La renovación y el cambio en marcha: Sergio Acevedo “el premio” que...

La renovación y el cambio en marcha: Sergio Acevedo “el premio” que pelean por llevarse Costa y Massa

152
15
Compartir

La renovación y el cambio en marcha: Sergio Acevedo “el premio” que pelean por llevarse Costa y Massa
11/10 – 12:30 – Cualquiera diría que si Costa y Acevedo ya se pelearon una vez, se pueden pelear dos. También se podría pensar en la falta de ideas, de propuestas y de recambio que hay en la política provincial, para que vuelvan “los muertos vivos”, esta especie de zombies políticos que cíclicamente aparecen en esta provincia, por caso Arnold y Acevedo. Y hoy vuelve a mostrarse el truncadense como la “renovación” que intenta pegarse a espacios como el de Costa (con el que ya fracasó) y/o Massa, a quien le daría el abrazo de oso para quitarle votos genuinos. (Por Rubén Lasagno)

Está claro que la falta de referentes, de figuras relevantes en la política y de hombres y/o mujeres con clara convicción cívico-ciudadana y moral intachable, es una de las grandes deudas que tenemos los argentinos para con nosotros mismos. Esto da como resultado que sigamos empobrecidos y carentes de representaciones potables en el campo de la política y vivamos inmersos en el mismo círculo vicioso que abre y cierra con las mismas caras. Algunas, con el tiempo, morigeran su rancia actuación, a veces deleznables otras incorregiblemente ineficaces y se reinventan gracias a la memoria corta del electorado que suele verlos después de un tiempo y gracias a las comparaciones sobre sucesores que no han sido mejores, como una opción y no como una decepción, que es lo que realmente fueron.

Este es el caso de Sergio Acevedo, un hombre que de vez en cuando vuelve, montado en un pseudo halo de honestidad, corrección y moralidad, para mí desde el punto de vista político dudosa, aún cuando quienes lo conocen en profundidad no dudan de su honestidad como persona. Pero con eso solo no basta, porque la honestidad tanto intelectual como personal se pone a prueba en la política, donde se promueven las tentaciones, se tuercen las convicciones y se invita a contradecir principios básicos, por la necesidad misma de “hacer política” y a veces porque no hay otra forma de perdurar en ese mar de infidelidades, si no se aggiorna con el sistema, que de no hacerlo, termina expulsándolo.

Entonces algún desprevenido podría decirme “Claro, y precisamente a Acevedo lo expulsó el sistema porque el se resistió a… bla bla bla” y no es así. Eso corre para los primeros minutos del juego, es decir, haciendo una metáfora futbolera, corre para quienes son expulsados por no acoplarse al sistema político, en los primeros cinco minutos del partido, no para quien es expulsado en los 30 del segundo tiempo. Y esto le pasó al ex gobernador devenido en una especie de gurú de resguardo, exiliado desde su eyección del poder, en el bucólico pueblo de sus inicios.

De acuerdo a la información que dejó trascender la prensa local, Sergio Acevedo intenta entrar a jugar en primera, trayendo de la mano a Pino Solanas y mirando con cariño al espacio de Eduardo Costa, con quien ya se alió en el 2007 y terminaron todos peleados horas antes de la constitución de listas o a Sergio Massa, una incógnita aún en Santa Cruz, pero que podría ser tentado a poner en sus filas al ex gobernador K.

No viene al caso desmenuzar la noticia donde se pretende analizar cómo es el mecanismo de “acomodamiento” de Avecedo a través de sus operadores locales Pérez y Miguel Farías, porque eso hace a la “interna chica” que no es objeto profundizar aquí. Lo importante en este caso es analizar cómo y porqué un hombre como Sergio Acevedo nos debe convencer que no es lo que demostró ser (un cómplice de la era K en Santa Cruz y nación) y cómo quiere que alguien le crea, cuando no ha tenido la honestidad de denunciar los hechos pasados, que tuvieron al padre de la corrupción como su alter ego y del cual fue fiel servidor hasta que lo echaron por “desleal”.

Pareciera que nos quieren hacer creer que de Acevedo solo debemos mirar el acto de renunciamiento al poder, cuando se fue solitario y con las manos en el bolsillo, por la puerta de casa de gobierno, en silencio y sin dar explicaciones, a pesar de haber ganado con casi el 70% de los votos. Eso, lejos de lo que muchos creen no fue un “acto de grandeza”, fue un acto de cobardía. Distinto sería si hubiera convocado a una conferencia de prensa y denunciado por qué se iba y quién lo obligaba a hacerlo. Nada de eso ocurrió.

Esa actitud que tuvo Acevedo, no es para reconciliarlo con la honestidad, precisamente, es para vivir recordándole que ha sido un silencioso cómplice del latrocinio provincial y nacional y una parte sustancial en la tarea de enmascarar las acciones ilícitas de su amigo y jefe político, a quien acompañó inexorablemente desde sus inicios, lo sustentó calladamente como vicegobernador, como gobernador, como amigo y después, le puso el sello definitivo y sin vueltas a su dudosa honestidad política, cuando dirigió la SIDE, una caja política y personal de Néstor Kirchner, que se basó en el desvío y utilización sistemática de los fondos reservados, para enriquecimiento, negocios políticos y operaciones de todo tipo.

Acevedo jamás habló (ni hablará nunca) de estos y otros temas que hacen al pasado político más pesado de su existencia y lo pone en Santa Cruz, como una tumba de verdades nunca reveladas sobre la corrupción kirchnerista de la que jamás dio cuenta y a la que conoce perfectamente. Sergio Acevedo, si quisiera hablar, contar y denunciar, realmente, podría sepultar al kirchnerismo en su conjunto y desnudar la ruta del dinero K, los fondos de Santa Cruz, la estructura armada para delinquir con la obra pública, los pactos con el juego y los negocios con Cristóbal López, el enriquecimiento del extinto y su familia, el plan sistemático de carterización ideado y llevado a cabo en Santa Cruz por Néstor Kirchner y es quien más sabe de las transas y delitos cometidos por el ex gobernador y ex presidente; pero de eso jamás hablará Sergio Acevedo y mientras no lo haga, no tiene entidad moral para erigirse en una figura política de cambio y quienes lo “adopten” deberán enfrentar las críticas más duras o bien sentirán el peso de su figura piantavotos en las urnas.

Sergio Acevedo fue un tipo absolutamente funcional a Néstor Kirchner y no fue precisamente por ser desleal que lo puso a manejar la SIDE en el momento de mayor complejidad política del gobierno nacional. El truncadense jamás dijo una palabra al respecto. Puso sus manos en los fondos reservados y su destino, como el de Larcher e Icazuriaga, quedó marcado y manchado por la sospechas de complicidad no solo en el armado de una estructura de Inteligencia acorde a las necesidades del santacruceño, sino que se “enamoró” de personajes como el Ingeniero Stiuso y de quien dependió en todo momento y puso proa hacia lo que sería luego la SIDE de los próximos 12 años: un nido de corrupción, donde en los últimos años ni siquiera estaban bancarizados los sueldos que se movían en valijas a las delegaciones del interior y se manejaban partida en negro a diestra y siniestra, sin que hasta el momento el macrismo haya hecho nada para denunciarlo.

Concluyendo: Sergio Acevedo tiene más para explicar que para opinar. Más para declarar y denunciar que para criticar. Si Eduardo Costa reincide en aliarse con él, responderá a una cuestión de índole personal, porque está clara la incompatibilidad que existe entre el agua y el aceite. La gente lo ve. A nadie se le escapa que razones de tipo electoral, pueden dar estos resultados nefastos de los cuales al poco tiempo, los votantes se arrepentirán. El tema es ¿Cómo convencernos de que es Cambiemos, con Acevedo en la grilla?.

Lo de Massa es aún peor, porque como fuerza creciente en Santa Cruz si en realidad pretende ser la diferencia, deberá optar por desligarse de personas que han sido parte del proceso más oscuro de Santa Cruz, jamás revelado y menos aún investigado y denunciado, cargándose en sus hombros el pasivo de tener entre sus filas a un cómplice de la década ganada, que pontifica honestidad desde el silencio y el resguardo hacia quienes cometieron todo tipo de tropelías con los dineros públicos, transformando al portador de esos secretos jamás revelados, como cómplice.

Costa y Massa serán los que decidan en primera instancia, luego la gente con el voto, será quien ponga en su lugar las cosas. Allí se verá si aceptan sepultar el pasado de latrocinio y corrupción, eligiendo una lista donde vaya Sergio Acevedo, que tiene mucho para declarar y testimoniar, antes de presentarse como una opción en las urnas o lo rechazan por ser incompatible con la necesidad de cambio que pretendemos quienes esperamos que cambiar sea un cambio verdadero y no cambiemos, por esto. (Agencia OPI Santa Cruz)

Notas relacionadas:

Sergio Acevedo: partícipe necesario

Muy mala performance de Sergio Acevedo en los medios nacionales

A cuatro años de la renuncia de Sergio Acevedo. resultó que teníamos razón

15 Comentarios

  1. “renovacion y cambio” pobreza extrema, trabajadores esclavos, revoloteo de buitres, bufones que se arrodillan y piden perdon al rey de españa, bufones que rinden economia ante el imperio y el fmi, “pobreza cero” miles que mueren de enfermedades y meseria, “revolucion de la alegria” la argentina esta de duelo desde hace 10 meses que nadie sonrie, TARIFAZOS, HIPERDEVALUACION, SALARIOSD POR EL SUELO, LA CGT LASTIMOSAMENTE SE ARRODILLA POR UN MISERABLE BONO QUE NO SERVIRA DE NADA, HIPERINFLACION, DESAZON Y MISERIA DEL PUEBLO ARGENTINO, YA LLEGAMOS AL INFIERNO INCREIBLE SOLO FALTA EL BOLSON DE SOJA Y RAICES DE ALFALFA.-

  2. Arnold y Acevedo, uno peor que el otro, solo se igualan como metedores de mano en la lata, acompañando, por supuesto , al que se creía dueño de la lata, ninguno de estos dos tiene vergüenza porque no la conocen. Bien OPI, esclarecedora nota, especialmente para los que no conocen a estos crápulas……

  3. Sí Acevedo creyó que trayéndolo a Pino Solana iba a dar el golpe, la verdad que le erró feo.
    La convocatoria a ver la película “El legado de Perón” a pesar del empuje que pretendió darle su subordinado Cacho Pardo con micrófono a viva voz no resultó, sólo lograron juntar unas escasas cuarenta personas como máximo, al punto que solo habilitaron la mitad de las butacas del cine, seguramente para que las cámaras del canal tomen la imagen y la vendan como que el cine estaba repleto.
    Recordemos que Baloi Pardo fue secretario de gobierno de Acevedo cuando éste último era gobernador y que renunció a su cargo con la muerte del oficial Sayago en Las Heras, allí metió su calvicie en un pozo y recién ahora intenta sacarla de a poco.
    La película buena, pero la convocatoria un fiasco.

  4. LA MAKINA DE HUMO III VERSION ZOMBIES POLITICOS= MANOTAZOS DE AHOGADOS,TODOS DISPERSOS PERO AL UNISONO CON EL CRISTINISMO Y SUS SECUACES, VIENDO COMO PUEDEN SALVAR ALGO DEL TITANIK HUNDIDO DEL GRAN ROBO QUE SE MANDARON QUE YA NO PUEDEN TAPAR NI SEGUIR BLANKEANDO, TAMPOCO SUS SOCIOS POLITICOS Y ALIANZAS PARA EL 2017 LE SIRVEN DE MUCHO , LA VIDRIERA ES MUY POBRE PARA SOSTENER LA PARAFERNALIA O CIRKO MONTADO, Y TODO QUEDARA SUPEDITADO A LOS QUE LA JUSTICIA PUEDA DETERMINAR EN EL AÑO ELECTORAL QUE SE AVECINA CARGADO DE INCERTIDUMBRES.-

  5. a verdad es que es muy difícil para una persona hacerse cargo de tanta ira, intencionada o no , pues la honestidad es una prueba que demanda toda una vida y quienes conocen a Acevedo sabenL que es portador de una vida de dignidad y de renunciamientos. Pretender asociar la visita de Pino, al relanzamiento político de el ex gobernador de la Provincia, es como mínimo una expresión infantil y poco seria, de un opinologo de la vida política. Los hombres suelen poder mostrar su vida como ejemplo y pretender descalificar en base a un rumor o una ocurrencia, es poco serio amigo periodista. Sobre la honestidad de una persona no se jode, si Acevedo pretendiera volver a las arenas políticas, lo hubiera hecho, solo opto por lo que creía dentro de la ofertas pobres de nuestra clase política, por la que entendió mejor, pero eso no es sinónimo de nada. Seria bueno saber que opción eligió Ud , para poner fin a una etapa y cuanto hizo, para que los soñadores de siempre, los votantes tuvieran las ilusiones intactas y lo afirmaran como líder en la provincia. Como digo siempre, al igual que en el truco, primero emparde la carta y luego vemos si puede seguir jugando. El ordenador no resiste ninguna juicio de valor, las palabras escritas si, y me parece que el respeto por el otro, es parte de una lección que debemos aprender todos, los políticos activos y los pasivos que como Ud. que vive como nosotros en una provincia que esta como esta y ello es culpa de todos, incluido Ud. No se puede creer Ud. el ombligo del mundo amigo, solo le pido que no ponga en duda la honorabilidad de gente que como la de Acevedo, esta trabajando en su profesión, sin cargo nacional provincia ni municipal alguno, busque alguno similar y luego compare. Como diría un viejo no embarre amigo que Ud. vive en el mismo chiquero, y la perdida de gente en la vida política, del calibre de Sergio Acevedo, nos hizo daño y todavía no lo dimensionales. Sino que hizo Ud cuando renuncio Acevedo…penso que lo hacia, pues se había arrepentido o porque era en vano seguir con un proyecto en el que no creía mas. Sobre las actitudes políticas de un proyecto que enamoro a todos y luego se derrumbo, por que lamentablemente fue una gran obra de teatro, nos tenemos que hacer cargo todos y sino, deme la razón por la cual en la provincia no había otra opción electoral, que la de el ex presidente, sabe porque, porque la gran mayoría creía que era verdad. Puede uno pecar de iluso, puede uno pecar de hutopico pero es difícil, plantar bandera e irse cuando uno deja de creer en lo que puso su vida, sacrificando la vida personal y la de su familia. Ojo amigo la política no es para cualquiera, y duele mucho cuando eso se pierde de vista, una cosa es hacer política desde un espacio periodístico que respeto, y otra es estar frente a demandadas insatisfechas y no poder resolverlas, eso llena de impotencia y no es cobardía, sino dignidad decir basta.

    • Juan Mates:: como primera medida el “proyecto” lo habrá “enamorado a ud”, a mí no. ¿Que hice?, hace 12 años que informamos para cambiar el paradigma, en parte lo hemos logrado, en partes no, porque depende de quien vota. Lo que viene y está adelante, no es mejor ( lo digo para que no crea en fantasmas partidarios o que apoyo a Costa, Massa, etc etc). Con respecto a Acevedo, no desconfío de la honorabilidad personal (se aclara en la nota), no creo en la honorabilidad política. No ha realizado autocrítica ni dicho lo que sabe y es mucho y muy pesado, pero calla preventivamente. Fue partícipe necesarios e un proceso corrupto. No es mejor que los otros hasta que lo demuestre. Tal vez yo, desde mi humilde lugar haya hecho mucho más que Ud para sacudirnos la mugre que nos gobernó durante tantos años y su defendido fue parte, le guste o no. La “honorabilidad” de una persona se ve también en sus actos y cuando como Acevedo, decide irse callado, en silencio, con grandes secretos guardados o hacerse cargo de fondos reservados y de allí ocultar todo tipo de trapisondas políticas y financieras de un delincuente como Néstor kirchner, no es ser honorable. perdón por la disidencia, acepto su punto de vista, jamás lo compartiría. Saludos.

  6. En general nadie duda en la provincia, y más aún fuera de ella, acerca de la honestidad de Acevedo. Dicho en cuanto a que no participó del saqueo kirchnerista. También es cierto que estuvo demasiados años cerca de Néstor y Cristina como para alegar ignorancia. Jugó su propio proyecto y, como no podía ser de otro modo, Néstor no se lo perdonó. En el fondo es un tibio y, especialmente en la política, “a los tibios los vomita Dios”.

  7. Brillante el análisis de OPI sobre el muerto-vivo-resucitado de Acevedo, siempre tuve una mirada parecida sobre su HUIDA del gobierno, su cobardía por no explicar, su complicidad en los años anteriores, un tipo así no le sirve a nadie, como Arnold, estrella mediática en los últimos tiempos. Tambien muy exacta la respuesta al Sr Mates, es la verdad.

  8. Si Acevedo comienza a despotricar se convertirá en Arnold. Si Costa se alía con el renunciado Gobernador no nos extrañará a los Santacruceños. Si Massa lo recibe en su espacio tampoco, si cuando empezó tenía buena parte de los “barones” del conourbano bonaerense que se fueron porque creyeron -pelotudamente- que Yoli ganaba la elección! No habrá gente honesta en la política santacruceña si no barremos la basura de 25 años de delincuencia estatal!

  9. Siempre pensé que Acevedo calló no porque sea cobarde, sino que especuló con el “perdón K” y que estaba con los botines puestos listo a correr cuando lo llamen. De estos hubo varios que se fueron y volvieron cuando le hicieron la seña.

  10. revisando archivos noto un buen debate respecto de esta NOTA ..Pero siempre en este tipo de debate estan presentes las personas ..Denoto que no existen debates sobre las estructuras institucionales como Ley de Lemas o Diputado por Pueblo (de raigambre constitucional ) o sobre explotacion minera o sobre las cuestiones de medio ambiente ..creacion de empleo o planes de desarrollo alguna vez dispuestos en la Provincia y luego abandonados .. aun asi el resultado de un repaso de este ultimo mes es muy satisfactorio ..

Dejar una respuesta