Publicado el: 3, May, 2016

Suben un 60% los cigarrillos y es el mayor aumento de los últimos 15 años


Suben un 60% los cigarrillos y es el mayor aumento de los últimos 15 años
03/05 – 09:30 – Una medida que golpea al bolsillo, pero beneficia a la salud

Es por el alza de los impuestos a la producción tabacalera y por el impacto de la inflación. Un atado de una primera marca ya cuesta hasta 50 pesos.

Por: Julieta Roffo
“Cigarrillos con 50% de aumento”, avisaba ayer un cartel escrito en letras del tamaño de las advertencias en un kiosco de Villa Urquiza. La escena se repitió en distintos barrios: algunos kiosqueros sacaron de circulación los cartones de cigarrillos durante el fin de semana, otros vendieron sólo un paquete por persona, y hubo quienes se adelantaron discrecionalmente al incremento de precios que las tabacaleras anuncian por estos días y que en la mayoría de los casos se acerca al 60%. Hubo fumadores que caminaron 20 cuadras y no encontraron cigarrillos, y quienes se resignaron ante los nuevos precios pero que, al enterarse que aún no eran oficiales, volvieron a reclamar un reembolso –y lo consiguieron–.

Desde hoy, un paquete de 20 cigarrillos Marlboro que hasta ayer se vendía a 29 pesos costará 45, y un atado de Philip Morris pasará de 27 a 42 pesos. Así lo informó Massalin Particulares, que comercializa esas dos marcas entre otras. Y aunque todavía no difundió su nueva lista de precios, Nobleza Piccardo, que produce marcas como Lucky Strike y Camel, hizo saber a Clarín que “esta semana se darán a conocer los cambios en las tarifas, muy probablemente mañana”.

“Massalin Particulares informa que a partir del incremento de los impuestos internos decretados por el gobierno nacional debe aumentar un 60% los precios de todas sus marcas a partir de mañana (por hoy)”, comunicó ayer la empresa: se trata de un aumento sin precedentes en la Argentina en por lo menos los últimos 15 años, según detallaron desde la Fundación Interamericana del Corazón. Es además el segundo incremento del año, ya que en febrero las tabacaleras habían decretado un alza del 12%.

El disparador, aducen las empresas, es una disposición publicada ayer en el Boletín Oficial. La resolución que preocupa a la industria dispone que la tasa pagada por las tabacaleras por impuestos internos –un gravamen coparticipable entre las provincias– pase del 60 al 75%. Según la Cámara de la Industria del Tabaco (CIT), este aumento produce que la carga fiscal de cada atado de cigarrillos llegue a un 80%, cuando antes del anuncio oficial se ubicaba en el 69,3%.

“El fuerte incremento de la presión fiscal decidido por el gobierno nacional generará un inevitable aumento de los precios que afectará el volumen de ventas y tendrá un impacto negativo sobre la inflación, el nivel de actividad en las provincias productoras y en toda la cadena de valor económica del tabaco”, había alertado este domingo la cámara empresaria.

El Estado estima que en 2015 recaudó unos $ 20 mil millones de pesos a partir de la actividad tabacalera. La Fundación Interamericana del Corazón sostiene que un aumento del 50% en el precio de los cigarrillos implicará un incremento de $ 17 mil millones en la recaudación fiscal. Unos 1.100 millones irán a las siete provincias beneficiadas por el Fondo Especial del Tabaco (Catamarca, Chaco, Corrientes, Jujuy, Misiones, Salta y Tucumán, según su participación en la industria tabacalera). Otro de los beneficiados por el aumento impositivo será el sector de salud que lucha contra los daños ocasionados por el cigarrillo. Según el Ministerio de Hacienda y Finanzas, el consumo de tabaco en el país ocasiona $ 45 mil millones en gastos sanitarios.

“Los kiosqueros estamos preocupados. Nuestro margen de ganancia se mantiene en un 7% del precio de venta al público, pero ahora tendremos que tener más capital para comprar cigarrillos; para resguardarse de eso muchos comerciantes sacaron los cartones de la venta estos días”, justifica Adrián Palacios, presidente de la Unión Kiosqueros de la República Argentina, y agrega: “Los aumentos siempre son escalonados y esta vez es muy brusco; en general, la gente se queja pero sigue comprando, y ahora pueden bajar las ventas”.

Lo que preocupa a los comerciantes y a la cámara empresaria se contrapone con el entusiasmo que despertó en el área de Salud, que vislumbra una baja significativa en la cantidad de fumadores (ver Afirman que…). Comprar un atado de primera marca por día cuesta $ 16.500 al año. Alcanza, y sobra, para comprar un pasaje ida y vuelta a Madrid, pero sin causar daños a la salud propia y de los demás. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video