Publicado el: 11, Jul, 2016

Miles de venezolanos cruzan a Colombia en busca de comida


Miles de venezolanos cruzan a Colombia en busca de comida
11/07 – 10:00 – Fue a través de un “corredor humanitario” bilateral. Es otro indicio de los problemas en la economía de Caracas.

Miles de venezolanos aprovecharon hoy la reapertura parcial de su larga frontera con Colombia para cruzar el puente binacional Simón Bolívar y comprar alimentos, medicinas y otros productos básicos en el país vecino.

Desde tempranas horas de la mañana, un río humano cruzó el “corredor humanitario” abierto por los dos gobiernos de manera continua y ya para el mediodía la alcaldía de Cúcuta estimaba que unas 20.000 personas habían ingresado a territorio colombiano. Esta noche, el gobierno de Colombia subió esa cifra a 35.000 venezolanos.

La marea humana atravesó los puentes internacionales Simón Bolívar, que une a la ciudad venezolana de San Antonio del Táchira con Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander, y por el Francisco de Paula Santander, que comunica a esta urbe colombiana con la vecina Ureña.

El Gobierno venezolano accedió a reabrir la frontera ayer, y de manera excepcional, luego de que el 5 de julio, día de la independencia de Venezuela, unas 500 mujeres desbordaron los controles de la Guardia Nacional (policía militarizada) y cruzaron el puente binacional para hacer compras en Cúcuta. Esta acción rompió con el cierre de la frontera decretado en agosto del año pasado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, bajo el supuesto de controlar el crimen proveniente de Colombia y el contrabando de productos venezolanos vendidos a precios regulados hacia el país vecino. Sin embargo, en los últimos meses se ha agravado la crisis económica de escasez de productos básicos y la escalada inflacionaria, por lo que han aumentado las voces que piden una reapertura de la frontera. La inflación venezolana sigue creciendo y este año podría llegar al 700%, mientras que el desabastecimiento de productos esenciales oscila entre el 60 y 80%.

En Venezuela, sectores del oficialismo acusaron a la oposición de querer hacer un “show” para hacer creer a nivel internacional que el país enfrentaba una crisis humanitaria, mientras que el Gobierno colombiano expresó su preocupación por la situación venezolana. En tanto, las redes sociales mostraban fotos de venezolanos comprando en los supermercados de Cúcuta productos en cantidades y variedades que desde hace años no se ven en Venezuela.

Con leyendas como “Venezolanos invaden Cúcuta” o “¡­En Cúcuta hay de todo!”, centenares de usuarios subieron fotos por Facebook, Twitter o Instagram en las que se mostraban orgullosos de haber logrado comprar aceite, azúcar, harina de maíz, toallas sanitarias, desodorantes y otros productos sin los inconvenientes que suelen caracterizar a los supermercados venezolanos. El régimen chavista impuso un cepo de dólares y la cotización de la divisa en el mercado paralelo –el que cuenta para las compras cotidianas– llega a los 1030 bolívares.

Las personas que cruzaban la frontera reportaron que en Colombia se conseguía el kilo de pasta entre 1.000 y 1.200 bolívares, el azúcar entre 1.300 y 1.500 bolívares y el litro de aceite entre 2.100 y 2.300 bolívares. Además, los compradores destacaban la variedad de marcas que en Venezuela no existe desde hace años. Estas cifras hacen palidecer el salario mínimo venezolano de 15.051 bolívares, aunque son precios inferiores al que ofrecen los “bachaqueros” o contrabandistas en el mercado negro venezolano, quienes venden el kilo de pasta y harina por más de 2.000 bolívares, mientras el azúcar supera los 3.500 bolívares.

La escasez es de tal gravedad que, con todo, en las últimas semanas se ha hecho difícil conseguir estos productos incluso en el mercado negro.

Inicialmente, estaba previsto que el paso fronterizo se cerrara a las 2:00 de la tarde pero la enorme afluencia de personas causó que se postergara el cierre hasta las 6:00 o hasta que cesara el retorno de venezolanos desde Cúcuta.

La jornada transcurrió sin incidentes ya que los oficiales fronterizos de ambos países decidieron permitir la libre circulación de las personas al sólo revisar el documento de identidad como requisito para cruzar el puente Simón Bolívar. Los dos países tienen también un importante punto fronterizo en Paraguachón, entre el departamento colombiano de La Guajira y el estado venezolano de Zulia, que no fue abierto en la víspera. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video