Publicado el: 20, Abr, 2016

Piden la indagatoria de Cristóbal López


Cristóbal López, otro integrante de la asociación ilícita de la década ganada, busca ponerse a resguardo
20/04 – 09:20 – Pollicita pidió citarlo por defraudar al Estado, al igual que a Echegaray y a De Sousa

Por: Hugo Alconada Mon
Más problemas para Cristóbal López y Ricardo Echegaray . El fiscal federal Gerardo Pollicita pidió ayer la indagatoria de ambos, tras considerar que el empresario y el ex titular de la AFIP y ahora jefe de la Auditoría General de la Nación habrían promovido una “defraudación contra las arcas del Estado” por más de $ 8000 millones mediante la retención del impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC) y su uso posterior para fondear la expansión del Grupo Indalo.

Pollicita sostuvo que tanto Echegaray como López y su socio Fabián de Sousa integraron una supuesta “asociación ilícita” junto con otros ex funcionarios del Estado, por lo que también pidió las indagatorias de otros 20 funcionarios de alto y mediano rango de la AFIP. El fiscal analiza la posibilidad de llegar a la familia Kirchner, al indicar que parte de los millones que López acumuló gracias a la AFIP terminaron en manos de la ex presidenta Cristina Kirchner. En particular, a través de su actividad hotelera y los alquileres al “zar del juego”.

Los Kirchner le alquilaron al empresario cocheras, oficinas y departamentos en Puerto Madero.

El juez federal Julián Ercolini evaluará ahora si cita a indagatoria a todos los investigados dentro de la causa por la presunta asociación ilícita que la legisladora Elisa Carrió denunció en 2008, con el fallecido ex presidente Néstor Kirchner como supuesto jefe.

Como primer paso, sin embargo, Ercolini evaluará si es competente. Para eso pedirá información a la jueza en lo Penal Económico Verónica Straccia, quien instruye la causa por presunta insolvencia fiscal fraudulenta contra López y De Sousa que la AFIP denunció un día después de que LA NACION revelara la operatoria de la petrolera Oil Combustibles, el 13 de marzo pasado.

En su dictamen, Pollicita consideró que recabó pruebas suficientes para que se indague a todos los investigados. “Los intereses pecuniarios de las arcas del Estado se vieron notablemente afectados por las acciones y omisiones de los funcionarios [de la AFIP], que, entre otras irregularidades -planteó el fiscal-, no procuraron el cobro de la deuda [por $ 8000 millones] cuando era exigible, brindaron facilidades de pago de manera irregular, otorgaron planes de pago especiales cuando ya se había consolidado una deuda monumental, omitieron llevar a cabo las mínimas diligencias que hubieran permitido corroborar que la deuda superaba el valor de los bienes de uso y cambio de la empresa, y que la sociedad [en referencia a Oil Combustibles] se estaba descapitalizando a sí misma, mientras capitalizaba a otras sociedades del mismo grupo empresario.”

Los indicios

A lo largo de su dictamen de 48 fojas, Pollicita enumeró múltiples indicios de esa presunta connivencia -que calificó de “patente”- entre Echegaray, otros funcionarios de la AFIP y López y De Sousa. Entre otros:

De los 55 períodos fiscales que analizó, Oil Combustibles sólo pagó siete en tiempo y forma.

En menos de dos años, la petrolera se anotó en 185 planes de pago de corto plazo por una deuda de $ 4300 millones, “de la cual pagó únicamente el 12,54%; reformuló en otro plan el 37,48%, y le caducó deuda por el 49,98%” restante.

La AFIP le otorgó al menos dos planes especiales de pago “sin requerir a la empresa que acreditara la situación de crisis económico-financiera” como impone la ley.

La Subdirección General de Recaudación demoró “incluso hasta un año” el ingreso de las deudas en el sistema informático de la AFIP, por lo que retrasó así el reclamo de otras áreas del organismo al contribuyente.

Se detectó “alguna situación o comunicación -no plasmada en el sumario [de manera explícita] y hasta aquí desconocida- por la que el otorgamiento [de los planes de pago] se convirtió en «urgente» y se le imprimió mayor celeridad y flexibilizó el control formal que correspondía”.

De Sousa se notificó personalmente “en la oficina” de un alto funcionario de la AFIP “al día siguiente de otorgado el plan, lo que una vez más brinda un indicio de la vinculación entre funcionarios y empresarios”.

Todo esto ocurrió, abundó Pollicita, mientras Oil Combustibles giraba el dinero del ITC a otras empresas del Grupo Indalo en forma de préstamos “sin plazo de devolución” en el 96,4% de los casos, “sin garantía que lo respaldara” y a empresas “que a su vez se descapitalizaban. Un panorama desolador”, indicó el fiscal.

Pollicita también consideró que aun cuando Echegaray, López y otros sospechados ya fueron sobreseídos en un expediente anterior, sólo lo fueron por un tramo de toda la operatoria, por lo que pueden ser investigados y, por tanto, citarlos a indagatoria.

Así, el fiscal pidió que se indague a López y De Sousa como “partícipes necesarios” de los presuntos delitos ocurridos dentro de la AFIP. En particular, por Echegaray, el entonces director de la DGI, Rubén Toninelli y otros funcionarios del organismo: José Bianchi, Guillermo Michel, Pedro Roveda, Celeste Ballesteros, Juan Vallee, Daniel Collazo, Karina Venier, Mabel Fadda, Walter Tetes, Amanda Jaime, Walter D’Angela, Claudio Burtin, Marcelo Eglis, Eduardo Nappa, Simón Zárate, Pablo Aguilera, Fabián Di Risio, Víctor Cingolani y Gustavo Esperón. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. Pasó algo interesante con este… como KA ficho del juego apenas salió la noticia, reproducida sin parar en “el país de las maravillas” de Alicia, que se bajarían las entradas y se aumentarían las ganancias por timba en sus salas de juego.

    ¿Raro?, para nada, el trascendido fue para la gilada que va a jugarse la vida a esos antros de mala trocha.

    Una forma de ganarse adeptos con la cantidad de descocados que no saben que los juegos estas arreglados para que siempre pierdan.

Publicidad

OPI Video