecto de ley para salir del default, el gobierno de Mauricio Macri propuso ayer a los ministros de Economía de todas las provincias coordinar con la Nación “una salida lo más ordenada posible” al mercado internacional de capitales para tomar deuda y financiar a los distritos, que padecen, en su mayoría, serios problemas económicos.

El ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio , se reunió ayer en la Casa Rosada con los 24 ministros de Economía para seguir negociando la relación entre la Nación y las provincias y la progresiva devolución del 15% de la coparticipación que el Tesoro les retiene desde 1992.

Una prueba de fuego para esa relación será la convocatoria de hoy al Senado a todos los gobernadores para discutir sobre el acuerdo con los holdouts. “Dada la posible salida del default, se va a abrir el mercado de capitales para la Argentina y Frigerio nos pidió a los gobernadores coordinar con la Nación una salida lo más ordenada posible para salir al mercado de capitales tanto la Nación como las provincias”, dijo a LA NACION el ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione.

Hace dos semanas, Frigerio les propuso a las provincias devolver progresivamente el 15% de la coparticipación con un plan a cinco años que recompondría 3% de esos recursos cada año y con la posibilidad de acortarlo a cuatro con una emisión de bonos por 3% en 2016.

El ministro de Economía de San Juan, Roberto Gattoni, señaló que un grupo de 13 provincias propuso una contraoferta para compensar lo que dejan de percibir las provincias (12% el primer año, 9% en el segundo y 6% en el tercero) con un aval de la Nación para poder financiarse.

“Sería una herramienta financiera que nos permita usar la deuda del 15% a futuro como manera de tomar deuda para bienes de capital o infraestructura”, dijo Gattoni. “Se trata de un aval de la Nación para tomar deudas en el exterior”, agregó.

La respuesta de Frigerio, según confió, fue que el Gobierno iba a evaluar la posibilidad para darles una respuesta en las próximas semanas. “No tenemos margen económico, político y legal para renunciar a esos porcentajes en estos cuatro años. Vamos a esperar la respuesta del ministro”, señaló Gattoni.

Sería también una manera de acumular ese faltante o desequilibrio a la deuda vieja conformada por los recursos que dejaron de percibir desde 1992 hasta 2015. En la actualidad solo tres provincias perciben el 15% mes tras mes, gracias a un fallo de la Corte Suprema de diciembre último: son Santa Fe, Córdoba y San Luis, por un total de 12.000 millones de pesos anuales.

Por su parte, en un comunicado oficial escueto, Frigerio destacó que la Nación y los gobiernos provinciales continúan trabajando “en una solución política que es más beneficiosa que la vía judicial”. Si la Nación debiera devolver hoy la totalidad de esa detracción a todas las provincias tendría que desembolsar 80.000 millones de pesos por cada año.

Acompañaron a Frigerio el secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli; el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero; el subsecretario de Presupuesto, Raúl Rigo, y el secretario general del Ministerio del Interior, Mauricio Colello.

También los ministros conversaron sobre cómo se hará operativa la devolución del 3% en el primer año, que para las provincias implicará unos 15.000 millones de pesos en 2016.

También hubo un planteo de 13 provincias que no transfirieron sus cajas jubilatorias a la Nación para que el Gobierno se ponga al día con el pago de la compensación por el déficit de esas cajas, algo que no hace desde la reforma previsional de 1991. Acordaron organizar una reunión para después de Semana Santa con el director ejecutivo de la Anses, Emilio Basavilbaso.

También las provincias lamentaron la asignación discrecional de recursos de la Nación desde la época del kirchnerismo, pese a que nunca lo habían planteado. Se trata de unos $ 100.000 millones anuales que la Nación y las provincias acordaron ir disminuyendo. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video