Publicado el: 2, Ago, 2016

Negocian un pacto fiscal para bajar el déficit de las provincia


Amplio respaldo a Macri entre los gobernadores
02/08 – 09:20 – En tiempos de austeridad, el gobierno de Mauricio Macri buscará hoy acordar con todos los gobernadores un conjunto de pautas para alcanzar el equilibrio fiscal en 2019. Las proyecciones de las cuentas provinciales indican que el déficit fiscal, en total, llegó a los 95.000 millones de pesos en 2015 y es uno de los principales cuellos de botella de la economía.

Por: Mariano Obarrio
La convocatoria iba a ser en Chubut, pero un problema de salud del gobernador Mario Das Neves obligó a cambiar el lugar de la cita, que, finalmente, será en la Casa Rosada.

En el equipo del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat- Gay, afirmaron que no todas las provincias dieron sus números oficiales. Sin embargo, tienen un informe preliminar. “Una proyección de ingresos y egresos indicaría que el rojo total ronda los 95.000 millones”, señaló un asesor.

Fuentes cercanas al ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio, confiaron que en números oficiales la provincia de Buenos Aires, que gobernaba el kirchnerista Daniel Scioli, dejó un desequilibrio de 21.500 millones de pesos.

Durante el encuentro, Frigerio y Prat-Gay firmarán con los gobernadores de las 23 provincias y el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires el Acuerdo de Fortalecimiento del Federalismo. Además, activarán los convenios de devolución del 15% de la coparticipación federal que la Anses les retiene a las provincias desde 1992.

Este pago por la coparticipación comenzará a restablecerse este año con la devolución de 3 puntos de ese 15%, lo cual significa un total 12.386 millones de pesos, repartidos entre los 24 estados federales. Cuando se reintegre en su totalidad, en 2020, ese giro implicará, a valores actuales, una suma de 85.993 millones de pesos adicionales a los que hoy reciben por coparticipación federal, según un borrador de trabajo del Ministerio del Interior y Obras Públicas.

Para la provincia de Buenos Aires, el 3% de este año implicará recibir 3106 millones de pesos más por coparticipación. Y en 2020 percibirá a valores de hoy 21.564 millones de pesos, equivalentes al déficit que tuvo en 2015. En forma paralela, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, recurrió ayer a la Corte Suprema para demandar al Estado nacional para recuperar la totalidad del Fondo del Conurbano Bonaerense y el retroactivo de los últimos 5 años (ver aparte).

Además, la Nación les dará a todas las provincias un préstamo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses equivalente a 6 puntos de ese 15%, lo que totaliza unos 24.771 millones de pesos, que tendrán una tasa subsidiada de 15% anual.

Este relevamiento de los números arroja una primera conclusión significativa. Los recursos que la Anses les detrae anualmente a las provincias, unos 85.000 millones de pesos, cubrirían una gran parte del déficit estimado de las cuentas provinciales, que ronda los 95.000 millones de pesos, según fuentes de la Casa Rosada consultadas por LA NACION. En otras palabras, las provincias podrían hoy tener casi un equilibrio fiscal si la Anses no le detrajera ese 15% que les sustrajo en la coparticipación en 1992.

El rojo de las provincias es un tema que preocupa. Por eso la importancia del acuerdo bilateral que se intentará sellar este mediodía en Balcarce 50. Además, según cómo prospere el trato, el Gobierno podría trazar un acuerdo político más a largo plazo, que contemple respaldo legislativo a ciertas iniciativas impulsadas desde el oficialismo.

La letra chica del pacto

La propuesta de acuerdo que llevarán Frigerio y Prat-Gay a las provincias consiste en tomar pautas de gastos, ingresos e inversión en obra pública que impliquen un esfuerzo de austeridad para sanear las economías provinciales y quitarles dependencia de la Nación.

“Estamos trabajando con los gobernadores en una suerte de acuerdo federal para mejorar la eficiencia del gasto público y lograr el equilibrio fiscal, es decir que los ingresos que van al Estado nacional y al de las provincias alcancen para pagar los gastos de inversión en el 2019”, dijo Frigerio, en los preparativos para la reunión que encabezará hoy con los mandatarios.

“Lo que tenemos que definir es el tránsito hacia el ordenamiento de las cuentas públicas para que los que nos sucedan en el cargo a partir de 2019 no encuentren el desastre que encontramos nosotros. Esto no se puede hacer de un día para el otro”, agregó el ministro.

Dentro de la cartera de Frigerio, confiaron a LA NACION que existen algunas provincias que tienen sus cuentas en orden y no pidieron adelantos de coparticipación en estos meses de gestión macrista. Estas provincias son las siguientes: Corrientes, Formosa, La Pampa, La Rioja, Misiones, San Juan, San Luis y Santiago del Estero, además de la ciudad de Buenos Aires,.

Otras provincias que habían pedido adelantos de coparticipación y los devolvieron por haber ordenado sus finanzas son Santa Fe y Córdoba. Esto fue así porque el fallo de la Corte Suprema, de diciembre último, le ordenó a la Nación que les comenzara a reintegrar el 15% mes a mes, sentencia que el gobierno de Mauricio Macri comenzó a cumplir y le valió el reclamo de los distritos restantes.

Las provincias que habían reclamado esa devolución por la vía judicial, y que obtuvieron el fallo favorable de la Justicia, habían sido Santa Fe, Córdoba y San Luis. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video