Publicado el: 24, May, 2016

Retroceso parcial del Gobierno para suavizar las subas de gas


Retroceso parcial del Gobierno para suavizar las subas de gas
24/05 – 09:40 – Puso un tope del 400% a los aumentos en hogares de la Patagonia; financiará 50% de la factura a Pymes y comercios

Por: Pablo Fernández Blanco
La presión de los intendentes y los gobernadores, sumada a un clima social enrarecido por la inflación y los aumentos en la luz y el gas que comenzó a gestarse hace unas dos semanas, cuando empezaron a llegar facturas con incrementos en torno al 1500%, llevaron al presidente Mauricio Macri a volver sobre sus pasos y dar marcha atrás con una decisión que hace menos de dos meses le parecía incuestionable.

En una conferencia de prensa conjunta de los ministros Rogelio Frigerio (Interior) y Juan José Aranguren (Energía y Minería), el Gobierno anunció la marcha atrás parcial del aumento en la tarifa de gas, que comenzó a aplicarse en abril. Aunque no precisaron los números, ambos funcionarios, que actuaron por órdenes del Presidente, según dijo Frigerio, explicaron que la suba en la Patagonia para los hogares no podrá superar el 400%, muy por debajo del ajuste superior al 1000% que denunciaron algunos gobernadores. Ese tope “está en línea con otros incrementos registrados en el país, que no superaron el 400% para los consumos residenciales”, explicó Aranguren.

La medida favorecerá a clientes residenciales de Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Neuquén, Río Negro y La Pampa.

La diferencia la pondrá el Estado, por lo que habrá una restitución parcial de los subsidios que, justamente, quería achicar la administración de Mauricio Macri para reducir el déficit fiscal.

Los usuarios residenciales que ya hayan pagado la factura con aumentos superiores al 400% tendrán a favor una nota de crédito por el excedente, que será aplicada en la próxima boleta. Y en caso de no haberla abonado, las empresas distribuidoras les enviarán los nuevos valores con vencimiento diferido.

El costo fiscal de la medida recién se conocerá hoy, según explicó Aranguren ante una consulta de LA NACION.

Los comercios y Pymes, que también protestaron por las abultadas facturas de gas que recibieron en las últimas semanas, tendrán un premio menor. No se les bajarán las tarifas, pero sólo tendrán la obligación de pagar ahora la mitad de las facturas del invierno, mientras que el restante 50% podrán cancelarlo en los meses menos fríos del año.

Además, están en estudio los pasos a seguir en ciudades con un clima particular, como Mar del Plata. En ese caso, Aranguren habló de un replanteo estructural de la tarifa en ese distrito de la provincia de Buenos Aires, aunque aún no hay definiciones.

Presión provincial

Aranguren y Frigerio presentaron su decisión después de una reunión de dos horas con gobernadores y representantes de todas las provincias.

Entre otros, estuvieron Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Alberto Weretilneck (Río Negro), Mario Das Neves (Chubut), Omar Gutiérrez (Neuquén), Carlos Verna (La Pampa) y Miguel Lifschitz (Santa Fe).

Otra vez, Mario Das Neves tomó la representación de los más díscolos. En el punto álgido del encuentro, les recordó a los funcionarios que la situación social en las provincias no era buena, y que el aumento de las tarifas había generado aun más impaciencia. Lo acompañaron en su molestia Verna y Pablo González, vicegobernador de Santa Cruz, que asistió en nombre de Alicia Kirchner.

Con más o menos frontalidad, el resto de los timoneles provinciales, en especial los patagónicos, les expresaron un punto de vista similar a Aranguren y Frigerio, que pidieron un cuarto intermedio y salieron algunos minutos de la sala del Ministerio de Energía. Cuando volvieron, Frigerio fue el primero en hablar y les hizo la propuesta de limitar al 400% las subas en el sur del país.

Aunque el Gobierno cedió parcialmente, no se agotó la discusión con los gobernadores, que seguirá en las próximas semanas con encuentros divididos por regiones (Noreste, Noroeste y la zona Centro).

Un poco a modo de advertencia, Aranguren justificó los aumentos. “Nuestro objetivo es que haya más energía para mover el aparato productivo. Lo peor que nos puede pasar es quedarnos sin suministro y que debamos cortarles a las industrias o a las estaciones de servicio”, sostuvo.

Ayer no hubo nuevas definiciones con respecto a los aumentos de la electricidad. A fines de la semana pasada, Energía había informado que duplicaría el bloque gratuito para los usuarios de la tarifa social, algo que también representa una vuelta atrás parcial con la quita de subsidios. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video