Publicado el: 20, Abr, 2016

La autopista Rosario-Santa Fe quedó bajo el agua por las lluvias


La autopista Rosario-Santa Fe quedó bajo el agua por las lluvias
20/04 – 09:10 – Es por el desborde de un arroyo que sobrepasó el nivel de la calzada. Declararon emergencia hídrica en la provincia.

Por: Salvador Sales
La autopista Rosario-Santa Fe, una de las principales vías de comunicación de la provincia, está cortada desde ayer por el desborde del arroyo Colastiné. A raíz de las intensas lluvias que azotan la región, el agua del cauce sobrepasó el nivel de la calzada y dejó la autopista inhabilitada para el tránsito a la altura de la localidad de Coronda, unos 45 kilómetros al sur de Santa Fe. El gobernador, Miguel Lifschitz, declaró la Emergencia Hídrica para 18 de los 19 departamentos de la provincia. Los evacuados ascienden a 2.400 y unas 200 escuelas están sin clases. Pero la situación se agrava si se amplía la mirada hacia el resto del Litoral, donde las inundaciones afectan a cerca de 30 mil personas, con localidades de Entre Ríos y Corrientes en “situación alarmante”, según afirman autoridades provinciales.

Las intensas lluvias, con los ríos en niveles superiores a los normales para esta altura del año, provocaron un sinnúmero de inconvenientes en las poblaciones urbanas y rurales de Santa Fe. El cierre del paso que une la capital provincial con Rosario por autopista es sólo una muestra. La crecida de este arroyo que corre de Oeste a Este trepó al asfalto y complicó a la autopista. Alrededor de las 9 de la mañana, la empresa concesionaria decidió cortar el paso, por lo que coches, colectivos y camiones tuvieron que desviarse hacia la ruta nacional 11.

Los números impactantes sirven para tomar dimensión del drama que vive la provincia: el temporal afectó a más de 5 mil santafesinos, puso en jaque a más de 7 millones de hectáreas sembradas y un 80% de los productores lecheros no puede sacar la producción de sus tambos. Como si fuera poco, hay alrededor de 200 escuelas sin clases, ya que muchas quedaron aisladas. Pese al cierre de las instituciones, se garantizó la asistencia a los comedores escolares.

Las extensiones de tierras sembrada que se ven perjudicadas por las lluvias representan más del 50 % del total de la provincia. La soja de primera y el maíz son los cereales más afectados: al estar los campos cubiertos por agua no permiten entrar a las máquinas cosechadoras. Se esperan pérdidas millonarias para el sector.

En los pueblos más comprometidos llegó la ayuda del Ejército que asiste a los lugareños que quedaron aislados. Por su parte, el gobernador Lifschitz distribuyó 6.850.000 pesos a 74 localidades que padecen las inundaciones.

En Entre Ríos son más de 12.000 los afectados por el temporal. En Corrientes, una de las localidades más afectadas es Esquina, cuyo intendente, Humberto Bianchi, dijo que la situación es “desesperante” porque llueve desde hace dos semanas sin parar y hay más de mil evacuados. También era complicada la situación en Formosa, donde una 4 mil personas seguían lejos de sus casas.

Estas inusuales lluvias provocadas por el efecto del Niño, hicieron que en estos primeros 20 días del mes de abril cayeran unos 300 milímetros. La cifra cuadriplica la media de abril de los últimos 10 años, según un informe de la Universidad Nacional del Litoral. El alerta por lluvias y tormentas persistirá al menos hasta el jueves en Santa Fe, Corrientes y Entre Ríos. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video