Publicado el: 24, Jun, 2016

El efecto del caso López fragmenta al bloque de diputados del FPV


El efecto del caso López fragmenta al bloque de diputados del FPV
24/06 – 09:00 – Ya se alejaron seis legisladores del Movimiento Evita y la conducción del PJ resolvió armar una bancada propia la semana que viene, molesta con la decisión del kirchnerismo de proteger a De Vido

Por: Gabriel Sued
El temblor que azota al Frente para la Victoria (FPV) por la escandalosa detención del ex secretario de Obras Públicas José López se convirtió ayer en terremoto. El alejamiento de los seis diputados del Movimiento Evita, anunciado tras una sesión con llamativas ausencias en la votación sobre los fueros parlamentarios de Julio De Vido , es la antesala de la ruptura generalizada de la bancada que preside el kirchnerista Héctor Recalde .

El sector de diputados identificados con la nueva conducción del PJ resolvió dejar el bloque y crear una bancada propia. Lo hará la semana que viene, por decisión del Consejo Nacional del partido, presidido por José Luis Gioja , convocado para el jueves, a las 16. “Se va a instruir a los diputados a armar un bloque propio, representativo del PJ”, detallaron a LA NACION dirigentes al tanto de la organización del encuentro. Esto es, a armar un espacio no kirchnerista.

El quiebre representa un golpe muy duro para la fuerza de Cristina Kirchner , porque el bloque de diputados concentra el espacio institucional más representativo de la identidad kirchnerista. Desde el 10 de diciembre, la bancada se fue desgajando de a poco. Perdió 28 diputados: pasó de 98 a 70 integrantes.

La ruptura tuvo ayer el segundo capítulo desde la detención del ex secretario de Obras Públicas, el 14 de junio. La semana pasada se habían ido del bloque tres diputados por Misiones, liderados por el ex gobernador Maurice Closs. Los seis legisladores nacionales del Movimiento Evita anunciaron la creación del Peronismo para la Victoria.

Reclamo de autocrítica

“La ausencia de una fuerte autocrítica hizo difícil la construcción de mayorías en la cámara”, explicó en conferencia de prensa Leonardo Grosso, la voz cantante de los diputados que ayer abandonaron el bloque. “No renegamos de nuestra identidad y de los gobiernos de Néstor y de Cristina Kirchner”, aclaró, en conferencia de prensa. Lo acompañaban otros cuatro diputados de la agrupación: Lucila De Ponti, Remo Carlotto, Silvia Horne y Andrés Guzmán. También es parte del espacio Araceli Ferreyra, que estuvo ausente.

En público y en privado los diputados del Evita niegan que la ruptura se deba de manera exclusiva al caso López, pero admiten que la falta de reacción del kirchnerismo fue un factor de peso. “No se puede tener medias tintas con los hechos de corrupción”, señaló Grosso, y consideró que la respuesta del bloque había sido “insuficiente”. La semana pasada él había propuesto en una reunión del bloque que todos los miembros de la bancada renunciaran a sus fueros, para dar una señal ante la sociedad.

Los diputados de la agrupación que lidera Emilio Pérsico se ausentaron del recinto durante el debate sobre el proyecto para autorizar un allanamiento en la casa del ex ministro De Vido.

No coincidían con la iniciativa, pero tampoco estaban de acuerdo con salir en defensa del ex funcionario. Otra cuestión decisiva para la ruptura fue una reunión que Grosso y otros dirigentes del Movimiento Evita tuvieron la semana pasada con Cristina Kirchner, en Santa Cruz. Volvieron muy enojados.

La lista de ausentes en la votación sobre los fueros de De Vido superó por amplio margen a los diputados del Evita y confirmó que la ruptura de la bancada no terminó ayer. En total faltaron 27 integrantes del bloque. La mayoría había avisado, dicen cerca de Recalde. Entre ellos, Cristina Álvarez Rodríguez, ex ministra de Gobierno de Daniel Scioli. En la lista de los ausentes sin aviso ni explicación figuran Sandra Mendoza (Chaco), Darío Martínez (Neuquén), Abel Furlán (de la UOM), Gustavo Arrieta (ex intendente de Cañuelas) y Luis Bardeggia (Río Negro).

Gioja y los dos diputados que le responden, Daniela Castro y Héctor Tomas, estuvieron en la sesión y votaron junto con el resto de la bancada del FPV. El presidente del PJ no pretende romper lanzas con el kirchnerismo. Después de formar un bloque propio del PJ, la semana que viene, su plan es reunir a todos los espacios peronistas en un interbloque, en el que también puedan estar los cristinistas, siempre que acepten resignar la conducción. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video