Publicado el: 20, Abr, 2016

Investigan a Jaime por una derivación del “Lava-jato” brasileño en la Argentina


Ricardo Jaime declara ante Ercolini y podría quedar preso en la cárcel de Ezeiza
20/04 – 09:30 – Fue imputado junto a su testaferro Manuel Vázquez. Ambos están detenidos

Por: Omar Lavieri
Ricardo Jaime está preso en la cárcel de Ezeiza. Lo ordenó detener el juez federal Julián Ercolini en una investigación en la que está acusado de haber hecho una compra millonaria de trenes en España y Portugal. Buena parte de los trenes no funciona y además se pagaron dos millones de euros en coimas que cobró Jaime a través de la firma Controles y Auditorías Especiales SA (CAESA), la consultora de Manuel Vázquez, su testaferro, quien también está detenido.

Desde la semana pasada Jaime y Vázquez son investigados porque hay documentación en Brasil que los vincula a la operación de pago de coimas a buena parte de la clase política de aquel país conocida como “Lava-Jato”.

Según documentos de la Policía Federal de Brasil, incorporados a la causa “Lava-Jato”, un intercambio de mails entre Vázquez y Mauricio Couri Ribeiro, director del grupo brasileño Odebrecht. Esta empresa brasileña está sindicada como pagadora de coimas a los políticos que conseguían contratos de la petrolera Petrobras para que se beneficiara la constructora más importante de Brasil.

Por eso su presidente Marcelo Odebrecht está detenido y fue condenado por el juez Sergio Moro a 19 años de prisión por pagar coimas. En el capítulo inicial de la relación del Lava-Jato aparecen Jaime y Vázquez.

En el intercambio de mails entre Vázquez y Couri Ribeiro se habla de un reclamo de pago que hace el testaferro de Jaime al brasileño. Son 80.000 dólares. Ese dinero se hizo pasar por diferentes cuentas en paraísos fiscales para evitar ser rastreado.

A partir de esa información la legisladora porteña Graciela Ocaña hizo una denuncia en la justicia federal. El caso recayó en el juzgado a cargo de Marcelo Martínez De Giorgi. El fiscal Franco Picardi impulsó la investigación y pidió medidas de prueba.

Según fuentes judiciales, Picardi solicitó que la Inspección General de Justicia informe sobre la constitución de la empresa CAESA, la fachada que usaba Vázquez para facturar coimas. Lo mismo hizo con otras sociedades que aparecen en el entramado. También pidió que desde Brasil se manden los papeles oficiales de la Policía donde se nombra a Jaime y a Vázquez. El juez Martínez De Giorgi ya realizó lo solicitado por Picardi.

En la denuncia, que fue citada por el fiscal en la imputación a la que accedió Infobae en fuentes judiciales, Ocaña señala que Odebrecht conformó una “Unión transitoria de empresas” (UTE) firmó un contrato junto a las firmas Iecsa, Gella y Comsa para realizar el soterramiento –siempre anunciado y nunca hecho- del ferrocarril Sarmiento. La empresa Iecsa está encabezada por Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri. Ese contrato al que hace referencia Ocaña en la denuncia fue firmado por Juan Pablo Schiavi quien reemplazó a Jaime en la secretaría de Transporte del kirchnerismo en julio de 2009.

Los mails de los que se habla en Brasil son de febrero de 2010, en ellos Vázquez reclama una falta de pago de septiembre de 2009, con lo que tal vez esté pidiendo su coima por otro de los contratos que la empresa obtuvo en Argentina. O no. Eso lo dirán los investigadores. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video