Publicado el: 8, Jun, 2016

Retocan la ley de jubilados para asegurar la votación


Con 165 votos a favor, Diputados aprobó el proyecto para pagar a los buitres
08/06 – 09:20 – El oficialismo acepta modificaciones propuestas por el massismo y el PJ disidente. Entre ellas, la de limitar la venta de acciones de la ANSeS. Así, en una semana podrían aprobarla.

Por: Guido Braslavsky
El debate del blanqueo de capitales y pago a los jubilados fue retomado ayer en Diputados, donde el oficialismo se muestra abierto a introducir cambios pedidos por distintos sectores de la oposición para garantizar su media sanción la semana que viene. Cambiemos quiere tener dictamen mañana en las comisiones de Presupuesto y de Previsión Social, y en ese rumbo hoy será una jornada clave.

El oficialismo concentra las negociaciones con el Frente Renovador y el peronismo disidente de Oscar Romero y Diego Bossio (último director de la ANSeS kirchnerista). “Estamos muy cerca de acordar con el FR y el BJ”, se mostró confiado el presidente de la Comisión de Presupuesto, el macrista Luciano Laspina, en diálogo con Clarín. Reconoció igual que “subsisten diferencias y habrá discusiones particulares, en cantidad de cosas, a revisar punto por punto”. Como en iniciativas anteriores esperan contar con apoyo de fuerzas provinciales cuyos diputados responden a los gobernadores, un camino que fue allanado con la inclusión del acuerdo para la devolución a las provincias del 15% de la coparticipación.

Pero en la oposición hay muchas dudas, y el punto de mayor resistencia sigue siendo la venta de acciones de la ANSeS en empresas privadas –que integran el Fondo de Garantía de Sustentabilidad–, aunque se “flexibilizaría” para casos específicos; por otra parte, hay cuestionamientos a la pensión universal para la vejez –inferior a la jubilación mínima–, que reemplazará a la moratoria previsional. Lo que sí acuerdan los bloques opositores más numerosos es en sacar la ley adelante para que puedan cobrar los jubilados.

Desde el massismo, Marco Lavagna reconoció que la intención es acompañar un dictamen de mayoría pero estimó que para eso “habrá muchos cambios, podría ser un 80% del proyecto como pasó con la ley de pago a holdouts”.

Por lo pronto, después de fuertes críticas, el oficialismo –con el propio Presidente a la cabeza– aceptó modificaciones al artículo 85 que prevé penas y multas a quienes difundan información sobre las personas que ingresen en el blanqueo de capitales (ver página 7).

También quedará plasmado el acuerdo para excluir del blanqueo a legisladores y jueces, además de gobernadores y funcionarios provinciales y municipales, extensivo a cónyugues o convivientes y a sus hijos, siguiendo los términos que prescribe la Ley de Etica Pública, señaló Laspina.

Sobre la venta de acciones de la ANSeS, que representan el 12% del patrimonio del FGS –unos $ 90 mil millones–, como indicó ayer Clarín se avanzaría en permitir disponer de esas acciones pero sólo en casos muy puntuales, como quiebras de empresas. El FR, el BJ y el Frente para la Victoria rechazan la venta de acciones, que consideran un activo fundamental del FGS.

El kirchnerismo no había definido ayer si presentará dictamen propio. El diputado Axel Kicillof volvió a hacer duras críticas: “Es un engaño decir que es una ley para pagar a los jubilados”. Y advirtió que el aumento de 45% promedio que señala el Gobierno no será para todos. También rechazó la pensión universal, que “crea jubilados de primera y de segunda”. Críticas similares hizo la especialista en temas previsionales del FR, la diputada Mirta Tundis: “No se puede generalizar que va a haber 45% de aumento. Hay gente que va a recibir sólo 5, o 10%”, advirtió. También cuestionó las quitas que el proyecto establece para el pago de los juicios.

Las negociaciones con los bloques opositores se dieron en paralelo al plenario de comisiones donde por seis horas expusieron especialistas en temas previsionales. Entre ellos el defensor de la Tercera Edad de la Ciudad, Eugenio Semino, quien reclamó subir la jubilación mínima, hoy menos de 5 mil pesos (ver pág 6).

Por fuera del proyecto, el massismo también reclama un “plus” hasta setiembre en que vendrá el próximo aumento de la movilidad jubilatoria. Pero el Gobierno no es proclive a destinar más recursos. Tampoco a ceder en el reclamo de trece provincias –encabezadas por Córdoba, Santa Fe y La Pampa–, las que no transfirieron sus cajas previsionales, que quieren que la Nación aporte para cubrir sus déficit.

Los ministros provinciales de Economía se reunirán hoy en el Congreso con legisladores opositores. El FR y el FpV anticiparon que buscarán incluir el tema en el proyecto de blanqueo. Desacuerdo en puerta, para el oficialismo: “Es una locura”, dicen. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video