Publicado el: 5, May, 2016

Los gremios ponen más presión por la ley que frena los despidos


Ayer al finalizar el plenario de sindicatos en la CGT - Foto:
05/05 – 10:00 – Las CGT se negaron a ir mañana a Diputados para discutir los cambios que impulsan el PRO y Massa. Exigen que se vote el mismo proyecto que salió del Senado.

Por: Guido Braslavsky
A las complejas negociaciones en la Cámara de Diputados por la ley antidespidos se sumó esta noche una fuerte presión sindical para que los legisladores voten “como está” el proyecto que tuvo media sanción la semana pasada en el Senado, que frena los despidos por 180 días y establece la doble indemnización.

Las cinco centrales obreras habían sido invitadas a exponer mañana en un plenario de las comisiones de Legislación del Trabajo y de Presupuesto, en el inicio de una ronda para “escuchar a todas las partes” que apunta a sacar dictamen la semana que viene, y mientras el oficialismo de Cambiemos negocia contrareloj con el massismo para introducir modificaciones al proyecto.

Pero a última hora se supo de las bajas sindicales. La CGT Alsina sacó una resolución firmada por todo su consejo directivo, en la que declinó concurrir al señalar que ya ha “fijado claramente la posición” en el Congreso a través de su secretario general, Antonio Caló. E instó a votar el proyecto de los senadores “tal como fuera aprobado”. “No es una ley tan grave como para que no vengan las inversiones”, expresó a Clarín el mercantil Armando Cavalieri.

El camionero Hugo Moyano había avisado en la tarde que no asistirá. Y el gastronómico Luis Barrionuevo, de la CGT Azul y Blanca, se pronunció en el mismo sentido: “Para qué voy a ir. Es un problema de negociaciones entre los diputados. La ley debe ser aprobada como llegó del Senado”, dijo a este diario. Las dos CTA, que conducen pablo Micheli y Hugo Yasky, tomaron el mismo camino.

La discusión del proyecto que tanto preocupa al Gobierno macrista -anticipó que de aprobarse habrá veto presidencial a la prohibición de despidos y la doble indemnización-, tuvo el puntapié inicial hoy al mediodía en Diputados. A la espera del demorado ingreso a la Cámara de la iniciativa con media sanción del Senado, el oficialismo de Cambiemos terminó por aceptar una reunión de las comisiones de Legislación del Trabajo y de Presupuesto. Neutralizaba así la amenaza de llamado a una sesión especial esta misma semana y conseguía unos días de aire para escuchar a todas las partes, como venía reclamando.

Pero la ronda de consultas nació renga con el desplante sindical, con un impacto político que se está calibrando en estas horas. La agenda sigue el martes que viene con exposiciones de especialistas, pymes y cámaras empresarias críticas del proyecto. El miércoles con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el jueves se esperan los dictámenes para llevar el debate al recinto, en principio, el miércoles 18.

Este rumbo se fijó ayer en plenario de Trabajo y de Presupuesto, que presiden el peronista disidente Alberto Roberti y el macrista Luciano Laspina. Este último dijo anoche a Clarín que “si los gremios no vienen, será un gran error institucional”.

En el plenario, el kirchnerismo criticó duro la demora en enviar el proyecto que tuvo media sanción en el Senado hace largos siete días. Hoy a la noche el FpV informó que denunciará penalmente a la vicepresidenta y titular del Senado, Gabriela Michetti.

La estrategia del Gobierno, a todo esto, está centrada en alcanzar un acuerdo con Sergio Massa, cuya fuerza tiene la llave (37 diputados del interbloque, si bien con profundas diferencias en este tema) para inclinar la balanza en Diputados.

“La idea es trabajar en un proyecto ampliado, tomando como base el del Senado”, señaló un legislador de PRO. Admitió que aspiran a eliminar la prohibición de despidos pero de no lograrlo, podrían acompañar un proyecto de empleo y con disidencia en el punto de la prohibición.

Sergio Massa insistió en que buscarán acuerdo para un “proyecto superador” pero si no hay margen “vamos a quedarnos por la alternativa de mínima que es limitar” los despidos. Marco Lavagna, su referente económico en el bloque, también dijo a Clarín que si no pueden lograr “una ley mejor”, “no descartamos” votar el proyecto del Senado “como está”.

La cuestión es que si hay cambios, el proyecto debe volver al Senado, que con mayoría simple podría ratificar su texto inicial. Y todo el debate en Diputados quedaría en nada.

A todo esto, el Frente Renovador, muy dividido, buscaba resolver su propio intríngulis en reunión de varias horas que arrancó por la tarde. Héctor Daer expresó a la prensa que al menos 7 diputados de extracción sindical del espacio apoyarán el proyecto “tal como vino del Senado, porque hay que actuar con premura contra los despidos”. (Clarín)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. GUSANOTE dice:

    Estos Pu…,estuvieron 12 años callados ….ahora en 4 meses quieren soluciones….COMO DIJO BARRIONUEVO…”SI LOS PERONISTAS DEJAMOS DE ROBAR 2 AÑOS …EL PAIS SALE ADELANTE”….SI LOS KIRCHNERISTAN..DEJAN DE ROBAR..UNA SEMANA ,……EL PAIS …SALE ADELANTE…..ES MAS FACIL VER …GENTE VIVIENDO EN MARTE..QUE UN KIRCHNERISTA…HONESTO….

Publicidad

OPI Video