Publicado el: 5, Ago, 2016

Avance para reabrir la denuncia de Nisman contra Cristina


Cristina Fernández de Kirchner en el aeropuerto de El Calafate momentos antes de partir rumbo a Capital Federal – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
05/08 – 10:40 – El fiscal Taiano pidió al juez Bonadio que solicite a Rafecas el expediente archivado; investiga si Timerman conocía que Irán estuvo detrás del atentado

Por: Paz Rodríguez Niell
El fiscal federal Eduardo Taiano sostuvo ayer que podría reabrirse la denuncia que su colega Alberto Nisman presentó días antes de su muerte contra la entonces presidenta Cristina Kirchner por el supuesto encubrimiento de los responsables iraníes del atentado a la AMIA.

La causa que había iniciado Nisman fue archivada por el juez Daniel Rafecas en un fallo confirmado por la Cámara Federal y la de Casación. La presentación de Taiano fue en otra causa, nueva, que se tramita en paralelo. Se inició contra el ex canciller Héctor Timerman después de que se conoció una conversación con un ex presidente de la AMIA, de donde surgiría que Timerman sabía que Irán estuvo detrás del atentado y, a pesar de eso, negoció con ese país en lo que -de acuerdo con los denunciantes- implicaría un encubrimiento.

En su dictamen, Taiano dijo que la nueva denuncia “poseería entidad suficiente” para reimpulsar la causa original que está archivada. Por eso, le pidió al juez Claudio Bonadio que solicitara a Rafecas su expediente.

Taiano incluyó en su escrito, de cinco páginas, otras seis medidas de prueba que le requirió al juez. Entre ellas, que la canciller Susana Malcorra, y el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, envíen “la totalidad de la documentación” que tuvieran en los organismos a su cargo vinculada con el Memorándum de Entendimiento firmado con Irán, incluso aquella “secreta” o “reservada”.

Taiano también pidió a Bonadio que citara a declarar como testigo a la ex asesora legal de Cancillería Susana Ruiz Cerutti. Según familiares de víctimas del atentado, Timerman omitió pedirle su opinión en relación con el memorándum y eso sería una irregularidad que confirmaría la estrategia de encubrimiento.

La clave de la presentación de Taiano está el punto tres de su petitorio. El fiscal le solicita al juez que “se requiera” a Rafecas “la remisión” del expediente archivado. “Ello en coincidencia con lo manifestado por la querella -afirma Taiano-, en cuanto a que los hechos aquí denunciados podrían resignificar datos que obran en la denuncia que diera origen a aquellas actuaciones y poseerían entidad suficiente para impulsar nuevamente la investigación de los sucesos allí denunciados.”

Esto podría servir de argumento para que Bonadio termine quedándose con la causa. En rigor, debería ser Rafecas, y no su colega, quien decida si hay o no motivos para reabrir el caso, cuyo cierre fue ratificado en todas las instancias. Ayer, un funcionario judicial que conoce el caso especulaba con la posibilidad de que Bonadio sostenga ahora que las dos causas podrían acumularse en la suya, a pesar de que la de Rafecas es anterior.

El expediente de Taiano se inició por una denuncia basada en artículos periodísticos que dieron cuenta de la conversación telefónica entre Timerman y el ex presidente de la AMIA Guillermo Borger, que supuestamente complicaría al ex canciller. La validez como prueba de esa grabación subrepticia fue impugnada por Timerman, pero la Cámara Federal permitió que se siguiera utilizando.

En el mismo fallo, los camaristas Martín Irurzun y Horacio Cattani dijeron que “la jurisprudencia reiteradamente ha sostenido que la desestimación y el archivo de las actuaciones no causan estado, pues aquellas pueden reactivarse cuando -como en el caso- existen elementos o alegaciones no valoradas anteriormente”, y que se deberían analizar si este audio es uno de esos elementos.

Ayer, Taiano sugirió que sí hay elementos nuevos que “resignifican” lo que había en la denuncia archivada.

Lo mismo que dijeron en esta causa los querellantes Luis Czyzewski y Mario Averbuch, padres de dos víctimas del atentado a la AMIA. Según afirmó ayer Taiano, ellos “aportaron nueva información”, además de pedir medidas de prueba. Fue por ello que el fiscal pidió, por ejemplo, la declaración de Ruiz Cerutti.

Los querellantes dijeron que se obvió al servicio jurídico de Cancillería y que Fernando Esteche, de Quebracho, y Jorge Khalil, referente de Irán en la Argentina, presentaron el original del memorándum. Según los familiares, es grave que haya sido el país acusado del ataque quien estuvo detrás de la redacción del acuerdo, en lugar del servicio jurídico del Estado.

También citaron una nota de LA NACION con un vocero iraní que dijo que desde 2007 Irán “estaba dispuesto a formar un Comité de la Verdad”. Para los familiares, eso coincide con una escucha en la que Khalil dice, cuando se conoce el memorándum, que es el mismo que habían preparado años antes con Esteche.

Taiano dio entidad a estos argumentos: pidió que los periodistas de LA NACION y Clarín autores de las respectivas notas fueran citados a declarar. En las próximas horas, Bonadio resolverá sobre las medidas. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video