Cuando el Estado está ausente, la defensa propia es legítima

Cuando el Estado está ausente, la defensa propia es legítima

530
26
Compartir

Cuando el Estado está ausente, la defensa propia es legítima
31/08 – 10:00 – Estos temas son recurrentes, la inseguridad en un tema cíclico y de permanente vigencia. Una y otra vez volvemos a hablar de muertes, tiroteos, excarcelados, reincidentes y palabras y términos que ya vamos naturalizando como aquellas familias que conviven durante años con un enfermo grave y suelen adoptar el argot médico, se constituyen en autodidactas de la medicina y casi especialistas en química de los medicamentos. Cuando sabemos tanto de algo que corresponde al Estado, ya sea la salud, la educación o la seguridad, es porque ese Estad está ausente y nos ha trasladado el problema y no la solución. (Por Rubén Lasagno)

Un médico mató a un joven de 24 años que le robó el auto, pasó por encima de una de sus piernas con el vehículo al intentar escapar mientras amenazaba con matarlo, volvió para atropellarlo, lo amenazó con un pistolón calibre 16 y el hombre tomó una pistola y le puso cuatro proyectiles en el cuerpo al delincuente. Este es el hecho objetivo.

¿Está bien o está mal lo que hizo el médico?; y este es el hecho subjetivo. Más que juzgar si el médico estuvo bien o mal en disparar, deberíamos fijarnos por qué ese hombre estaba armado y por qué ese joven iba a robar. En ambas puntas tendremos respuestas que no nos van a gustar. Y aún cuando son exactamente contrapuestas, son complementarias.

El joven roba porque hay impunidad y si bien es injustificable suponer que el que roba es porque no tiene trabajo (no todos los que no trabajan roban ni los que roban son desocupados, por lo tanto es una premisa falsa) está claro que la desocupación y la pobreza, son caldos de cultivo para el ejercicio del delito y la obtención de la plata fácil a través del delito. Este reduccionismo es brutal y fijarse en ese eje, es perder la macrovisión del problema.

El hombre, en este caso un médico, iba armado. Le habían robado varias veces y tal vez en muchas ocasiones, mientras era robado, pensó que su vida terminaba bajo una bala asesina, un cuchillazo o un golpe. Entonces se armó. Un día, sin desearlo, se vio en la nueva encrucijada de ser robado, asesinado y actuó. Esta vez pudo sacar el arma y respondió, matando al chorro.

¿Vale la pena quitarle la vida a una persona por un auto?. Claro que no; sin embargo es un razonamiento demasiado lineal con el diario del lunes, para dar una respuesta rápida y concluyente a tan complicada trama como la que encierra el origen de la reacción humana frente a un hecho de estrés, miedo a perder la vida, proteger a la familia y desesperación por sentirse (una vez más) violado o robado.

En contraposición podríamos pensar ¿Vale la pena arriesgar la vida, por robar un auto?. Y aquí seguramente aparecerán las mismas dudas que en el planteo anterior, solo que en este caso al menos existe, de parte del ladrón, una opción de elegir que el hecho no ocurra; en el caso de la víctima, no tiene esa posibilidad. Un “sí”, podría se justificado por el victimario en la necesidad de buscar dinero rápido para salvar una situación de vida o muerte por la que atraviese (enfermedad de hijo, esposa, padre, por ejemplo), ante lo cual parece atenuarse la culpabilidad o “justificarse socialmente” el ilícito, o un “no”, si se tiene como premisa que el robo es para sustentarse en el día a día o hacer del delito un medio de vida.

Como vemos, existen tantas dudas y explicaciones para argumentar que el hombre esté armado, como para que el delincuente justifique su aberrante accionar de despojar a otros de sus bienes, aunque en este último caso la comprensión social sea mínima o inexistente (más aún si hay una muerte en el medio), porque todos nos revelamos contra un ataque de este tipo y reaccionamos invariablemente en contra de quien lo perpetra, excepto, claro, aquellos que se han forjado en la escuela zafaronista.

Pero en el fondo, ambos, son productos del mismo fenómeno: la falta del Estado.

El Estado no estuvo presente en el desarrollo, la educación, la salud y el trabajo de ese joven que robó y murió como tampoco lo estuvo con el médico, a quien no le brindó las condiciones de seguridad necesarias para que no deba salir armado, tratando de cumplir un rol que debe tener la policía.

Pero aún podemos ir más allá e interpretar que el Estado, ese gran ausente en la vida de estos dos hombres, no proveyó de la justicia necesaria para que jóvenes y adultos con frondosos prontuarios, estén donde deben estar, en la cárcel y no deambulando por la ciudad en búsqueda de su próxima víctima.

El médico como tantos otros hombres y mujeres que luchan y mueren día a día por salvar su vida, la de su familia y sus bienes, en manos de delincuentes reincidentes, son producto de la irresponsabilidad del garantismo judicial, de jueces y fiscales forjados en la cátedras zafaronianas, donde el Código Penal se interpreta como una herramienta de opresión, autoritarismo y de castigo. ¿Qué debe ser un Código Penal sino un elemento que contenga reglas correctivas para quienes infringieron las leyes?. Pues bien, hay quienes no piensan así, especialmente el ex Juez de la corte Eugenio Zafaroni, prostibulario, hipócrita y represor confeso, colaboracionista de la Dictadura, en 1980 que escribía los artículos del Código de Justicia Militar, justificando la muerte por la mano militar y expresaba “La muerte prevista en el art. 759, CJM, no es pena, en principio porque la muerte jamás puede serlo, pero, además, por otras razones que no son fundamentales. Ante todo, se hace necesario que el militar huya o haga demostración de pánico, lo que puede generar un desbande o imitación, de modo que la muerte se autoriza para evitar ese efecto inmediato y desastroso. Tan cierto es esto que el CJM no requiere que le dé muerte un superior, sino que puede darse el caso de que sea el inferior quien dé muerte al superior en esa circunstancia. De otro modo, por el mero gusto de afirmar gratuitamente la disciplina, no se explica que pueda darse muerte a un militar y menos que el inferior pueda dar muerte al superior, lo que sólo puede tener explicación lógica sobre la base de la necesidad de evitar el fracaso de una operación frente al enemigo, el que puede resultar del pánico generalizado en el personal y para el cual cualquier actitud individual puede servir de detonante”.

Este nefasto ideólogo de la Justicia a la carta, superpotenciado por la hipocresía kirchnerista de la década perdida, tiene mucha responsabilidad en la falta del Estado en materia de seguridad, actualmente, porque así como en su momento explicaba jurídicamente cómo los militares podían matar sin culpas en 1980 y daba lecciones dogmáticas sobre la necesidad de los Golpes de Estado, después dinamitó el Código Penal y llevó a los claustros la impunidad para la delincuencia y legalizó la muerte del ciudadano común en manos de las mafias, a quienes protegió, produciendo generaciones de abogados que hoy son jueces y fiscales, culpables directo de que los asesinos anden reincidiendo tres y cuatro veces en crímenes contra la sociedad que les paga el sueldo.

El comportamiento maniqueo de Zafaroni, a quien se pretende presentar como el adalid de los derechos humanos, ha sido la punta del iceberg que nos llevó a este estado de inseguridad, con deformación conceptual de una nueva camada de abogados que se cultivaron con este ignorante de la seguridad social. Los gobierno, sean ellos menemismo, delaurrismo, kirchnerismo, cristinismo y ahora el macrismo, no han podido ni sabido ni querido abordar la problemática del delito y la inseguridad, ni actuar en conjunto y coordinadamente para erradicar lo que hoy es, junto a la corrupción, los temas que más importan a la sociedad argentina.

Por lo tanto, podemos concluir sin temor a equivocarnos, que el crecimiento de la inseguridad, más allá de ser un fenómeno multicausal, responde a un tema básico que es la ausencia del Estado en la educación, prevención, protección, seguridad y legislación. Una vez ocurrido los hechos, como es el lamentable caso del médico que terminó matando al ladrón, sobrevienen una serie de preguntas y debates inocuos que se dan en los medios sin que se arregle la situación. Quienes deben dar la solución, que es la política, el gobierno y la justicia, aportan muy poco para forzar la reversión del fenómeno; en tanto, mientras al trabajador, al hombre honesto, a las familias que luchan por sus hijos y el futuro, las matan, hay quienes cuestionan los límites de la legítima defensa, aleccionados en la degenerada conceptualidad de penalistas que no consideran violación de una nena de 13 años, que la obliguen a mantener sexo oral con la luz apagada (Zafaroni – Caso “Pampín”) y arremeten contra las víctimas, cuestionando con argumentos a veces increíbles y no exentos de prejuicios, el derecho a defender la vida que constitucionalmente tenemos todos. (Agencia OPI Santa Cruz)

26 Comentarios

  1. el tema es cual es el limite para definir defensa propia y homicidio?, con esa tematica cualquiera va a pegarle un tiro a una persona, le pone un arma en la mano y aduce legitima defensa. eso es lo que busca el Estado, el Poder legislativo y la Justicia?,lavarse las manos y que nuestra sociedad se convierta en una sociedad de homicidas?. y esto no viene solo de hace doce años, esto viene de mucho tiempo mas atras, pero se ve que la Justicia solo es ejercida para ciertos sectores nomas.un ejemplo de ello es que los terroristas que mataron y pusieron bombas aterrorizando toda una sociedad en Argentina circulan libremente en nuestro pais y no fueron enjuiciados y condenados como si lo fueron quienes los combatieron.

  2. Así es opi, un viejo problema empeoró mucho durante el pj-kirchnerato; la doctrina zafaroni (con minúscula a propósito), los delincuentes con mas y mas derechos (batallón militante, a quienes la misma cristina se refirió como grandes muchachos, cámpora cuyo primer acto de gobierno fué liberar a los “presos políticos” y abrieron literalmente las cárceles donde salió de todo (asesinos, violadores, etc)…
    Falta que ahora empiecen a desmontar las estatuas de San Martín, ya que en este país se quiere castigar a los que hacen Patria, que eso es lo que hizo este respetable médico.-

    • CREO QUE REFLEJA LA SITUACION DE MARGINACION EN LAINSEGURIDAD DE TODO EL TERRITORIO ARGENTINO Y SINO ¿COMO ES QUE UN MEDICO EN CAPITAL FEDERAL MATA EN DEFENSA PROPIA? A UN “JOVEN” DELINCUENTE COMO TITULAN LOS MEDIOS EGEMONICOS JOVEN O VIEJO NO LE CAMBIA EL TITULO DE DELINCUENTE ES DELINCUENTE Y MUCHOS VAN DIRECTO A MATAR.-

  3. Un excelente ejercicio de pensamiento y memoria.
    En el año 2.006 publiqué una tirada corta de un libro al que titulé “Paula”, referido al caso Pampin que algunos intentaron sea prohibido editorialmente por un supuesto prejuzgamiento, cuando en realidad lo que se estaba haciendo era defender desde una postura corrupta e inmoral la criminalización de las víctimas de trata.
    Y es clarísimo que por aquellos años del 2.000, y basta leer los medios gráficos de Río Gallegos y Comodoro Rivadavia al menos, tanto la sociedad como los tres poderes democráticos del estado tenían hecho carne algo que varias veces se dijo en radio y televisión (incluso por notables de la política) y que hoy tales grabaciones extrañamente se han “extraviado”, que expresaba un concepto dejado latente en el inconsciente colectivo por quienes se dedicaban y se dedican al negocio de trata y que transmitía que “si no existirían los prostíbulos se incrementarían las violaciones en la sociedad”.
    Y recordemos que esto no hace mucho surgió de ese inconsciente en forma literal, y levantó quejas sociales y procesos judiciales.
    Y rescato esta nota por sobre otras tantas porque en nuestra sociedad santacruceña durante muchos años hemos tenido el rumor incesante de que todo “era lo correcto y estaba bien hecho”, hasta el punto infaltable de quiebre en el que un empresario que era defendido a diestra y siniestra fue detenido al bajar del avión y casi ahí nomás se le descubrieron centenares de propiedades y fue olvidado por todos, o hasta el punto en que un funcionario aceptó ser coimero y fue totalmente abandonado a su suerte por sus pares, y hasta el punto que otro funcionario se lo aprendió con millones de dólares de dudosa procedencia y paso a ser uno más de “a ese no lo conozco” cuando antes todos se reunían con él a comer asados.
    Todo esto en un derrame de hipocrecía manifiesta.
    El punto de quiebre es que todos pasaron por Santa Cruz y que hoy frente a la sociedad del país y del mundo la inacción del ESTADO COMO REPRESENTACION DEL MANDATO DE TODOS LOS CIUDADANOS nos pone a todos quienes habitamos esta tierra como corruptos, y esto no es nuevo porque ya pasó antes cuando todos los riojanos fueron considerados corruptos por el accionar de solo un grupo de ellos.
    Cuando es ESTADO no está presente o mira para otro lado, y la JUSTICIA como institución deja que se acumulen cientos de miles de causas (o peor, deja que prescriban como aquellas de las cuentas en Suiza de algunos, y otros tantos casos), lo que se está haciendo es ABANDONAR LA RESPONSABILIDAD DE ACCION, que es lo mismo que no ir a trabajar.
    Porque no solo tienen responsabilidad LOS QUE HACEN (acción), sino que también la tienen LOS QUE PUDIENDO HACERNO SE LAVAN LAS MANOS (omisión) mientras perduran décadas y décadas en cargos públicos como si fueran parte de una monarquía cobrando mensualmente salarios de oprobio para los sectores que sobreviven mientras trabajan jornadas completas con sueldos miserables.
    En cualquier caso todo esto está mucho más allá de la política y el partidismo, esta AUSENCIA DEL ESTADO llega, como en el caso de Paula, hasta lo más básico, hasta las propias raíces de la sociedad destruyendo los valores únicos de la niñez y la familia, y sometiendo a Argentina a un efecto de cascada de abandono y mediocridad que HOY recién estamos viendo y del cual todavía por desgracia no hemos visto todo.
    Pero hay algo más, todo esto hace que las personas tiendan a manejarse por rumores y los hagan circular de tal modo que como en la época del nazismo hasta el más inocente termina siendo culpable y merece ser cremado públicamente.
    Santa Cruz, como lo fue la Rioja en su tiempo, hoy es una fosa séptica inmunda de alcahueterías donde nadie se juega por nadie y donde el valor de la palabra ha perdido sentido.
    Pero no todos somos culpables, la gran mayoría queremos vivir una VIDA con mayúsculas en este breve tiempo que se nos regala, aún así pareciera que a conveniencia de algunos que tienen las manos sucias buscan involucrar a todos para ocultarse en la multitud.
    Por eso LAS FAMILIAS DEBEN INSISTIR EN LA EDUCACION DE SUS HIJOS Y EN ENSEÑARLES LO CORRECTO Y LO INCORRECTO, CONTENERLOS Y ASISTIRLOS para que no crezcan abandonados siendo educados por un entorno hostil y para que el día de mañana no se conviertan en otra víctima del ESTADO AUSENTE.

    • Lo suyo es una nota dentro de otra nota, totalmente de acuerdo con sus palabras.
      Leí su libro “Paula”, más claro y directo imposible, habrá sido por eso que muchos se enojaron… pero nada hicieron y la cosa sigue funcionando de la misma manera.
      Me permito, si no le molesta citar un párrafo del mismo anticipado una década a los sucesos que Rubén Lasagño describe con experticia, y dice:
      “¿Qué esperan los tres poderes del estado, algunos elegidos por el Pueblo y otros atornillados en sus asientos como si de reyes y reinas se tratase, que llegue el momento en que en nuestra querida Argentina las víctimas mujeres se dejen violar para no ser acusadas de prostitución y hechas excarnio social, o que las víctimas de robo se dejen matar para no ser acusados de homicidas cuando estuvo en juego su vida?, ¿qué esperan, pregunto, del Pueblo Argentino, asqueado de tanta delincuencia sobre la que nadie hace algo y todos debemos quedarnos quietos como borregos mientras algunos como militares o jueces tienen la total libertad de vaciarle cargadores completos a delincuentes sin que algo les pase por su investidura o antecedentes profesionales?, ¿qué esperan, vuelvo a preguntar, que la sociedad toda impulsada por el miedo y la incertidumbre termine por cercar sus barrios con alambres de puas y controlen los vecinos persona a persona a quienes circulan por la vía pública como si todos en todos lados fuéramos delincuentes?, ¿QUE ESPERAN! PARA HACER ALGO POR LO QUE ESTAN COBRANDO TODOS LOS MESES FORTUNAS EN SUS SUELDOS, QUE ES PAGADO POR LAS MISMAS VICTIMAS INOCENTES QUE ELLOS MISMOS IGNORAN?”.

    • Muy interesante la nota y este comentario.
      No leí el libro “Paula” aunque lo estuve buscando pero en todas partes estaba agotado; pero sí conseguí del mismo autor (J.W. Sofía) una trilogía sobre Economía Regional Patagónica, los títulos son “El mercado económico y financiero de la usura en Argentina”, “Rendimiento salarial y desequilibrios impositivos laborales” y “Degradación estructural y sobrecarga laboral regional”.
      En el segundo título hay todo un capítulo referido al pago de ganancias cuarta categoría y quienes tributan y quienes no, y por qué ello ocurre, la no tributación de los jueces está explicada al detalle y se aporta información constitucional y legislación del porqué sí deberían tributar.
      Hoy mismo creo que eso está en discusión en Diputados y Senadores y muchas voces dicen que no llegará a término.
      Los libros son del año 2007, ¿pagarán los jueces ganancia cuarta categoría retroactiva?.

    • Si me permite el autor de la nota quisiera que me permita hacer un comentario que tiene mucho que ver con su artículo, pues no solo se puede herir o matar con un arma, también puede hacerse con la palabra, y como hemos mal aprendido en Latinoamérica la palabra se ha convertido en el arma política de los estados ausentes mas usada.
      Entrevisté a Walter Sofía en el año 2014 para una radio de Brasil sobre una publicación suya respecto del alto delta del río de la Plata, un pequeño librito titulado “¿Por qué Brasil?” que trataba sobre la tendencia a criminalizar reclamos indígenas por su tierra y sus recursos, la tala de la selva y la contaminación del agua.
      Me encontré con una persona parca pero amable, con ideas claras y una total ausencia de medias tintas, y profundamente irreverente.

      Me gustaría transcribir algunos párrafos de esas entrevista.
      JR: ¿Por qué escribir y no vender los libros?.
      JS: Escribo para mí, para no olvidar quien soy y tratando que algunos pocos se contagien y hagan lo propio con su vida y la de sus hijos.
      JR: ¿Cuántos libros?.
      JS: Uno por mes desde… hace mucho, al principio los hacía a mano, después fotocopiados y abrochados. Nunca superé los 50 ejemplares pero está bien para mí, no escribo para mi familia ni para amistades, la gente indicada no necesita tiradas best seller sino que se le muevan las neuronas.
      JR: ¿Qué transmiten sus publicaciones?.
      JS: Ideas, pensamientos, intenciones, dignidad por las cosas valiosas de la vida y un sentido de temporalidad, me ayudan a explicar que la vida es corta y nos pasa como un vendaval casi sin darnos cuenta. Trato de transmitir responsabilidad individual y comunitaria porque todos somos parte de la misma historia y es necesario que se comience a revalorizar la palabra empeñada y la dignidad del compromiso porque nuestras sociedades están enfermas de odio y alcahueterías; todos hablan mal de todos aunque no los conozcan y eso es como un arma apuntándole a la sien de la sociedad.

      Clarísimo ¿no?; a inicios de 2015 estuve en una de las comunidades aborígenes de la amazonia profunda, con enorme sorpresa me encontré con una población que algo sabía hablar el castellano, en una de las viviendas tienen una biblioteca con cerca de mil libros, de la cual mas de la mitad es de Walter Sofía, ahí comprendí verdaderamente sus palabras.
      Gracias.

      • Totalmente claro Don Jorge, y revelador además, algunos estamos acostumbrados a que el autor toque temas que llegan a médula sin meterse en política, ni partidismos, ni discusiones estériles.
        Su comentario totalmente en sintonía con la nota del Lic. Lasagno.

    • LA NOTA ES EXCELENTE, YA ES HORA QUE EMPECEMOS A HABLAR DE ESTAS COSAS EN NUESTRA SOCIEDAD QUE ESTA PASADA DE VIOLENCIA Y ABANDONO POLITICO.
      Y ESTE COMENTARIO DEL SR. SOFIA, QUE SI NO ME EQUIVOCO ES HERMANO DE UN MIEMBRO DE LA UNPA, ES SOBRESALIENTE.
      LA PALABRA, LAS CALUMNIAS Y LOS RUMORES MUCHAS VECES HACEN MAS DAÑO QUE UN CUCHILLO O UNA PISTOLA.
      TENEMOS QUE ENSEÑARLES A NUESTROS HIJOS LO CORRECTO Y A DIFERENCIAR DE LOS BUENO Y LO MALO.
      ME PEGO MUCHO CUANDO EL SR. SOFIA DICE “SANTA CRUZ… ES UNA FOSA SEPTICA INMUNDA DE ALCAHUETERIAS”, ES TOTALMENTE VERDAD!, ES TOTALMENTE LA REALIDAD QUE VIVIMOS TODOS LOS SANTACRUCEÑOS.
      ¿QUIEN TIENE LA CULPA?, NO LO SE, PERO BIEN VALE LA PENA TOMARSE EL TRABAJO DE PENSAR EN ESTAS COSAS PORQUE LOS RUMORES MUCHAS VECES VICIAN UNA SOCIEDAD DE TAL MANERA QUE TERMINA PODRIDA HASTA SUS CIMIENTOS.
      SIN IR MAS ALLA MIREMOS LA HISTORIA DE ALEMANIA Y NUESTRA PROPIA HISTORIA ARGENTINA.

    • Mi nombre es Estela, soy psicóloga y psiquiatra y docente de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires.
      Su libro “Paula” es una verdadera joya del pensamiento y el razonamiento dirigidos al entendimiento del comportamiento humano y los derechos inherentes a nuestra calidad de personas individuales y sociales.
      Aún siendo una publicación de bajo presupuesto y minimalista, está verdaderamente a la altura de las mejores ediciones técnico científicas porque expresa con total claridad lo que muchos con cobardía, callan.
      Expone descarnadamente el abandono que el estado hace de los más débiles, de los que no tienen voz y de aquellos perdidos en la oscuridad de nuestras ciudades.
      Uso el libro para enseñar, como texto de apoyo a los alumnos que mejor comprender el significado de la profesión, ya ha pasado por docenas de manos, es un verdadero honor poder estar diciendo esto a su autor.
      Y el artículo de OPI, a más de oportuno es tan importante que debería permanecer siempre en la página porque son estas las cosas importantes que a todos deberían interesarnos.

      • ESTO DE ECUCAR DESDE LA ESCUELA Y LA FACULTAD ES EXELENTE PERO, ¿Y LOS PIBES Y JOVENES QUE NO TIENEN INTEGRACION AL ESTUDIO ? LOS HIJOS DE CARTONEROS,DE CIRUJAS, DE LOS DESOCUPADOS DE AQUELLOS QUE SOLO TRABAJAN PARA COMER ¿QUE? C0MO LES LLEGA A ELLOS LA EDUCACION LA ENSEÑANZA NO SOLO TECNICA DEL SISTEMA DE ESTUDIOS SINO DE VALORES “MORAL Y CIVISMO ” MORAL, MORAL EN OTRAS EPOCAS LA ESCUELA Y EL HOGAR JUNTOS.

    • Hola, mi nombre es Eleonor, soy docente jubilada y vivo en Junin, me gustaría contar una anécdota que tiene mucho que ver con la nota del Sr. Lasagno y también con este comentario en particular.
      Fui profesora de Walter en el secundario en el colegio Salesiano.
      Cuando Walter estaba en el segundo año le dieron un trabajo práctico de la materia que entonces se llamaba “instrucción cívica” que tenía que presentar luego de las vacaciones de invierno y tenía que abordar el tema de la educación en la ciudad de Río Gallegos, estamos hablando del año 1977 si no me equivoco cuando él tenía 13 años.
      El presentó algo así como un libro de una cien páginas del cual tengo un ejemplar, que de un lado llevaba el título “Tu no te mereces soñar” y tratabada del comportamiento de docentes y directivos de varios colegios incluido el suyo, describía maltratos tales como coscorrones que daban algunos curas, castigos físicos como pararse en un rincón por horas, maltrato psicológico, agresiones verbales y otras cosas, todas con nombre y apellido y casos verdaderos; en la otra mitad del mismo libro pero del otro lado con el texto dado vuelta había otro título “Tu no te mereces ser mi amigo” y trataba del comportamiento entre estudiantes, los abusos de compañeros que hoy llamamos bullying, agresiones en grupos, insultos y golpizas y otras cosas todas con nombre y apellido y de casos verdaderos.
      Justo en mitad del libro había varias páginas en blanco de uno y otro lado separadas por un carton paspartoux con dos títulos invertido que presentaban “¿Y vos?”.
      A muchos extrañó que el libro tuviera pegado un registro de su firma por un escribano de Río gallegos que el propio escribano abaló por ser Walter menor de edad y que Walter pagó con lo que ganaba como canillita y lustrabotas fuera de horario de escuela.
      Hizo del libro varios ejemplares que entregó a todos los directores de los colegios que figuraban en sus página; ustedes no se imaginan el fenomenal lío que se armó con ese libro!.
      La verdad es que con su corta edad Walter puso sobre la mesa de una forma que en ese momento para todos fue terrible, pero que fue pionera porque en esos años nadie hablaba de esas cosas y se tomaban como totalmente naturales, la atención de la ausencia del estado en la violencia educacativa.
      Walter fue desde pequeño un escritor precoz, y a su edad ya con los atributos de un escritor experimentado: memoria, imaginación, inteligencia y por sobre todo respeto por el otro, porque el contenido de aquel libro es por sobre todo una búsqueda de respeto mutuo, el mismo que en profundidad el Sr. Lasagno plantea en su nota.
      Y como siempre hay alguien que tiene dudas, recomiendo ir a los archivos del Juzgado Penal Nº 1 pues en ese año un padre hizo la denuncia contra uno de los colegios, basado en lo que decía el libro.
      Walter siguió escribiendo, con tal calidad que en 1985 en el centenario de la ciudad de Río Gallegos, con solo 21 años ganó el primero y segundo premio en poesía en el concurso realizado con motivo del centenarío de la ciudad de Río Gallegos, entre el jurado estaba la consumada escritora nacional Flora Rodriguez Lofredo.
      Pero quiero hacer un último comentario, que también da constancia de la ausencia del estado; en los últimos meses en algunos prefiles de las redes sociales de ufólogos y seguidores políticos, se habló cobardemente muy mal de quien escribo, cuando pedí explicaciones y dije quién era yo, solo me sacaron de los perfiles; eso es justamente lo que pasa cuando nadie controla, ¿cuántos casos de violencia de niños y niñas, asesinatos y secuestros extorsivos tenemos en Argentina que empezaron justamente en las redes sociales?.
      Tomemos consciencia de esto, es muy importante para construir una sociedad sana.

    • Yo no soy ni ingeniero, ni docente, ni nada de eso, laburo haciendo ladrillos y pegando bloques; lo que usted dice es totalmente cierto, ahora no se puede hablar con nadie ni sentarse a tomar unos mates con algunos porque enseguida van con los chismes y uno después se queda sin laburo.

  4. La legitima defensa siempre es legal, aún si el Estado cumpliera con su dudosa labor de brindar seguridad individal, cosa q es una mentira o una falasia cuando menos pues es materialmente imposible que el Estado nos proteja 24/7/365, de esa seguridad debe encargarse el individuo pues es él el que responde al delito inicialmente, el Estado no es capaz de prevenir el delito ni siquiera de reprimirlo pues los delincuentes no realizan los delitos frente a la policia, los representantes del Estado. El Estado está para evitar la justicia por mano propia que el afectado por el delincuente una vez pasado el acto delictivo, lo busque, rastree, persiga y castigue el crimen sobre él cometido. Después la seguridad individual es responsabilidad de cada persona, que uno quiera hacerse responsable de su seguridad o no ya es decisión individual, pero no esta bien que no se permita y se restrinja que aquellos que quieren protegerse así mismos dentro de la ley como se les ocurra puedan hacerlo por que algunos no estan dispuestos a protegerse así mismos y tienen miedo de hacerlo.

  5. Vivimos en un Estado de Sitio DELINCUENTE instaurado por un gobierno de delincuentes con el único objeto de atemorizar, dividir y paralizar a la ciudadanía que atónita hoy observa que su único objetivo fue delinquir a diestra y siniestra.
    Estamos en guerra civil, mal que nos pese esta terrible palabra. Los delincuentes tienen la potestad sobre la vida de los ciudadanos. Si ellos deciden sobre tu muerte o tu vida ¿Por qué quedarnos de brazos cruzados? No queda otra opción eres voz o él, quien tiene un arma y la sabe usar, pues sabrá defenderse como tal.

  6. Sin duda alguna los ciudadanos horados no tenemos otra alternativa que la de defendernos por nuestros medios porque el Estado no lo hace, ni a través de las fuerzas represivas naturales (policiales), corruptas e ineficientes, ni a través del aparato de justicia, degradado y también corrupto moral y materialmente. Ahora son individuos solos, más tarde, si el actual gobierno no toma cartas en el asunto, los legisladores siguen sin compromiso con la realidad social y los jueces mirando para otro lado, serán grupos de vecinos, y luego, tal vez, grupos de autodefensa como los que surgieron en Michoacán, México (que se defienden tanto de los narcos como de las fuerzas corruptas del Estado). Un delincuente muerto es un peligro menos para el conjunto social. El médico no convocó al delincuente a ver quien tenía mejor puntería. El delincuente lo buscó y lo hubiera matado si hubiese podido. Y nadie hablaría de un muerto más por la delincuencia.

  7. EL DAÑO CULTURAL-JURISPRUDENCIAL QUE HA CAUSADO EL ZAFFARONISMO Y SUS ACÓLITOS DE LA MANO DEL MALDITO KIRCHNERISMO (LÉASE BINDER, LOS MINIMALISTAS-ABOLICIONISTAS DEL DERECHO PENAL, SLOKAR Y OTROS “ENTRONIZADOS” EN EL FUERO PENAL TANTO PROVINCIAL COMO FEDERAL) HA SIDO TAN GRANDE QUE LA SOCIEDAD NI IMAGINA LAS CONSECUENCIAS DAÑOSAS DE TAN ABERRANTE IMPLANTACIÓN DOCTRINARIA. DESDE EL AÑO 1984 (ÉPOCA DE INICIOS DE MI ESTUDIO UNIVERSITARIO DE ABOGACÍA EN LA U.N.L. EN SANTA FE) ES QUE VENGO COMBATIENDO EL CRITERIO DE DESCARGAR EN LA SOCIEDAD LA “CULPA” DE LAS CONDUCTAS INDIVIDUALES DE QUIENES DELINQUEN, POR CONTRAPOSICIÓN DOCTRINARIA A LA CULPABILIDAD Y A LA RESAPONSABILIDAD DERIVADA DE LA AUTORÍA TÍPICA, ANTIJURÍDICA Y CULPABLE. POR OTRA PARTE, ESTOS VERDADEROS IMPRESENTABLES DEL DERECHO HAN PRETENDIDO SER ORIGINALES EN LA DOCTRINA COPIÁNDOLE VERGONZOSAMENTE LAS POSTURAS A LA LLAMADA “MODERNA ESCUELA DE DERECHO PENAL DE BERLÍN” QUE SOSTIENEN (ENTRE OTRAS BARBARIDADES) QUE LA PENA NO TIENE NINGÚN SENTIDO. DAN ASCO

    • MARTINEZ DE HOZ, CAVALLO, MELCONIAN, STURTZENEGGER, PRAT GAY, MENEM, DE LA RUA, MACRI NUNCA FUERON JUECES Y SENTENCVIARON AL PUEBLO ARGENTINO A LA POBREZA EXTREMA Y SENTENCIARON A TODOS LOS ARGENTINOS A VIVIR EN LA INSEGURIDAD ELLOS TIENEN LOS FAMOSOS CANTRY CON SEGURIDAD ADENTRO Y AFUERA QUE SOLO ELLOS PUEDEN PAGAR.

  8. Todos estamos expuestos a robos,secuestros y entraderas,yo en mi caso hace 30 años vivo armado sufrí un secuestro y termine con 3 infartos y los secuestradores no bien por mi entrenamiento,no me mude, ellos lo tubieron que hacer,pero la seguridad la tendria que dar el estado y no autodefendernos,no sienpre terminna bien…

  9. “son producto de la irresponsabilidad del garantismo judicial, de jueces y fiscales forjados en la cátedras zafaronianas, donde el Código Penal se interpreta como una herramienta de opresión, autoritarismo y de castigo. ¿Qué debe ser un Código Penal sino un elemento que contenga reglas correctivas para quienes infringieron las leyes?. Pues bien, hay quienes no piensan así, especialmente el ex Juez de la corte Eugenio Zafaroni, prostibulario, hipócrita y represor confeso, colaboracionista de la Dictadura, en 1980 que escribía los artículos del Código de Justicia Militar, justificando la muerte por la mano militar”

    No coincido en nada con esta parte del articulo, primero porque si Zafaroni participo en la dictadura del 76 no creo que Nestor Kirchner lo haya puesto en la corte suprema de justicia ocupando ese cargo hasta el 2014 sabiendo su pasado, adhiriendo también el hecho de que el gobierno de los Kirchner estaba plagado de subversivos de la década del 70 y su política en materia de derechos humanos fue la de garantizar impunidad para esta gente y perseguir a los que combatieron la guerrilla.
    Y segundo es que en la época de la dictadura militar fue la ultima vez que el estado estuvo presente en materia de seguridad.
    Me gustaría que alguien me aclare la frase del articulo arriba expuesta, gracias.

  10. ADEMÁS DEL PENSAMIENTO ATROZ DE ZAFFARONI CON RESPECTO QUE EL DELITO ES CULPA DE TODA LA SOCIEDAD Y NO DE QUIEN LO COMETE, COSA QUE DEMUESTRA SU CERCANÍA CON LA LOCURA O SU AMOR CON LA ANARQUÍA, SE HAN FORMADO LEGIONES DE ABOGADOS, ALGUNO DE ELLOS BRILLANTES CONOCEDORES DE LAS LEYES Y DE TODOS LOS VERICUETOS QUE EL PODER EJECUTIVO AL REGLAMENTAR LAS LEYES LES VA PONIENDO PARA QUE DE ALGUNA MANERA LOS DELINCUENTES CULPABLES QUE SEAN AMIGOS O SECUACES O SOCIOS PUEDAN ZAFAR O PRESENTAR INDEFINIDAMENTE RECURSOS HASTA QUE EL DELITO PROSCRIBA. PERO TODOS ESTAMOS EN PELIGRO PORQUE NINGUNO DE TODOS LOS ABOGADOS, FISCALES, JUECES, CAMARISTAS O SUPREMOS TIENE LA MENOR NOCIÓN DE LO QUE ES “LA JUSTICIA”. TODOS ESTOS SE HAN ACOSTUMBRADO A APLICAR LEYES, NO A HACER JUSTICIA. LA ESTATUA DE LA JUSTICIA DEBE ESTAR ACOSTADA Y OLVIDADA EN ALGÚN LUGAR. POR AHÍ AL LADO DE LA DE CRISTÓBL COLÓN. YA NO ESTÁ MÁS EN NINGÚN TRIBUNAL DE ESTE PAÍS. AHORA LOS FALLOS SON “A LA CARTA” Y DEPENDEN DE PODER, DE LOS CONOCIDOS O DEL BOLSILLO O LA CHEQUERA DE LOS DELINCUENES ACUSADOS. EL PODER JUDICIAL ES EL CULPABLE DEL DESCALABRO DE ESTE PAÍS DESDE HACE 70 AÑOS. ERA CUANDO “LOS JUECES SÓLO HABLABAN A TRAVÉS DE SUS FALLOS” NO ERAN ESRELITAS DE TV,DE A POCO HAN IDO DESAPARECIENDO DE SU IMPORTANGE ROL QUE LES ASIGNA LA CONSTITUCIÓN. LA HAN TRAICIONADO EN INCONTABLES OPORTUNIDADES.

Dejar una respuesta