Publicado el: 9, Ago, 2016

Bonadio pidió medidas y reactivó la denuncia de Nisman contra Cristina


Bonadio: "Si aparezco suicidado, busquen al asesino; no es mi estilo"
09/08 – 09:40 – Solicitó el caso a Rafecas, la declaración de ex cancilleres y las escuchas en las que el fiscal muerto basó su acusación

Por: Hernán Cappiello
El juez federal Claudio Bonadio reactivó la denuncia del fallecido Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner: ordenó casi una decena de medidas de prueba que incluyen la solicitud de las escuchas telefónicas usadas por el fiscal muerto como base para el caso y la acumulación del expediente que archivó su colega Daniel Rafecas.

Rafecas anticipó a LA NACION que le dará la causa en la que la ex presidenta fue acusada por Nisman de firmar un pacto con Irán tendiente a dejar sin efecto los pedidos de captura de Interpol en contra de los iraníes acusados del ataque.

Bonadio firmó el viernes pasado a última hora una resolución en la que pide que la Cancillería le mande urgentemente todos los documentos -incluso los secretos- ligados a las negociaciones para firmar el pacto con Irán. En especial quiere los papeles que vinculan al ex embajador de Venezuela Roger Capella con esas gestiones. Y los discursos de la ex presidenta y de su esposo ante la ONU.

Bonadio también quiere que el Gobierno le informe los antecedentes del despido de Luis D’Elía como titular de la Subsecretaría de Tierras del Ministerio del Interior.

Estas últimas medidas obedecen a que D’Elía aparece en las escuchas telefónicas que sustentan la denuncia de Nisman como si fuera uno de los coautores del texto del pacto.

Bonadio citó además a que declaren como testigos los periodistas Gabriel Levinas, de Radio Mitre; Daniel Santoro, de Clarín, y Jorge Rosales, de LA NACION, quienes se refirieron al pacto con Irán.

En particular Santoro publicó que la Cancillería informó oficialmente, tras un pedido de acceso a la información, que su servicio jurídico no intervino en la redacción del memorándum con Irán.

Rosales, por su parte, entrevistó en 2007 a un funcionario de la embajada iraní en Buenos Aires, que le dijo que estaban dispuestos a formar una comisión jurídica que revisara la causa. Es lo que se llamó Comisión de la Verdad cuando se firmó en 2013, seis años después, el pacto con Irán. Este dato cobra relevancia porque en las escuchas telefónicas aparecen personajes ligados a Irán que señalan que el texto del pacto fue ideado por ese país y que ellos lo aportaron a la Argentina.

Bonadio ordenó que declaren como testigos Susana Ruiz Cerutti, que estaba a cargo de Legales de la Cancillería; el ex vicencanciller Roberto García Moritán, y los ex cancilleres Rafael Bielsa y Jorge Taiana, antecesores de Héctor Timerman, que está imputado en la causa.

El juez, entre otras medidas, pidió al Congreso los antecedentes parlamentarios de la aprobación del memorándum como ley, incluyendo el diario de sesiones y el texto original del acuerdo. Además le pidió a la AFI (ex SIDE) la documentación -secreta o no- vinculada al memo. Bonadio solicitó a la Unidad Fiscal AMIA “la totalidad” de las escuchas mencionadas en la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner. Son audios en los que se escucha a D’Elía, al operador proiraní Yussef Khalil, a Mohse Rabbani, prófugo por la causa AMIA, y a Fernando Esteche, entre otros.

Bonadio investiga a Timerman por traición a la patria porque dijo en una grabación subrepticia que Irán era responsable de la bomba contra la AMIA y aun así firmó con ese país el memorándum secreto.

En esa causa, Luis Czyzewski y Mario Averbuch, que perdieron a sus hijas en el ataque, fueron admitidos como querellantes y dijeron que ese audio es parte de lo que denunció Nisman cuando acusó a la ex presidenta de encubrir a Irán. Esa causa fue archivada por el juez Daniel Rafecas.

Ahora Bonadio pidió ese expediente a su colega “para ser acumulado” al caso contra Timerman, “vista la manifiesta conexidad” de ambos casos. Rafecas está dispuesto a darle ese sumario.

Así, el juez Bonadio puede avanzar y determinar si hay delito en lo que denunció Nisman cuatro días antes de morir, a pesar de que otro juez y dos tribunales dijeron que no lo había, pero sin ordenar ninguna medida de prueba para investigar la denuncia. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. LILIANA dice:

    si es un juicio por dadivas, por coimas, por lavado de dinero, etc es un juicio en el que simplemente esta en juego dinero y nada mas ue dinero, lo cual por supuesto es repudiable cuando el dinero manejado es dinero del erario publico como hizo la inepta inutil perversa inescrupulosa y corrupta
    pero algo mucho mas grave para el honor es ser acusada pro TRAICION A LA PATRIA que se puede dar sin necesitad de como estan ya diciendo los kirchneristas que para que se de traicion a la patria, el pais tiene que estar en guerra NO ES ASI LA TRAICION A LA PATRIA TAMBIEN SE PUEDE DAR EN TIEMPO DE PAZ

Publicidad

OPI Video