Publicado el: 10, Jun, 2016

Devolución del IVA a jubilados: el beneficio llega a 8,6 millones de personas


Prat-Gay: "No estamos en una etapa de ajuste"
10/06 – 09:30 – Abarca también a pensionados y titulares de planes sociales. Busca compensar el peso de la inflación sobre los sectores más vulnerables. “Queremos expandir los derechos sociales”, dijo Alfonso Prat-Gay.

Por: Martín Bravo
Si el pago de los juicios contra la ANSeS fue presentado por el Gobierno como “la medida más trascendente” desde el inicio de la gestión de Mauricio Macri, la devolución de una parte del IVA a jubilados que cobran la mínima y a beneficiarios de planes sociales por compras en comercios minoristas funcionó como un argumento para sostener que el macrismo “acompaña” a los sectores más vulnerables en el contexto de ajuste, inflación y aumento de tarifas en los servicios públicos. De ese modo lo plantearon ayer los ministros Alfonso Prat-Gay -Hacienda y Finanzas- y Carolina Stanley -Desarrollo Social-, en una conferencia de prensa junto con Alberto Abad, titular de la AFIP, un día después de que el Senado sancionara la ley por unanimidad.

“El IVA es un impuesto regresivo que castiga a los que menos tienen. Hay casi nueve millones de argentinos a los que les estamos evitando los aumentos de precios de los últimos seis meses. No es poco”, aseguró Prat Gay, luego de remarcar que la medida equivaldrá a “retrotraer el valor de la canasta básica alimentaria a los valores de enero” para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo, y de noviembre para los jubilados.

Una vez reglamentada, la ley comenzará a regir el mes próximoy devolverá el 15% del IVA por las compras de los primeros $2.000 (el límite será de $300 para los jubilados y de $200 para la AUH). Abarcará a unas 8,6 millones de personas y tendrá un costo fiscal anual de unos $25.000 millones.

“Es un esfuerzo compartido con las provincias”, se preocupó por aclarar Prat-Gay más de una vez en referencia a la coparticipación del IVA. Durante la sesión en el Senado, legisladores peronistas pidieron sin éxito que la devolución involucrara únicamente lo que corresponde a la Nación.

El ministro también anunció que durante julio el reintegro será de $150 en la primera compra -más allá del monto- y otros $150 en la segunda, para incentivar el uso de la tarjeta.

“El Presidente ya dijo que hubiera preferido no tomar algunas medidas, pero queremos un país sincero, y el Gobierno está pensando y acompañando a las personas que más lo necesitan”, dijo luego Stanley, que unas horas antes había conseguido desactivar un corte de organizaciones sociales frente a su ministerio, en reclamo de mayor provisión para comedores sociales.

La titular de Desarrollo Social mencionó los pagos extra para beneficiarios de planes y jubilados -$400 en diciembre y $500 en mayo-, la ampliación de la AUH para monotributistas y trabajadores temporarios, el programa de emprendimientos sociales y la suba del salario mínimo a $8.080 -a partir de enero de 2017- y del seguro de desempleo a $3.000 como las otras medidas destinadas a los sectores de bajos recursos.

“Es una de las tantas medidas que este Gobierno ha puesto en práctica para acompañar a los más vulnerables y expandir los derechos sociales, a pesar de que estamos en una situación delicada desde lo fiscal”, sostuvo Prat-Gay en el mismo sentido.

La percepción de que Macri gobierna “para los ricos”, advertida por los funcionarios en las encuestas cualitativas a partir de las medidas implementadas, no fue la única que buscaron contrarrestar con el anuncio. “Se dice que hay discusiones entre los ministros de los números y los sociales. Acá estamos demostrando que no hay medida económica sin acompañamiento desde el lado de las medidas sociales y que no hay decisiones que no contemplen todo este universo”, salió al cruce Stanley de las pujas instaladas entre los integrantes del gabinete con perfil técnico y los más políticos.

Prat-Gay también remarcó el amplio apoyo del proyectoen el Congreso, lo presentó como una promesa cumplida y a su vez como una muestra de la predisposición del oficialismo para aceptar modificaciones: “Es un ejemplo de cómo una de las promesas de campaña de un Gobierno sin mayoría, si está bien trabajada en las comisiones, puede conseguir un acompañamiento unánime. De los 16 artículos sancionados, sólo seis quedaron de la redacción original”.

Sobre el final descartó por parte del Ejecutivo la eximición del aguinaldo del pago de Ganancias (“con la suba del mínimo no imponible estamos en la situación que queríamos estar”), y consideró que una medida de ese tipo beneficiaría a los sectores medios y altos. El anuncio esta vez estaba dedicado a los de bajos recursos. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video