Publicado el: 29, Jun, 2016

Grindetti quedó imputado en la causa de los Panamá Papers por enriquecimiento ilícito


Grindetti quedó imputado en la causa de los Panamá Papers por enriquecimiento ilícito
29/06 – 10:10 – Al intendente de Lanús, allegado a Macri, se le detectó una firma offshore, en la que figura como apoderado; el funcionario negó tener empresas o cuentas

Por: Hugo Alconada Mon
El secretario de Hacienda porteño durante la gestión de Mauricio Macri y actual intendente de Lanús, Héctor Grindetti, quedó imputado ayer por presunto enriquecimiento ilícito por su vinculación con una sociedad offshore constituida en Panamá y una cuenta bancaria abierta en Suiza. El fiscal federal Patricio Evers decidió imputar a Grindetti y pidió exhortos a Panamá y Suiza para determinar el rol del funcionario de Cambiemos en Mercier International, una firma offshore que LA NACION reveló como parte de la investigación conocida como Panamá Papers.

Grindetti figura como apoderado de Mercier International, según surge de una escritura pública fechada el 2 de julio de 2010, pero esa sociedad se constituyó con acciones al portador, por lo que se ignora quién es su verdadero dueño. Al requerir información a Panamá, Evers busca determinar si el titular de esa firma offshore es el propio Grindetti, camuflado detrás de un poder especial para administrarla, y también de una cuenta en Suiza.

Mediante un comunicado, Grindetti dijo ayer que no cometió “ningún ilícito” y que no tiene “nada que ocultar”, por lo que sostuvo que les ordenó a sus abogados que presentaran “la información requerida por la Justicia”. “Estoy absolutamente tranquilo. No tengo una empresa en Panamá ni una cuenta”, indicó. “Soy un hombre público que viene del mundo de los negocios, hace 40 años que trabajo en la actividad privada. No vine a la política para enriquecerme.”

Como primera medida, Evers le pidió ayer a la jueza federal María Servini de Cubría que solicitara al gobierno porteño, a la municipalidad de Lanús y a la AFIP las declaraciones juradas presentadas por Grindetti desde diciembre de 2007.

El fiscal pidió además a Servini de Cubría que “libre exhorto internacional a la Confederación Suiza, a fin de que requiera al banco Clariden Leu Ag toda aquella información de la cual surja Néstor Grindetti como titular y/o apoderado para actuar por sí o por cuenta ajena”.

La investigación judicial se inició a partir de una denuncia que radicó el fiscal de instrucción Martín Niklison, “luego de tomar conocimiento de lo publicado por distintos medios de comunicación en cuanto a la investigación periodística Panamá Papers”, que integra LA NACION.

Este diario reveló el 4 de abril pasado la existencia de documentos del estudio jurídico panameño Mossack Fonseca que vinculan a Grindetti con esa sociedad y la cuenta bancaria, como parte de una investigación mundial desarrollada junto al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

En esos documentos, el entonces secretario de Hacienda porteño aparece como administrador de Mercier International: “El poder aquí conferido podrá ser usado y ejercido por Néstor Osvaldo Grindetti en cualquier parte del mundo”, decía. Y a la hora de detallar sus funciones, enumeró: “Administrar la sociedad sin limitación alguna, tanto mediante actos de simple administración, así como los de disposición; celebrar o llevar a cabo en nombre de la sociedad contratos o actos de toda clase y descripción y más específicamente pero sin limitarse a las facultades expresadas a continuación”.

El rol de Grindetti en Mercier International superó las fronteras de Panamá. Entre mediados de 2010 y 2013, recibió otro poder para abrir, manejar y firmar una cuenta en el banco Clariden Leu Ag, en Zurich.

Tras la revelación de LA NACION, la oposición en Lanús se unió para citar a Grindetti en el Concejo Deliberante y exigirle que explicara su aparición en los Panamá Papers, su presunta inhabilitación comercial y un pedido de captura de Interpol.

Ese pedido de captura provino de la oficina brasileña de Interpol, que el 7 de abril pidió a la sede central del organismo en Francia que subiera a la base de datos la circular roja con la orden de captura internacional en contra del intendente de Lanús.

Según Grindetti, todo se debió a “un error administrativo” de un juez de Brasil en una causa que se inició en 2002 en ese país contra una compañía del Grupo Macri, a la que el funcionario de Cambiemos perteneció como directivo hasta 2001.

El vínculo de Grindetti con Macri excede lo laboral, tanto en el sector privado como en la función pública. Según informó en su primera declaración jurada como presidente, le debe casi medio millón de pesos al intendente de Lanús, aunque desde el entorno del jefe comunal retrucaron que esa deuda ya fue saldada.

Grindetti tampoco es el único funcionario de la actual gestión que afronta una investigación por los Panamá Papers. El propio Macri quedó bajo la lupa en un expediente que instruyen el juez Sebastián Casanello y el fiscal Federico Delgado.

Las revelaciones de LA NACION dentro de los Panamá Papers también alcanzaron a otros funcionarios macristas. Entre ellos, y con diferencias entre sí, al secretario legal y técnico, Pablo Clusellas; al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y al titular de la AFI, Gustavo Arribas. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video