Plan de Batalla de Maduro: el General arroz, el General papa y...

Plan de Batalla de Maduro: el General arroz, el General papa y el General papel higiénico

90
13
Compartir

crr8msaweaaxh1m
06/09 – 11:00 – A esto ha llegado Venezuela. La guerra “revolucionaria” del chavismo ha encontrado un enemigo común: los consumidores, ergo, su mismo pueblo. Después de un cacerolazo en Isla Margarita, en la cara del ex colectivero y una masiva manifestación de más de 1 millon de venezolanos en las calles pidiendo que se vaya, el hombre al que su alter ego le da órdenes a través de un pajarito, decidió “dar batalla” y nombró un “Estado Mayor Conjunto” que tendrá el objetivo estratégico de cuidar cada producto en cada góndola. Una solución “de fondo”, como se dice. (Por Rubén Lasagno)

El final de una mentira es cuando comienza la verdad” refiere un dicho anónimo sobre la realidad que atormenta a muchos, quienes en su alienación, piensan y creen en la mentira eterna. Ya nos sucedió a los argentinos, cuando por 12 años no pudimos sacudirnos el poder mesiánico de un grupo de chorros que llegaron al gobierno nacional con un plan bien trazado: quedarse con lo nuestro. Hoy, con características de tragicomedia, leo, no sin un poco de alivio, las palabras dichas por Daniel Scioli, el ex gobernador alfombra, la continuidad del kirchnerismo que supimos sacarnos de encima a tiempo, otro hito de la corrupción y el desastre administrativo de la provincia de Buenos Aires, quien expresó “Me quedé angustiado por no tener la posibilidad de ser presidente” y yo creo que, ante la angustia de este corrupto, la sociedad argentina está aliviada.

Entre esos atormentados por la realidad, está el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, quien ya no puede sostener la mentira populista porque los resultados lo desbordan y están a la vista. La “Revolución bolivariana” que inició el hipercorrupto ex presidente Hugo Chávez, (amigo son los amigos: NK-CFK), fue continuada por Maduro quien para demostrarle al pueblo que no gobernaba en soledad y su oráculo mentor seguía espiritualmente liderando desde el cielo, inventó la fábula del pajarito quien día a día, le aconsejaba lo que debía hacer.

De un infantilismo patológicamente peligroso, el populismo rezagado del chiavismo infame, llevó a un país rico y de buena gente como Venezuela, prácticamente a la miseria, esquilmó sus reservas petroleras y desde hace un tiempo sus habitantes corren detrás de los artículos de primera necesidad que faltan en las góndolas, como falta desde hace tanto tiempo, la decencia, la honestidad, la capacidad, la democracia y la moral en sus gobernantes.

Enriquecidos a más no poder, siguen esquilmando al pueblo de Venezuela, los ladrones que amparándose en la mística revolucionaria, hicieron de ese país un botín. Generaron un relato irreal, basado en una “revolución” que Chávez inventó como una suerte de gran subestimación a un pueblo manso y crédulo, perduró en el tiempo haciéndoles creer que “vivir con lo nuestro”, era lo mejor, mientras ellos se llevaban lo ajeno. Crearon miles de cuentas off shore, viven en palacios fortificados, enriquecieron a sus hijos y futuras generaciones de nietos y bisnietos y lucen los Rolex y los Armani por docenas, mientras les hacen creer a pueblo que lo mejor de la revolución, está por venir.

Déspotas malparidos que se valen de una democracia que exacerba sus derechos y no pone límites a la imaginación de estos malandras, como los nuestros, los que en más de una década sublimaron los DDHH, la inclusión, la democracia, la participación, el federalismo, la lucha contra las mafias, el combate al narcotráfico, etc e hicieron todo lo contrario.

Hoy Maduro culmina su revolución defendiendo los objetivos puntuales de su lucha bolivariana: pone consignas militares en las góndolas y nombra un estado Mayor Conjunto, cuyos generales tienen la patriótica custodia del papel higiénico, el arroz, la pasta dental y los jabones, entre otros bienes esenciales cuyo valores superan, inclusive, la de la onza de oro.

El General fideo, por ejemplo, provee una fortificación con antiaéreas de 50 mm para defender los spaghettis al huevo, porque hablar de fideos de morrón y espinaca, es una entelequia. El General arroz, previene el ataque desmesurado de los consumidores, colocando frente a la góndola respectiva, una batería “Minigun”, las ametralladoras multitubos que por su velocidad y candencia de disparos, son las únicas que pueden prevenir/detener el ataque desenfrenado de quienes se les ocurra hacer risoto una vez por mes. Al General papa le alcanza con un cómodo lanzamisiles de cuarta generación, para rechazar a quienes tengan la idea de acercarse por la verdulería a llevar más de medio kilo de papas y el General Papel Higiénico es el que menos trabajo tiene porque el producto ya lo agotó Maduro y su gabinete, limpiando las deposiciones que dejaron durante estos años desde que están en el poder.

Suena raro y estúpido, pero es la cruel verdad. Esto sucede cuando los países son asaltados por delincuentes e incapaces vestidos de demócratas y cuando los pueblos no tienen elección, aunque puedan votar.

Gracias a Dios (y al hartazgo de los pueblos también) los populismos en Latinoamérica han caído estrepitosamente y los que aún permanecen en pie, tambalean ante la verdad que emerge de su propia incompetencia. Quienes vitorean estos regímenes izquierdosos, son los mismos que alaban a estos déspotas desde afuera, pero evitan ir a vivir bajo sus influjos y en los límites represivos de sus políticas y bajo las leyes de los países que admiran donde no hay justicia y se anulan las libertades sindicales, los derechos de los trabajadores y se encarcelan a los disidentes.

Y volvemos a Scioli, que ahora se lamenta por no haber sido presidente. Nosotros decimos que tal vez el destino nos dio una oportunidad; no con o por Macri, que no se malinteprete, sino la oportunidad de salir de la década robada para sacar la cabeza y ver (como hoy lo hace el pueblo venezolano) que hay vida más allá del relato. Un Scioli en el poder habría sido la reedición del modelo infame que nos robó el futuro por varias décadas más; y Daniel Scioli con su comportamiento político, demostró ser la mejor propuesta agazapada para continuar la obra iniciada en el 2003 por Néstor Kirchner. Nunca mejor, para definir al motonauta, la frase de Jonathan Swift, quien dijo “La ambición suele llevar a las personas a ejecutar los menesteres más viles. Por eso, para trepar, se adopta la misma postura que para arrastrarse”.

El populismo de Néstor, Cristina o Scioli es pariente del de Chávez y Maduro. Solo basta ver y analizar lo que le ocurre a la sociedad venezolana, para encontrarnos como en una película de “Volver al futuro”, con la Argentina a la que, de haber seguido “el modelo”, paradójicamente, volverían a controlar los Generales; esta vez no en los cuarteles, claro, sino en las góndolas de los supermercados; todos (como corresponde) dirigidos y organizados por Milani. (Agencia OPI Santa Cruz)

13 Comentarios

  1. QUÉ BOLUDO EL MADURO ÉSTE, UN NABO IMPORTANTE , ASÍ TERMINAN ESTAS SEUDOREVOLUCIONES, AUNQUE TBIÉN LA CUBANA QUE ERA UN POCO MAS SERIA TERMINÓ CON UN DESFILE DE KARL lAGERFELD Y UN RECITAL DE LOS ROLLING STONES …¡¡PATÉTICO!!!

  2. TODOS INVENTARON ESTA FARSA PARA ROBARNOS TODO
    NECESITAMOS ECHARA PATADAS ENE L CULO A ESTOS DEGENERADOS
    OJALA EL PUEBLO VENEZOLANO DONDE ESTUV EY CONOZCO LO CUELGUE EN LA PLAZA
    COMO A LOS CHAUCHESCOS
    PAREDON Y CADALSO A ESTOS HIJOS DE PUTA
    EL DIA QUE HAYA UN ESCARMIENTO EN SERIO SSE VAN A TERMINAR ESTAS LACRAS

  3. Pensar que nosotros, (en el orden nacional) nos salvamos de tan grande desgracia, pues a mi no me importa lo que le pasa a maduro, si nó lo que sufre un pueblo inocente, la falta de lo mas necesario, medicinas, alimentos, paz y tranquilidad, todavía en nuestra tierra quedaron algunos que aún nos hacen la vida imposible, pero todo llega, y a ellos, mas temprano que tarde, les llegará y nos aliviaremos de esta ignominia. Ya vendrán tiempos mejores, pero por favor, pensemos bien a quien votamos.

  4. CHE DIGANLE A GARZON A DEL PLA Y TODA ESA ESPECIE DE “REVOLUCIONARIOS” DE ENTRE CASA QUE VIVEN CALENTITOS Y PROTESTAN EN LAS CALLES, HACEN PIQUETES Y TOMAN EDIFICIOS COMO HACEN ACA QUE SE VAYAN VENEZUELA Y LE HAGAN LO MISMO A MADURO,,,,,,,,, TANTO QUE SE LLENAN LA BOCA HABLANDO DEL MODEL V,,,,, CARADURAS,,,, ESTOY DE ACUERDO CON LA NOTA ESTOS SON DE IZQUIERDA EN LA DERECHA,,, MIENTRAS TANTO DE ACA NO SE VAN
    ¿SABN CUANTO DURAN EN VEVNEZULE ANTES DE IR EN CANA? 2 MINUTOS 25 SEGUNDOS.
    BOLUDOS A CUERDA,,,,,

  5. Un POEMA estimados; una nota de gran veracidad-
    Scioli que siempre fue un felpudo de la Reyna que se comió el “no sabe administrar no sabe hacer nada – etc etc” ahora que tenia la oportunidad pues bien fue a la reunion con la Reyna para decirle que el pajarito le comento que ella es “muy buena y que el as de espada lo tiene ella y que el es un dos de oro”.
    Los pueblos tienen los gobernantes que se merecen como en Venezuela donde el papel higienico es un lujo.-
    Diria la Reyna VIVA la 1050.–

  6. Rubén, buen día, por qué Ud, que está en el medio más importante de Santa Cruz, no averigua si scioli devolvió el dinero del préstamo que saco del banco provincia de Bs As, para sacar de la quiebra la empresa de la que le puso los adornos? Gracias muy buena nota

    • Raúl:: precisamente es un tema sobre el cual pocos o nadie habla. Tengo entendido que hay una causa que en estos momentos estaría avanzando o al menos moviéndose, luego de estar “pisada” por años. En realidad cuando saque a la luz lo que se ha robado Scioli, va a ser realmente escandaloso. Y, de acuerdo a confesiones de un ex compañeros suyo, el origen de su riqueza está en el juego y en la droga, con vía a través de la policía provincial, cosa que por otra parte se está destapando. Todo esto ya lo dije en notas de hace un tiempo. Saludos.

    • en enero estuve 4 días en caracas y luego una semana en margarita es un caos hasta los hoteles estatizados estan un desastre,un taxista con lagrimas en los ojos nos decía venezuela se desangra,no entendía como los k apoyaban lo que pasa en venezuela patetico.

Dejar una respuesta