Publicado el: 13, Abr, 2016

Kicillof dejó un escrito, evitó preguntas y dijo que la causa es una “vergüenza”


Kicillof dejó un escrito, evitó preguntas y dijo que la causa es una "vergüenza"
13/04 – 09:20 – El ex ministro afirmó que no sabe qué delito se le imputa en el caso del dólar futuro; le recomendó a Bonadio que investigue al actual gobierno y que no se preste al “circo”

Por: Hernán Cappiello
Respaldado por medio centenar de seguidores, legisladores, artistas y la presidenta de Madres de Plaza de mayo , Hebe de Bonafini, el ex ministro de Economía Axel Kicillof declaró ayer ante la Justicia que la causa por la venta de dólar futuro, en la que está acusado, es “una vergüenza escandalosa” y que no implica el cobro de coimas por parte de los involucrados.

Hoy declarará por esa causa ante el juez federal Claudio Bonadio la ex presidenta Cristina Kirchner.

Kicillof dejó un escrito ante el juez Bonadio y no contestó preguntas, aunque sí lo hizo ante los periodistas frente a los tribunales de Retiro. Sostuvo en su escrito, chicaneando al presidente Mauricio Macri , que en la causa del dólar futuro “no se menciona ninguna sociedad offshore en Bahamas o Panamá a nombre de ninguno de los supuestamente involucrados”, en alusión a las firmas vinculadas al Presidente según reveló la investigación de los Panamá Papers .

El ex ministro sostuvo que no tiene idea de qué delito se lo acusa y que no es posible reconstruir las listas de compradores de dólar futuro. Por lo que, argumentó, no se probó que hubiera algún acto de corrupción para favorecer a determinado grupo económico que hubiera pactado la compra a menor valor del que luego tuvo en el mercado.

Kicillof llegó a los tribunales de Comodoro Py a las 9 de ayer, acompañado por el titular del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, y su hijo Mariano; los diputados Eduardo “Wado” De Pedro y Andrés Larroque, y el ex ministro de Planificación Julio De Vido, entre otros.

En una carpa armada al efecto lo esperaban Bonafini, Horacio Fontova y Dady Brieva.

El ministro de Economía fue irónico con Bonadio. Le recomendó investigar al gobierno actual y no al anterior al enfatizar que las operaciones de dólar futuro provocaron un resultado ruinoso para el Estado porque el macrismo había devaluado la moneda.

“Cuando el gobierno de Macri decidió devaluar, el Banco Central perdió en el mercado de futuros, pero también ganó en términos de crecimiento de sus activos en pesos. Esta causa, de manera inexplicable, intenta aislar sólo la pérdida y achacársela al gobierno anterior, que no devaluó, en vez de responsabilizar al que sí lo hizo”, dijo el ex ministro de Economía.

“Denuncias Voligoma”

Kicillof apuntó además contra lo que denominó “denuncias Voligoma”, en alusión al pegamento utilizado por los chicos, porque -resumió- “consisten en cortar y pegar la nota del diario Clarín y convertirla en denuncia y causa judicial”.

Tras poner el foco en “el absurdo de que el Poder Judicial sea el que determine cuál política económica debe aplicarse en base a si es o no un delito”, Kicillof le sugirió al juez Bonadio apuntar contra la gestión de Mauricio Macri.

“Si lo que usted busca, señor juez, es encontrar a los responsables de las grandes pérdidas que produce una megadevaluación, no debería perseguir a los miembros del gobierno del que formé parte, que, justamente, evitó exitosamente en numerosas oportunidades varias megadevaluaciones”, aseveró el ex ministro.

Kicillof manifestó asimismo que “no puede ser un delito que el Banco Central enfrente una corrida cambiaria operando en el mercado de dólar presente y futuro y en la tasa de interés”, y consideró que “lo que se pretende señalar como un perjuicio para el Banco Central” se debió a “la megadevaluación que realizó el gobierno” de la alianza Cambiemos.

Para el ex ministro, esta causa es “una simple operación política mediática” para “la persecución de ciertas personas al pretender instalar ante la opinión pública que han cometido un delito cuando no lo han hecho, y pretenden como mínimo dejar ante la opinión pública la sospecha de que son corruptos”. En esa misma línea, el ex funcionario kirchnerista le dijo a Bonadio que “no debería prestarse” a lo que tildó de “circo”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video