Publicado el: 14, Jun, 2016

Tasas en baja: se terminó la fiesta de los pesos


El dólar libre baja 20 centavos y se vende a $15,10 en la City
14/06 – 09:20 – Los analistas aseguran que es un buen momento para dolarizar las carteras; recomiendan bonos y Lete en la divisa norteamericana

Por: Cecilia Boufflet
La codicia siempre vence a la cautela en el mundo de los inversores. Como respuesta a esa regla, los argentinos que históricamente se han volcado al dólar como instrumento de ahorro e inversión se tentaron con las altísimas tasas de interés en pesos que tuvieron como referencia las Letras del Banco Central (Lebac) que llegaron a pagar 38 por ciento. Pero con la baja de las últimas tres semanas la tasa apenas supera el 33% y el billete norteamericano recupera el atractivo cotizando a 14 pesos.

Alguien que apostó a las altas tasas en febrero, cuando el dólar costaba 16 pesos, y compró 10.000 pesos de Lebac a 35 días, consiguió 11.132 pesos luego de renovar dos veces esa inversión y al completar 105 días. Pero en dólares pasó de tener 625 dólares en febrero a contar ahora con 795, una ganancia en moneda dura de 27,2% en tres meses.

Pero el escenario hoy es otro, la tasa de interés de las Lebac bajó más de cuatro puntos y está desde la semana pasada en 33,25%, mientras que el dólar descendió fuerte y coquetea con perforar el piso de los 14 pesos, por lo que las recomendaciones de los expertos dicen que es tiempo de ir desarmando las posiciones en moneda local.

“Por el blanqueo y la entrada de capitales, el tipo de cambio seguirá estando atrasado en este semestre, pero hay que ser muy cuidadoso porque la fiesta de los pesos se está terminando”, dice el director de inversiones de Maxinver, Marcelo Elbaum.

Si una Lebac rinde 33,25% a 35 días y seguiría en descenso hasta fin de año, no conseguiría una ganancia por encima del 15%, mientras que si el dólar regresa a una zona de 16 pesos en diciembre estaría aumentando más del 14%, lo que implica que el atractivo de invertir en pesos desapareció.

“Estamos recomendando empezar a dolarizar las carteras”, dice Enrique Emiliozzi, gerente del Centro de Inversiones del Banco Hipotecario, y considera que quienes estaban con sus ahorros entre 80 y 90% en pesos deben comenzar a cambiar a un mix 60% en dólares y 40% en pesos.

Para alguien que invirtió sus pesos en Lebac hasta ahora, la opción más atractiva en dólares son las Letras del Tesoro (Lete), marca Elbaum. El instrumento funciona casi de la misma manera que las Lebac, pero el emisor es el Tesoro Nacional en lugar del Banco Central, y los plazos son a 90 y 180 días. El inversor pone pesos en su cuenta, ordena la compra de Lete a la Sociedad de Bolsa o el banco con el que opera, y en 90 o 180 días recibirá dólares billete.

Las lete tienen un rendimiento del 3,6% en dólares a 180 días. Por lo tanto el ahorrista que hoy tiene 10.000 pesos y podría comprar con ese dinero 714 dólares, si los invierte en ese instrumento en diciembre obtendrá en realidad 726 dólares billete.

Pero en pesos, además, la diferencia será mayor porque los 10.000 pesos iniciales se transformarán en 11.618 pesos, si el tipo de cambio cotiza a 16 pesos por dólar, y la ganancia en esa moneda habrá sido del 16% en seis meses.

“Es una buena manera de dolarizar la cartera de manera conservadora, porque las Lete tienen un nivel de seguridad muy grande ya que quien las paga es el Tesoro”, explica Emiliozzi.

Otras recomendaciones del ejecutivo del Hipotecario para pasar de pesos a dólares son los bonos en dólares emitidos por la Nación, como el Bonar 24 (AY24) y el Bonar X (AA17), que pagan una tasa de interés en dólares de más del 7% anual, pero para el inversor conservador que va a poner sus pesos para sacarlos cuando el título llegue a su vencimiento hay que saber que hay que esperar al año que viene en un caso y a 2024 en el otro. El que los puede esperar se garantiza comprar con pesos dólares a un valor muy bajo hoy y garantizarse una tasa de interés alta en moneda dura por un plazo significativo.

Para los que tienen tolerancia a algo más de riesgo hay bonos emitidos por provincias en dólares que tienen rendimientos que superan el 11% anual. En esa lista figuran el bono de Mendoza PMO18 y el de Neuquén NDG21. “Son papeles que tienen mayor nivel de riesgo que una emisión de deuda de la Nación, pero como están garantizados por la coparticipación el primero y por las regalías petroleras el segundo, tienen un respaldo adicional”, dice Emiliozzi.

Elbaum también rescata los bonos dólar linked, que se compran con pesos y cuando llega el vencimiento pagan pesos, pero ofrecen una cobertura contra el dólar porque además de la tasa de interés pagan la devaluación que sufra el dólar en el período que dura la inversión.

Finalmente, si bien la inversión en cualquiera de estos instrumentos puede hacerse de los 1000 pesos en adelante en varias entidades financieras, lo ideal es no invertir menos de 5000 pesos en cada uno de los instrumentos, para evitar que las comisiones fijas y mínimas que cobran los bancos se consuman las ganancias. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video