Publicado el: 7, Abr, 2016

Por ahora la causa no roza a Cristina, pero si avanza podría incluirla


Vuelve Cristina y el PJ teme por el tono de su discurso
07/04 – 10:00 – Hoy es poco probable que se la cite como testigo; sí hay conexiones con Báez en el caso Hotesur.

Por: Hernán Cappiello
Cristina Kirchner puede estar tranquila por la causa de lavado de dinero que mantiene preso a Lázaro Báez. Al menos por el momento. El fiscal Guillermo Marijuan no descartó que una línea de investigación llegue a la ex presidenta, pero lo cierto es que hoy Cristina Kirchner no está imputada en la causa, porque en este expediente no se le achaca ningún delito. Ni siquiera es probable que declare como testigo, porque no se sabe que tenga conocimiento de detalles de la maniobra por la que se acusa a Báez.

Lo que investiga el juez Sebastián Casanello es un caso de lavado de dinero que involucra a Báez, su hijo Martín y personas ligadas a ellos que supuestamente trabajaron para blanquear los fondos. Ese dinero, para el juez, provino de la evasión fiscal, realizada por Báez en Austral Construcciones, inventando gastos que no hizo mediante la presentación de facturas falsas a la AFIP.

En otro juzgado, Cristina Kirchner y su familia son investigados por supuesto lavado de dinero en la causa Hotesur, tal el nombre que bautiza a su empresa gerenciadora de hoteles en la Patagonia. Allí, Báez está imputado al igual que la ex presidenta, su hijo Máximo y su sobrina Romina Mercado, titular de Hotesur.

Se acusa a los Kirchner y a Mercado, por un lado, de irregularidades registrales con sus empresas, y por otro, por el alquiler de miles de habitaciones de hotel a Báez entre 2010 y 2012 por más de $ 10 millones, sin que supuestamente hayan sido ocupadas. Se cree que la familia Kirchner simuló la facturación para poder blanquear una suma de dinero equivalente al costo de esos cuartos. Y, por último, se investiga si se alquilaron cuartos a tripulaciones de Aerolíneas Argentinas cuando el kirchnerismo estaba en el poder.

En esta causa -por cuya competencia pelean los jueces Daniel Rafecas y Julián Ercolini- Báez no aparece recibiendo dinero, como en la de La Rosadita, sino facturando.

Los dos expedientes -Hotesur y La Rosadita- van por caminos paralelos por ahora. No se cruzan.

Mucho se especuló sobre la posibilidad de que Báez u otro de los acusados, como Federico Elaskar o Leonardo Fariña, en el caso de La Rosadita, pudieran aportar información que incrimine a otras personas para aliviar su situación judicial. Nada de esto ocurrió. Los que ayer fueron en tribunales se negaron a declarar.

El contexto legal en el que un imputado puede hacer un aporte de este tipo -explica el fiscal de Casación Raúl Pleé- es basándose en la ley de lavado de dinero, que contempla la figura del arrepentido. Incluye las previsiones de la ley antiterrorista, que reduce la condena a un mínimo de 15 días si los datos acreditan una asociación ilícita o incorporar a otros acusados. También disminuye la pena a un tercio o la mitad de la pena máxima, o la mitad de la mínima.

Este beneficio no es automático y lo aplica el tribunal oral si se confirman las afirmaciones del arrepentido. Aunque en la etapa del proceso puede valorarse el aporte para disponer su excarcelación.

Nadie aún se acogió en la Argentina a este beneficio en un caso de lavado. Nada hace pensar que se llegue a este extremo en el caso Báez.

Marijuan no descarta que alguna pista de la investigación de la ruta del dinero K lo lleve hasta Cristina Kirchner o alguno de sus ministros. “Después de más de 30 años en el Ministerio Público, si hay algo que aprendí es que cuando empezamos una investigación no descartamos ninguna línea ni ningún nombre de otra persona”, dijo el fiscal. Ninguna prueba concreta que se conozca en su expediente hoy los conecta. Sí hay especulaciones, como que lavó dinero producto de la obra pública que le concedió el Gobierno anterior con sobreprecios. Casanello buscó las cerca de 15 causas abiertas en el país por maniobras de este tipo y todas están paradas o sobreseídas. También se especuló con que Báez pudo haber gozado de la protección fiscal de la ex Presidenta, pero para dar semejante salto en el expediente son necesarias pruebas. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. camino dice:

    Creo que estamos todos con ganas que la metan en cana y le expropien hasta la chabomba…. pero no creo que la justicia sea justicia. Todo se traba cuando estan mafiosos con plata. Lamentablemente la justicia no la veremos aqui sera seguramentedel otro mundo de alli no se salvan

Publicidad

OPI Video