Publicado el: 2, Ago, 2016

Scioli calificó de “absolutamente falsa” la denuncia de lavado


Scioli calificó de "absolutamente falsa" la denuncia de lavado
02/08 – 10:00 – El ex gobernador negó la extracción de $ 20.000 millones en efectivo del Banco Provincia y del Tesoro; el fiscal de la causa dijo que aún no hay imputados en el caso

Daniel Scioli -ex candidato a presidente de la Nación y ex gobernador de la provincia de Buenos Aires- rompió el silencio tras ser denunciado en la Justicia por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. Aseguró ayer que “nunca” durante su mandato desde el Banco de la Provincia de Buenos Aires se hicieron “extracciones irregulares en efectivo por 20.000 millones de pesos ni de ningún otro monto”.

En tanto, el titular de la UFI 11 de La Plata, Álvaro Garganta, ratificó a LA NACION que se investiga “la línea de pagos en efectivo” durante la última gestión del gobierno de Scioli. Esos pagos podrían superar incluso los 20.000 millones de pesos. Pero en esa investigación preliminar aclaró que no hay funcionarios procesados ni convocados a indagatoria por delitos ya comprobados.

Se trata de una denuncia iniciada por la diputada nacional Elisa Carrió. A partir de ella, Garganta pidió los movimientos del Banco Provincia durante 2014 y 2015. En esos años habría detectado los movimientos en efectivo por unos $ 10.000 millones por año.

Scioli negó que se tratara de movimientos ilícitos: “Frente a la denuncia pública realizada en el día de ayer [por el domingo] a través de un informe periodístico, me veo en la obligación ética y política de afirmar la absoluta falsedad de las imputaciones que se han realizado en mi contra y de funcionarios de mi gobierno”, aseguró, en referencia al programa de TV La cornisa, de Luis Majul.

“La realidad de los hechos es que conforme a la ley y a las normas administrativas y bancarias vigentes se hicieron transferencias electrónicas desde la cuenta única de la Tesorería de la provincia a las cuentas de los diferentes organismos para pago de sueldos y horas extras a los trabajadores del Estado provincial, así como toda otra obligación que hiciera al funcionamiento del Estado y de sus empresas”, agregó.

El ex aspirante a suceder a Cristina Kirchner negó “enfáticamente la irregularidad de esas operaciones y afirmó con base en las normas y documentación que se encuentran en la investigación que el accionar del banco provincial y de sus autoridades ha sido absolutamente correcto y conforme al marco regulatorio del sistema bancario nacional y contó con la intervención previa y posterior de los organismos de la Constitución, en ese momento a cargo de la oposición. Esos procedimientos son los mismos que en forma correcta y legal se siguen utilizando actualmente por las nuevas autoridades de la provincia para efectuar los pagos correspondientes de sueldos y servicios”, dijo.

“Soy el principal interesado en que estos hechos se aclaren a la brevedad para desarticular versiones e interpretaciones engañosas sobre datos objetivos que son contundentes”, expresó Scioli, que ayer envió a un abogado a interiorizarse sobre la denuncia que se tramita en los tribunales penales de La Plata.

Un dato llamó la atención en el mundo político: un monto cercano a los $ 20.000 millones del Banco Provincia ya había sido mencionado en el presupuesto actual, durante un informe presentado junto al pedido de endeudamiento para 2016. En este informe oficial se habría informado a la Legislatura que el Tesoro de la provincia “heredó” una deuda por ese valor con el Banco Provincia. El Ejecutivo bonaerense informó entonces que la consolidación de deudas con el banco se compone de cinco tipos de deudas particulares, las cuales ascienden a los 28.000 millones de pesos.

“Esta deuda del banco con la provincia es algo absolutamente distinto. No está en la causa”, aseguró el ex jefe de Gabinete Alberto Pérez. “Es algo distinto de los movimientos que investiga el fiscal. El banco nos prestó dinero como acreedor porque era la mejor financiación”, aseguró.

Sobre la investigación, Pérez dijo: “Nada se hizo en efectivo. Fueron todos movimientos electrónicos para pagar salarios u otros programas, pero todo fue bancarizado”.

La deuda que habría dejado el Tesoro de la provincia de Buenos Aires con el banco no sería prueba alguna vinculada con el supuesto de un ilícito, según dijo el ex director del Banco Provincia Gustavo Marangoni. “Ese dinero se pudo usar para adelantos de deuda pública, para pagos de cuenta corriente o para pagos de la caja de jubilaciones, que es deficitaria. Pero nunca se hicieron pagos en efectivo, y menos desde una sola sucursal en un solo día. El fiscal pidió al banco todas las extracciones dinerarias. Es un error creer que otras extracciones dinerarias son en efectivo”, aseguró. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video