Publicado el: 19, Abr, 2016

Continúa el mal tiempo en el Litoral, con alerta por tormentas fuertes en tres provincias


Continúa el mal tiempo en el Litoral, con alerta por tormentas fuertes en tres provincias
19/04 – 11:30 – Las lluvias intensas continuarán en Entre Ríos, Santa Fe y Corrientes. Sólo en las dos primeras provincias hay 14.000 damnificados.

Las previsiones del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indican que por el momento las condiciones no mejorarán en las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Corrientes, tres de las más afectadas por las inundaciones que ya afectaron a casi 30.000 personas en el Litoral, Córdoba y Buenos Aires.

El SMN lanzó un alerta por lluvias y tormentas para Santa Fe, Corrientes y Entre Ríos con fuerte actividad eléctrica y ocasional caída de granizo.

Sólo en Santa Fe y Entre Ríos más de 14 mil personas siguen afectadas por las inundaciones. Mientras tanto, en Corrientes fue cortado el tránsito sobre un puente de la ruta nacional 14 por el hundimiento de las bases.

Ante el pronóstico persistente de mal tiempo , las autoridades nacionales, de Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y Chaco mantenían junto a distintos municipios los operativos de asistencia a los pobladores que, en algunos casos, desde hace cuatro meses padecen la inundación.

En Entre Ríos, de acuerdo a los datos reportados por Defensa Civil, más de 12 mil personas seguían afectadas por las inundaciones, en especial en las localidades de Villa Paranacito, La Paz, Santa Elena y Gualeguay.

En Villa Paranacito el acceso por la ruta 46 estaba cortado, ya que había un metro de agua sobre la calzada, en tanto que en Ibicuy también era dificultoso el ingreso.

En esa zona del delta del sur entrerriano había casi 7 mil personas afectadas, dado que además de la lluvia confluyen las crecientes de los ríos Paraná y Uruguay.En La Paz, norte de la provincia, había hasta unas 3 mil personas afectadas por anegamientos y otras 2 mil permanecían en la misma situación en Feliciano, Santa Elena, Federal, Gualeguay, Concepción del Uruguay, Villaguay y Victoria.

En esa zona, según Defensa Civil, la lluvia del fin de semana superó los 200 milímetros, lo que provocó “desbarrancamientos” en zonas de Diamante.

En Santa Fe, el río Salado bajó 4 centímetros más en las últimas horas, arribando a una marca de 6,17 metros esta mañana; en tanto, el Paraná sigue estacionario en 6,09 metros, informaron Prefectura Naval Delegación Santa Fe y el Observatorio de la Universidad Nacional del Litoral.

El Centro de Operaciones del Gobierno de la Ciudad de Santa Fe indicó que, entre anoche y esta mañana, llovieron en esta capital provincial entre 27 y 30 milímetros, y que el acumulado del mes registra 243,75 milímetros en la altura del Hospital de Niños, 330,5 en el Centro Integrador Comunitario (CIC) de Facundo Zuviría, 306 en Alto Verde y 258,75 en el Palacio Municipal.

Las autoridades mantienen el monitoreo permanente del sistema de defensas y continúan activas todas las estaciones de bombeo y los sectores reforzados con bombas móviles de la ciudad. Se han reforzado los puntos de bombeo en la Costa y continúan cerradas las compuertas de acuerdo a los protocolos de actuación ante crecida.

En Santa Fe, en tanto, fuentes de la secretaría de Protección Civil reportaron que había 2.350 personas evacuadas como consecuencia de las inundaciones y lluvias recientes en ciudades del centro-norte de la provincia, donde el 60 por ciento de la zona productiva continúa bajo el agua.Mauricio Minetti, productor tambero de la ciudad de Esperanza, departamento Las Colonias, aseguró que “las consecuencias de la situación climática van a ser muchísimo peores que en 2003 y 2007, no sólo por la cantidad de milímetros de lluvia caída, sino por la secuencia de días de lluvias que hacen perder todo lo plantado”.

“La masa de agua y tantos días nublados hacen que se pudra el pasto; las vacas no tienen lugar donde echarse; no se puede transitar con tractores; la gente del campo está aislada y hace un mes que pisa agua y barro; no tienen por dónde salir a la ruta o los poblados, y todo eso se ve agravado por el hecho de que hay cero infraestructura”.

Finalmente, dijo que “no hay afirmado en los caminos, lo que llevó a varios tambos a dejar de ordeñar y dejan los terneros con las madres; algunos ordeñan una sola vez al día y otros ordeñan y tiran la leche porque no la pueden sacar. Incluso muchos productores ofrecen las vacas para que se las lleven para poder mantenerlas y salir del paso, ni siquiera cobran alquiler”. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video