Publicado el: 11, May, 2016

Lázaro Báez y Julio De Vido apuntaron contra Ángelo Calcaterra


Para evitar incompatibilidades, el primo de Macri vende su empresa
11/05 – 10:40 – El ex ministro de Planificación y el empresario kirchnerista nombraron al dueño de la firma IECSA en dos causas judiciales

Por: Omar Lavieri
Ángelo Calcaterra es primo del presidente de la Nación, Mauricio Macri, y encabeza IECSA, una de las principales empresas de obra pública de la Argentina. Hace unos días Calcaterra anunció que quería vender la compañía para no quedar involucrado en el delito de negociaciones incompatibles con la función pública si resultara adjudicatario de algún millonario contrato durante el mandato de su primo.

Conocido en el ambiente ligado a la obra pública, el nombre de Calcaterra sonó alto la semana pasada cuando el empresario de la construcción Lázaro Báez declaró en indagatoria ante el juez Sebastián Casanello en la causa conocida como “La ruta del dinero K”. Había quienes sospechaban que Báez, detenido en la cárcel de Ezeiza, iba a pedir ser “imputado colaborador” e involucraría a la familia Kirchner en operaciones de lavado de dinero. Pero no lo hizo. No solo negó que hubiera cometido delito, sino que nombró a Calcaterra en su declaración del 5 de mayo pasado.

Cuando se refirió al dinero que aportó la empresa Helvetic Services Group a Austral Construcciones (la base de la imputación), desarrolló la historia de la licitación para las represas patagónicas que se llamaron Presidente Kirchner y Gobernador Cepernic. Allí nombró a IECSA y a Calcaterra, porque Báez se presentó a esa millonaria licitación junto a la empresa del primo de Macri y a otras firmas como Chediack S.A, Esuco S.A. y con la compañía china Sinohydro Group Ltd. De ese modo, Calcaterra fue introducido en el mismo expediente en el que está imputada, entre otros, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner está imputada.

Al día siguiente fue Julio De Vido, ex ministro de Planificación Federal del kirchnerismo y diputado nacional por el Frente para la Victoria, quien nombró a la empresa de Calcaterra en otra causa judicial donde se investiga un delito de corrupción.

De Vido está imputado y fue citado a indagatoria para el próximo 18 de mayo por el juez Julián Ercolini en el caso de la compra de trenes europeos en mal estado. Por esa causa fueron procesados los dos primeros secretarios de Transporte del kirchnerismo, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi. Jaime está detenido en la cárcel de Ezeiza, en tanto su testaferro, Manuel Vázquez, está también procesado y con prisión domiciliaria. En ese caso se demostró que Jaime y Vázquez cobraron coimas por la operación.

De Vido pidió la semana pasada la postergación de su indagatoria. Y cuando lo hizo presentó un escrito –al que accedió Infobae- en el que deslindó responsabilidades en la Secretaría de Transporte. Quizá por casualidad o como parte de una estrategia, para ilustrar el modo en que la Secretaría de Transporte tomaba las decisiones, De Vido eligió ilustrar con uno de los cientos de procesos licitatorios realizados en el área de Transporte. Escogió citar uno a uno los pasos burocráticos que dio la secretaría que estuvo a cargo de Jaime para llamar a licitación y otorgar la obra del anunciado y nunca construido “Tren Bala” que iba a unir a alta velocidad Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

De Vido reseñó las decisiones realizadas por la Secretaría de Transporte en aquella ocasión: resolución con el llamado a licitación pública nacional e internacional, aprobación de pliegos de condiciones y preadjudicación de la ejecución de la obra. Para cerrar con la lista de tareas que realizó Transporte –con autonomía- recordó que esa repartición firmó un Memorándum con la participación de la secretaría de Finanzas del ministerio de Economía y Producción sobre la propuesta financiera del consorcio Veloxia, que había ganado la licitación. El consorcio estaba integrado por la firma francesa Alstom, la española Isolux y las argentinas IECSA y Emepa.

Luego de nombrar a la sociedad del primo de Macri, De Vido retomó la senda de explicaciones acerca de las amplias facultades de la Secretaría de Transporte para realizar compras como la que se hizo a España y Portugal. Pero ya había instalado en otra causa judicial a la empresa de Calcaterra. Igual que horas antes lo había hecho Lázaro Báez. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video