Publicado el: 13, Jun, 2016

Cristóbal López sumó empresas con fondos que debía a la AFIP


Cristóbal López, otro integrante de la asociación ilícita de la década ganada, busca ponerse a resguardo
13/06 – 09:10 – Compró la aseguradora Generali con la deuda millonaria que tenía Oil Combustibles

Por:Guadalupe Vázquez
El zar del juego, Cristóbal López , y su socio Fabián de Sousa adquirieron una empresa con fondos de Oil Combustibles provenientes de la retención indebida de impuestos. Se trata de la aseguradora Generali, cuya compra fue confirmada en noviembre de 2015 y pagada desde Oil mediante transferencias que se extendieron hasta enero de 2016.

La caja de la petrolera, sospechada por la Justicia de haber retenido en forma fraudulenta unos 8000 millones de pesos en impuestos a la transferencia de combustibles para fondear la compra de otras empresas, es desde donde salieron las transferencias para pagar Generali. Documentos a los que tuvo acceso LA NACION prueban que el 29 de enero se realizaron dos transferencias, una por $ 70.129.927,45 y otra por $ 69.985.118,70. Es decir, por un total de poco más de 140 millones de pesos. Esto refuerza la hipótesis de que el empresario kirchnerista usó los fondos de los impuestos impagos para financiar la expansión de su imperio.

La operación, que se llevó a cabo usando el sistema de medio electrónico de pagos (MEP) es una entre muchas otras realizadas en el primer trimestre del año desde Oil a otras empresas del Grupo Indalo. La operatoria es siempre la misma: la petrolera es la fuente de recursos financieros hacia las demás empresas, aun desoyendo los consejos de la gerencia, que en algunos casos advertía, como lo hizo explícitamente luego del pago de Generali, que “el faltante en caja de Oil Combustibles pone en riesgo la operación para el mes de marzo”. Consultados al respecto, voceros de la compañía no hicieron comentarios.

Generali es una de las empresas que el juez Esteban Furnari dejó fuera de la cautelar que le impide a Indalo hacer movimientos de sociedades hasta saldar su deuda fiscal. Titular del Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal N° 2, Furnari dictó esa medida ante los hechos denunciados por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la amplió a casi todas las empresas del Grupo Indalo, impidiendo su desmembramiento y cambio de sede social. El objetivo fue evitar cualquier manejo financiero que pusiera en riesgo el pago de lo adeudado al Estado.

Sin embargo, debido a que la aseguradora no está alcanzada por la cautelar, López estaría intentando venderla, a sólo siete meses de su adquisición. De esta forma, Indalo dejaría de lado su estrategia original, que era buscar una sinergia entre el Banco Finansur -adquirido en 2012- y la compañía de seguros. Según la Superintendencia de Seguros, al momento de su venta, Generali Argentina -hasta entonces propiedad de la italiana Assicurazioni Generali, que controla también La Caja de Ahorro y Seguro- tenía activos por $ 731,2 millones, un patrimonio neto de $ 133,9 millones y un resultado acumulado positivo de $ 8 millones. Sin embargo, apenas dos días después de que se hiciera pública la compra del 100% del paquete accionario, la calificadora de riesgo Moody’s redujo fuertemente su evaluación sobre la empresa, ya que estimó que “tendría una fuerte reducción en su volumen de negocios”, según lo explicó oportunamente la compañía mediante un comunicado.

Si bien nunca trascendió el monto pagado por Indalo, se estima que la operación alcanzó los 15 millones de dólares, de los cuales por lo menos diez -o 140 millones de pesos, al tipo de cambio del día- salieron de las arcas de Oil Combustibles.

Con el cambio de gobierno y sin contar ya con la protección de sus contactos políticos, López ha dedicado toda la primera parte del año a intentar desprenderse de activos, en clara contraposición con la política expansiva que venía desarrollando. Ya sea para capitalizarse y así poder afrontar el cúmulo de deudas con el Estado o para bajar el nivel de conflicto político con el macrismo, el intento de venta de Generali o el reciente traspaso de sus acciones de Casino Club -sea en la realidad o sólo en los papeles- responden a esta estrategia. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video