Publicado el: 10, Ago, 2016

La jueza Palmaghini pidió identificar los teléfonos usados por Cristina Kirchner en los días anteriores y posteriores a la muerte de Nisman


Sin Scioli, Cristina volvió a la campaña para criticar a Macri y defender el modelo
10/08 – 15:00 – La magistrada accedió a un pedido de Pablo Lanusse, abogado de la madre del fiscal; la medida alcanza también las líneas telefónicas de Aníbal Fernández, Héctor Timerman, Oscar Parrilli, César Milani, Luis D’Elía, Andrés Larroque y José Ottavis, e incluye el pedido de filmaciones de cámaras de seguridad de la quinta de Olivos

La jueza Fabiana Palmaghini ordenó identificar los teléfonos fijos y móviles utilizados por Cristina Kirchner en las semanas anteriores y posteriores a la muerte del fiscal Alberto Nisman. La solicitud de la magistrada incluye las líneas de otros encumbrados ex funcionarios y el registro fílmico de movimientos internos en la quinta de Olivos entre el 11 y el 20 de enero, así como los ingresos y egresos a la residencia.

La decisión de la jueza del caso Nisman sobre los teléfonos de Cristina se extiende a otras figuras del gobierno anterior. Palmaghini dio la misma orden para las líneas telefónicas del ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, del ex canciller Héctor Timerman, del ex titular de la AFI Oscar Parrilli, del ex jefe del ejército César Milani, del líder piquetero Luis D’Elía, y de los diputados y dirigentes de La Cámpora Andrés Larroque y José Ottavis. También están incluidos el dirigente pro-iraní Alejandro “Yussuf” Khalil, el ex juez de instrucción Luis Yrimia y el líder de Quebracho, Fernando Esteche.

Palmaghini, quien volvió a estar a cargo del expediente, que pasó por el fuero federal y regresó al ordinario, envió su pedido a la Secretaría General de la Presidencia, a la Jefatura de Inteligencia del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y a compañías telefónicas. La magistrada accedió a un pedido de Pablo Lanusse, que representa a Sara Garfunkel, madre de Nisman.

Lanusse hizo su pedido a partir de la sospecha de un posible entrecruzamiento de llamadas entre quienes fueron denunciados por Nisman como presuntos encubridores del atentado a la AMIA, cuatro días antes de ser hallado muerto en su departamento de la torre Le Parc, en Puerto Madero. Esa denuncia fue rechazada por el juez federal Daniel Rafecas.

Según indicó Télam, el requerimiento de la jueza pide “los abonados de telefonía celular que fueran asignados durante el período comprendido entre el 1 de diciembre de 2014 y el 2 de marzo de 2015, tanto por el Poder Ejecutivo como por la Agencia Federal de Inteligencia”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video