Publicado el: 13, Abr, 2016

Audiencia clave en Nueva York para destrabar el pago a buitres


El juez Thomas Griesa ordena a la Argentina reponer al Bank of New York Mellon, remover a Nación Fideicomisos y pagar a los acreedores
13/04 – 09:50 – Una Cámara debe decidir si avala el fallo del juez Griesa que habilitó el acuerdo con los holdouts.

Por: Paula Lugones
A las 10 de la mañana en Nueva York, las 11 de Buenos Aires, tres jueces vestidos con largas togas negras comenzarán a decidir hoy, en una sala de audiencias de la Cámara de Apelaciones, el destino de la conflictiva saga de la deuda argentina. En esa sesión decisiva, el tribunal neoyorquino analizará si ratifica la orden del juez Thomas Griesa de levantar las medidas cautelares que impiden a la Argentina pagar a los bonistas que entraron a los canjes.

La estrategia oficial apuesta a que esta Corte avale la decisión de juez para así cumplir el acuerdo con los fondos buitre y poder salir del default, pagando cerca de US$ 11.000 millones.

El tribunal escuchará hoy los argumentos de los abogados argentinos y también de los holdouts, que habían apelado la orden del juez, que estipulaba levantar las cautelares bajo dos condiciones: que el Congreso derogara las leyes Cerrojo y Pago soberano y que Argentina pagara a los bonistas. No se sabe si la Cámara emitirá su veredicto hoy o se tomará un tiempo para evaluarlo. Pero el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat- Gay, presentó el lunes un escrito a la Cámara en el que pedía que definiera el tema hoy mismo. Sucede que mañana, 14 de abril al mediodía, vence el plazo para pagarles a los fondos buitre que ganaron el caso del parí passu en 2014, entre ellos el principal acreedor, el NML de Paul Singer, al que se acordó abonarles US$ 4.653 millones. Si la cámara ratifica la decisión del juez Griesa, ya no habrá tiempo para que Argentina emita los bonos para pagarles antes del 14.

Prat-Gay está desde el lunes en Nueva York con sus funcionarios más directos –su vice Pedro Lacoste y el secretario de Finanzas Luis Caputo– para participar en una serie de “road shows”, o presentaciones ante posibles compradores de los bonos que el Gobierno busca emitir para pagar finalmente el acuerdo pactado con los holdouts cuando se destrabe el proceso judicial.

En un encuentro con periodistas a la salida del Council of the Americas, donde almorzó en privado con inversionistas, Prat-Gay buscó quitar dramatismo al 14 de abril. “Argentina hizo todo lo que tenía que hacer, se aprobaron las leyes que había que aprobar con una mayoría impresionante en las dos cámaras. Ahora simplemente hay que esperar los tiempos y esperemos que los que acordaron en su momento no se bajen porque no veo cómo los puede beneficiar”.

Según dijeron a Clarín fuentes que están en contacto directo con la estrategia legal del Gobierno, se espera que NML no rompa el acuerdo.

Si la Cámara ratifica a Griesa, la Argentina se apuraría para lanzar la emisión, que podría concretarse “en una semana”, y comenzaría a pagar a todos los acreedores. Mientras tanto, el fondo de Paul Singer debería recibir intereses punitorios (por el atraso) que ya están pactados en el acuerdo del 28 de febrero, que rondan el 4,8% anual.

“Es algo muy bajo, unos pocos días”, señalan las fuentes. Si NML rompe el acuerdo, igualmente Argentina pagaría al resto, con aval de la Justicia, y se quedarían afuera. “Tendrían que empezar de cero, con un fallo en contra”, dicen.

Mauro Roca, analista de Goldman Sachs, dijo a Clarín que ve “entusiasmo” entre los inversionistas porque nuestro país hace tiempo que no emitía tamaña cantidad y además hay “un contexto favorable” en un mundo que busca invertir en nuevos mercados”, señaló. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video