Publicado el: 29, Mar, 2016

Isela Constantini, a la espera de una reunión con Mauricio Macri para exponer su plan de Aerolíneas Argentinas


Isela Constantini, a la espera de una reunión con Mauricio Macri para exponer su plan de Aerolíneas Argentinas
29/03 – 09:30 – La titular de la empresa quiere un ajuste gradual pero el Presidente insiste con que hay que bajar los gastos lo antes posible. El rol de los gremios y de Gustavo Lopetegui, ex LAN y actual vicejefe de Gabinete

Por: Marcos Shaw
En su primera aparición pública cuando asumió el cargo, Isela Constantini advirtió que en 2016 el déficit de Aerolíneas Argentinas sería de 15 mil millones de pesos. Contó que se encontró con una empresa en una situación insostenible y que su plan era lograr el déficit cero en cuatro años. Sin embargo, los tiempos políticos la apremiaron y comenzó una disputa interna tanto con Mauricio Macri como con Gustavo Lopetegui, ex CEO de LAN Argentina y actual vicejefe de Gabinete.

El 9 de marzo Mauricio Macri llamó a Constantini para una reunión con su equipo que estaba fuera de agenda. Allí quedaron en que en 20 días la titular de Aerolíneas debía llevarle su plan para que la empresa tenga déficit cero en 2019. Sin embargo, por el viaje del Presidente a Washington y porque Constantini aún no tiene del todo terminado sus lineamientos, según supo Infobae la reunión sería la semana que viene.

En la primera reunión, el Presidente le exigió a Constantini que reduzca el nivel de deuda más rápido de lo que la ex General Motors tenía planeado. Pero esto incomodó a la titular de Aerolíneas ya que ella quería imponer un ajuste gradual, lo que chocaba con el shock drástico que pretendía Lopetegui.

Este cruce se evidenció la semana pasada cuando el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, calculó que Aerolíneas este año tendría un déficit de 5.200 millones de pesos y 120 millones de dólares por compromisos no abonados. Esto sumaría aproximadamente 8 mil millones de pesos, muy lejos de los 15 mil millones que había anticipado Constantini.

Si bien Constantini no pudo convencer a Macri de hacerlo gradual, en la reunión anterior consiguió una “victoria”: Lopetegui fue corrido del área de influencia por el jefe de Estado y en su lugar puso a Mario Quintana, también segundo de Marcos Peña en la Jefatura de Gabinete. Pero dentro de Aerolíneas Argentina desconfían. Aún no saben si es un cambio solamente político o realmente operativo. La bronca con Lopetegui es que sospechaban que quería perjudicar a la aerolínea de bandera para que crezca LAN.

Quienes coinciden con la presidente de la empresa son los gremios. Argumentan que si el plan a nivel nacional es el gradualismo, no tiene sentido que le exijan a Aerolíneas un ajuste drástico. Además, tienen buena relación con Constantini ya que consideran que tiene buenas intenciones y que es una muy buena profesional. Si creen que le cuesta el manejo porque desconoce el área, pero también saben que se logrará adaptar.

Lo primero que van a defender todos los sindicatos son los puestos de trabajo y las rutas aéreas. Su pensamiento es que hay que achicar mucho gasto innecesario y que el despilfarro está a la orden del día. En el área técnica, por ejemplo, no se limitan las compras a lo que la empresa necesita. Entonces, hay repuestos que no se usan y se genera un stock innecesario. Tampoco hay control en insumos del día a día, comida y hasta en las estadías de los pilotos cuando viajan: en Nueva York se quedaban tres noches cuando se pueden quedar una y volver al otro día.

Pero el problema de base es que en Aerolíneas Argentinas no hay un plan de negocios. Cuando se habla de levantar rutas para achicar gastos, los gremios se ponen en alerta porque son destinos que a otras aerolíneas le son rentables. Sobre todo cuando, según dicen, el combustible ahora no debería ser problema porque está más barato debido a la caída del precio del petróleo: “Por algún lado se está gastando. Cuando la empresa la manejan los vivos pasan estas cosas”, es la frase de cabecera de los sindicalistas.

APTA, uno de los principales gremios del sector, se reunió con Constantini a principio de marzo y le llevaron inquietudes y sugerencias para empezar a enderezar la empresa. Le recomendaron que hable directamente con los trabajadores y saltee a las segundas líneas porque la rodean cómplices del despilfarro del pasado que no le cuentan dónde están las verdaderas pérdidas. También le dijeron que lo ideal sería analizar ruta por ruta y ver el costo que significa en mantenimiento, combustible, viáticos, sueldos, entre otras cosas.

Sí coincidieron en que las cosas evidentes que sobran hay que cortarlas lo antes posible. Pero le advirtieron que, por ejemplo, bajar los contratos de los aviones o hacer grandes ajustes puede tardar varios meses o hasta un año.

Y dejaron en claro que la única manera de bajar los gastos es invirtiendo. Por eso, rechazaron paralizar las obras del hangar 5 que se planteó para “generar un ahorro en los costos empresariales”. Asimismo, se opusieron a enviar cuatro aviones Embraer al exterior para realizarle un chequeo. Le dijeron a Constantini que si eso no se hizo fue “por el empecinamiento de la conducción anterior” que no quiso incorporar el personal necesario para llevarlo a cabo.

Con este panorama, Isela Constantini le llevará a Macri un plan que satisfaga a todos los sectores y logre que Aerolíneas sea una empresa rentable, cuyo déficit disminuya cada año. Tarea por demás dificil debido a la pesada herencia que recibió y al contexto político, una variable que no la tiene acostumbrada pero que acelera los tiempos de forma exponencial. (Infobae)

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. capipe dice:

    Hay muchos intereses en juego, la ANAC habilitó nuevas rutas a LAN Chile, LAN Bolivia,LAN Perú, Avianca y a la vendida MAcAir (Macri), partiendo de aeropuertos de provincias, vuelos de cabotaje con salidas al exterior… y la Constantini estaba en bolas….si a los radichas los descuidas , no solo meten mano en la lata….se roban hasta la lata…..

  2. Luis Coca Orruel dice:

    Para emitir una opinión, es preciso estar el los “zapatos de la Sra. Constantini”. Sin embargo, a mi juicio deberán disminuirse lo más pronto posible los Costos Directos Fijos y Costos Indirectos, por ser ellos los causantes de la elevación de los Puntos de Equilibrio por ruta y por avión; aparte del control “férreo” de los Costos Directos Variables, relativos a las aeronaves como a los pasajeros. Gracias

Publicidad

OPI Video