Publicado el: 11, May, 2016

La Justicia avanza sobre De Vido y lo procesa por el accidente de Once


El Ministro de Planificación Federal Julio De Vido - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
11/05 – 10:20 – Bonadio lo consideró responsable de haber permitido el deterioro de los trenes y la falta de control de las concesionarias; es la primera vez que es procesado

Por: Paz Rodríguez Niell
El juez federal Claudio Bonadio firmó ayer el primer procesamiento contra Julio De Vido , que durante más de doce años fue ministro de Planificación Federal y uno de los hombres más poderosos del kirchnerismo.

Según Bonadio, De Vido tuvo responsabilidad en la tragedia de Once. Sabía del deficiente estado en el que circulaban los trenes y de los incumplimientos de las empresas que prestaban el servicio, pero no hizo nada por revertir la situación.

“En razón del elevado cargo que ostentaba, existen múltiples elementos que dan cuenta del conocimiento con el que contaba De Vido”, sostuvo el juez. Bonadio afirmó que durante su gestión al frente del ministerio “se diseñó una política pública” que favorecía a las empresas concesionarias con subsidios millonarios y permitía sus incumplimientos.

En cuanto a los delitos, procesó a De Vido como coautor del “descarrilamiento de un tren agravado por resultar personas fallecidas y lesionadas” (en la tragedia murieron 51 personas, entre ellas una mujer embarazada) y como partícipe necesario de una “defraudación contra la administración pública por administración fraudulenta”. Además, dispuso un embargo sobre sus bienes de 600 millones de pesos.

A pesar de ser un funcionario clave que manejó un presupuesto gigantesco, durante los más de 12 años que fue ministro De Vido había tenido mejor suerte en los tribunales que muchos de sus colegas. Nunca había sido procesado ni citado siquiera a indagatoria. En los últimos meses su situación judicial se complicó.

En esta causa fue el Tribunal Oral Federal N° 2 -que ya dictó condenas por este caso- el que ordenó avanzar contra De Vido.

Cuando condenó a los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, sostuvo que debía investigarse al ministro como responsable del área. El tribunal advirtió que podía ser responsable de “la conducta inactiva y pasiva que caracterizó el actuar de la Secretaría de Transporte y de las propias dependencias del ministerio a su cargo”.

Ayer, Bonadio avanzó en esta línea. El juez sostuvo en su fallo que De Vido había señalado al maquinista Marcos Antonio Córdoba como “único responsable del suceso”, pero que eso no fue así. Bonadio afirmó que la tragedia no se explica en la conducta de una sola persona, sino en el obrar “de diversos individuos que en un modo deliberado han incidido en la producción del resultado”; entre ellos, De Vido.

“Durante su gestión como máxima autoridad del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios se posibilitó a ciertas empresas concesionarias de servicios públicos el manejo discrecional de los fondos que eran transferidos por el Estado Nacional, a causa de los deficientes controles en torno a la aplicación de los mismos”, afirmó Bonadio.

“El importante deterioro del material rodante y el monto de las multas impuestas por incumplimientos del concesionario son circunstancias que eran conocidas por la autoridad de aplicación”, sostuvo el juez.

Más subsidios

Bonadio dijo además que a pesar de que las empresas concesionarias incumplían sus obligaciones y tenían los trenes en pésimas condiciones “se les transferían sumas de dinero cada vez más importantes en concepto de subsidios”.

Según el fallo de ayer, nunca se efectivizaron las multas, nunca se concluyó la renegociación del contrato de concesión y nunca se tomó medida alguna “tendiente a optimizar la prestación del servicio”.

Con semejante escenario, Bonadio consideró que más allá de la responsabilidad que le cabe a Córdoba, “sucesos como el investigado pudieron haber sucedido en cualquier momento” porque las condiciones de las formaciones “ponían en riesgo constante la seguridad de los pasajeros”.

Además de haberle significado el primer procesamiento, en esta causa, De Vido declaró por primera vez en indagatoria. A juicio de De Vido, aquel llamado a declarar que le hizo Bonadio como acusado fue nulo. Ayer, el juez rechazó ese planteo.

En el mismo fallo de ayer, Bonadio procesó asimismo al ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren) Jorge Gustavo Simeonoff y a la ex directiva de TBA Silvia Emilse López. A ellos también les trabó un embargo de 600 millones de pesos.

Además, dispuso que ellos dos y De Vido se presenten personalmente en su juzgado dentro de las próximas 48 horas para notificarse de sus procesamientos y que se les tomen las huellas dactilares. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video