Publicado el: 5, Abr, 2016

Citan a De Vido por la compra de trenes y la tragedia de Once


El Ministro de Planificación Federal Julio De Vido - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
05/04 – 10:00 – Se complica la situación judicial del ex ministro; declarará los días 21 y 27.

Por: Hernán Cappiello
El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, que manejó la obra pública kirchnerista durante 12 años y se mantenía inmune a las denuncias, vio ayer quebrado su invicto. El mismo día, dos jueces federales lo citaron como sospechoso en dos causas por corrupción: lo indagarán el 21 del actual por la tragedia de Once, en la que murieron 51 personas, y seis días después será interrogado por la compra de trenes usados y obsoletos que hizo su secretario de Transporte, Ricardo Jaime, a España y Portugal.

Será la primera vez que De Vido desfile por los tribunales. Hasta ahora, la única causa judicial que lo complicaba era una investigación por enriquecimiento ilícito, que aún sigue en curso.

El juez federal Julián Ercolini firmó anoche la indagatoria de De Vido por la compra de trenes usados a España y a Portugal, en 2005, con sobreprecios y por los que se pagaron más de 100 millones de euros. Dijo que lo abonado era “de desproporción exorbitante en relación con su calidad y funcionalidad real, lo que hace presumir que grandes sumas de dinero fueron sustraídas de la esfera de la administración pública por los funcionarios a quienes fueron confiadas”.

Fue determinante para la citación de De Vido la declaración indagatoria que terminó de prestar ayer a la tarde Ricardo Jaime. El ex secretario de Transporte apuntó hacia arriba en la cadena de responsabilidad por la compra de las máquinas y vagones usados y obsoletos a los españoles y portugueses por más de 100 millones de euros.

Ercolini fundamentó así el llamado a indagatoria a De Vido: “En atención a las manifestaciones efectuadas por Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte, en cuanto al rol que ejerció tanto en las negociaciones como en la firma del convenio marco con el Reino de España el entonces titular del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación Arq. Julio De Vido […] se encuentra configurado el estado de sospecha”.

Ayer mismo, el fiscal Federico Delgado había insistido en su pedido de 2013 para indagarlo porque entiende que De Vido había tenido “tanta o más injerencia en la firma de acuerdos y contrataciones que la propia Secretaría”.

Jaime fue claro: apuntó a que siguió instrucciones de Néstor Kirchner primero y de Cristina Kirchner después. Y mencionó a De Vido: dijo que cuando regresó de España en 2004 le contó sobre comprar trenes usados para modernizar la flota ferroviaria argentina y que el ministro y Kirchner apoyaron su iniciativa.

Para el juez, De Vido administró los fondos, avaló los contratos, su ministerio firmó los pagos por 76.313.108,85 de euros -$ 306.108.878,86 para esa fecha- para los españoles y 25.639.896 de euros -$ 99.976.197,74 al cambio de entonces- a la empresa Caminhos de Ferro Portugueses, de Portugal.

A estos problemas, De Vido sumó ayer otra indagatoria que dispuso el juez federal Claudio Bonadio para el 21 de abril por la tragedia de Once. Irá ocho días después de que Cristina Kirchner visite el mismo juzgado para declarar como sospechosa por las operaciones de venta de dólar futuro.

Bonadio lo citó a De Vido después de que el Tribunal Oral Federal N° 2, que dictó las condenas por el accidente de Once, ordenó avanzar sobre la línea de investigación que llega a De Vido como responsable del área. El ex ministro tenía por debajo a Jaime y Juan Pablo Schiavi, ambos condenados a seis y ocho años de prisión, respectivamente, por la tragedia ferroviaria.

La orden de profundizar la investigación contra De Vido la impartió el tribunal en diciembre, cuando dio a conocer el veredicto. En los fundamentos de la sentencia que se conocieron el 29 de diciembre pasado, los jueces sostuvieron que De Vido no podía desconocer lo que pasaba en la Secretaría de Transporte, que dependía de él y que fue responsable del pésimo estado de los trenes, en complicidad con las empresas prestatarias del servicio. El tribunal sostuvo, además, que la responsabilidad de Jaime y Schiavi no liberaba a De Vido.

Afirmaron los jueces: “La conducta inactiva y pasiva que caracterizó el actuar de la Secretaría de Transporte y de las propias dependencias del Ministerio a su cargo suponen cierta vinculación de Julio Miguel De Vido con algunos de los individuos imputados para la concreción de las maniobras ilícitas”.

El Tribunal Oral Federal N° 2 pidió investigar a De Vido, y bastaron esos datos para citarlo, sin necesidad de pedir más pruebas. Al menos así lo interpretó Bonadio, que además citó para el 19 y 20 del actual a Silvia Emil López, ex directiva de TBA, y a Jorge Gustavo Simeonoff, ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Eduardo dice:

    De Vido, otra vez vos, seguramente has hecho lo que no has De Vido, por eso la justicia te pedirá cuenta y deberás pagar como cualquier delincuente. Sos una vergüenza nacional.

  2. Mandrake dice:

    QUE HAGAN PROPICIA LA OPORTUNIDAD, PARA PREGUNTARLE SOBRE LA COMPRA DE COMBUSTIBLE LIQUIDO (PROHIBIDO), PARA EXPERIMENTAR LOS LANZAMIENTOS DE COHETES POR LA ZONA DE PUNTA INDIO; COMBUSTIBLE QUE INGRESABA DE CONTRABANDO, JUSTAMENTE POR ESTAR PROHIBIDO SU UTILIZACION EN TALES PRACTICAS, POR SER ALTAMENTE CANCERIGENO. REITERO, QUE INGRESABA DE CONTRABANDO.

Publicidad

OPI Video