Publicado el: 14, Jun, 2016

Afirman que Macri ya trajo los $ 18 millones de las Bahamas


Afirman que Macri ya trajo los $ 18 millones de las Bahamas
14/06 – 09:30 – En Gobierno dicen que con ese dinero compró bonos argentinos. Y que sospecha de las actitudes de Gils Carbó.

Por: Eduardo Paladini
Lo que parecía un improvisado paso de comedia, en plena Casa de Gobierno, se concretó a los pocos días. Mauricio Macri convirtió los más de 18 millones de pesos que tenía depositados en Bahamas en bonos argentinos. Así se lo había propuesto una periodista, a fines de mayo, en un breve intercambio que trascendió en los medios; y así ocurrió, según lo aseguró anoche a Clarín una alta fuente del Ejecutivo. No hubo mayores precisiones sobre por cuáles papeles optó.

El Presidente, en la intimidad, sigue defendiendo la historia de esa plata: insiste en que fueron a parar a un paraíso fiscal por la venta del banco Merrill Lynch, donde tenía resguardados esos ahorros. La explicación, insuficiente para algunos, se había dado en un contexto poco ameno para Macri. Desde hacía semanas se veía envuelto en otra fuerte polémica por la aparición de su apellido en una sociedad fantasma en Panamá. Una herida sobre la que el kirchnerismo sigue saltando con ganas.

El Presidente es consciente de que la presión judicial sobre sus movimientos financieros seguirá. Como Cristina, cree ver detrás de las investigaciones la mano malintencionada de la política y el acompañamiento dócil de algunos medios. Pero en particular duda de una funcionaria judicial. A seis meses de haber asumido, Macri mantiene la misma obsesión en desprenderse de lo que considera uno de los peores residuales del kirchnerismo: la procuradora general Alejandra Gils Carbó.

La presión inicial del PRO, con enviados como el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el empuje público que le imprimió el propio Presidente, no corrió por ahora a Gils Carbó de su lugar. La versión de que la jefa de los fiscales se iría a mitad de año, con una jubilación privilegiada, no pasó por ahora de rumor. Y Macri vislumbra su sombra en cada movimiento de los fiscales que le responden.

“Nos dicen que Federico Delgado es independiente, pero medio loquito. Imaginate que la jefa (por Gils Carbó) felicita al loquito por lo que hace, le mete nafta para que siga así”, resumen con enojo cerca de Macri. Se refieren al fiscal que lo imputó por el caso de los Panamá Papers y que pidió diversas medidas de prueba sobre él y sus familiares. “Piden cosas de sus hermanos, de 10 años para atrás, todo relacionado con el padre. Si el problema es Franco, que Delgado lo investigue a Franco”, agregan.

También en el oficialismo acusan a la procuradora de ponerles freno a los fiscales en los casos en los que los involucrados son los ex funcionarios kirchneristas. Con semejante clima, no debería sorprender en breve una nueva presión del oficialismo para intentar sacar a Gils Carbó.

Macri sigue con particular atención las causas sobre Cristina y el empresario Cristóbal López. Sobre ambas, pareciera tener intereses distintos. A la ex presidenta la sigue midiendo en términos políticos. Y cree que ella en persona, o alguien del cristinismo, serán candidatos el año próximo. ¿Y no podría terminar presa en la causa por la que ya se encarceló a Lázaro Báez? “Naaa. Súper libre”. Así responden en la cúpula del Gobierno cuando se los consulta por el futuro inmediato de Cristina. “En dos años puede haber juicio oral, pero para 2017 va a estar súper libre”, insisten.

En el caso de Cristóbal, la determinación de Macri coincide con el avance judicial, del Gobierno porteño y la AFIP sobre los bienes del empresario K. “¿Te currás 8.000 palos y me preguntás si tengo algo personal?”, dicen que le dijo el Presidente a López cuando éste buscó un acercamiento. Hubo intentos personales, telefónicos y por carta. En el Gobierno aseguran que Macri busca recuperar los 8.000 millones de pesos que el empresario dejó de pagar en un impuesto a los combustibles y con los que compró empresas de otros rubros. Prefieren evitar pronósticos sobre si el “zar del juego” puede ir preso, como Báez. Conceden, sí, que otros empresarios imitan a López y llaman a Macri para pedir “excepciones”. Juran que a todos les dice que no.

“Como dice el Papa, hay que recuperar la cultura del trabajo, del esfuerzo”, dicen sin inocencia en la Casa Rosada sobre el futuro. Ya de noche, confirman que Macri habló con la canciller Susana Malcorra. (Clarín)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. Jajaja! que significa esto…? que los de OPI van a cobrar el aguinaldo! Uds y todos sus colegas al servicio del poder oligarca son tan responsables como los politicos del gobierno por el sometimiento que esta sufriendo el Pueblo!

Publicidad

OPI Video