La economía tuvo su mayor caída anual en el tercer trimestre, pero...

La economía tuvo su mayor caída anual en el tercer trimestre, pero creen que ya habría tocado fondo

83
0
Compartir

Precios cuidados en las gondolas - Foto: Infobae
23/12 – 11:50 – El PBI retrocedió 3,8% interanual en ese período y acumuló una baja de 2,4%; la medida desestacionalizada muestra un retroceso de sólo 0,2%

Por: Francisco Jueguen
Como consecuencia de las significativas contracciones de la inversión y del consumo privado, sin aportes del comercio exterior ni signos vitales en la industria y la construcción, la economía se desplomó 3,8% en el tercer trimestre y mostró la peor caída interanual de 2016 contra un año -como fue 2015- recargado por las elecciones presidenciales.

Sin embargo, para varios especialistas consultados por LA NACION, el desplome pareció encontrar finalmente un piso. Por caso, la baja desestacionalizada intratrimestral fue de 0,2%, según los datos del Indec sobre el Nivel de Actividad difundudos ayer. Se trata del retroceso más suave desde el inicio del ciclo recesivo en el cuarto trimestre de 2015. Incluso el Índice General de Actividad (IGA) de Orlando Ferreres y Asociados muestra datos desestacionalizados positivos en octubre y noviembre (0,3% y 0,4%). Además, el CEO de Ternium, Daniel Novegil, adelantó dos semanas atrás que entre julio y noviembre el despacho de laminados de acero -un insumo clave de la economía- creció 13%.

El que mejor expresó este leve optimismo fue el economista José Luis Espert en Twitter. “El PBI en el tercer trimestre cayó casi 4% anual más que en el segundo. Pero casi no bajó contra el segundo desestacionalizado ¿Se viene el segundo semestre?”, ironizó. Aclaró que del subsuelo en el que está la economía a un crecimiento interanual habrá que esperar un tiempo: esos brotes llegarían recién para el segundo semestre de 2017, otro año electoral.

Otros fueron aún más pesimistas. “Políticas económicas que concentraron el ingreso, dispararon la inflación, redujeron el poder adquisitivo, generaron una caída del consumo, de la producción industrial y de la actividad económica en general. Fomentaron una recesión que llevó a aumentar fuertemente el déficit fiscal y por eso hoy se depende exclusivamente del ingreso de dólares especulativos”, criticó el economista kirchnerista y director de la consultora E4D Economia Política, Agustín D’Atellis, y completó: “Va a ser difícil salir de la recesión que se confirmó en el tercer trimestre”.

Según el Indec, en ese trimestre la inversión se contrajo un 8,3%, mientras que el consumo privado cayó 3,1%. También cayeron las importaciones (-0,6%) y las exportaciones (-2,6%). El PBI fue de 689.712 millones de pesos. Entre los sectores económicos retrocedieron la construcción (-12,9%) el comercio (-5%), la agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-2,8%), la intermediación financiera (-5%) y la industria (-8%). “El PBI industrial tuvo una caída mayor con relación al EMI (-7%), lo que indicaría que la recesión impacta más en la pymes”, estimaron en la consultora LCG.

“Los datos sólo confirmaron lo esperado. No sólo no se observa una recuperación, sino que la caída de la actividad se profundizó. Más aún, habrá que esperar hasta 2017 para ver el rebote de la actividad”, afirmó Dante Sica, director de Abeceb, que agregó que hay una “parálisis de la obra pública”, que la industria sigue muy afectada por Brasil y que el mal tiempo perjudicó a algunos sectores del campo durante ese período.

“La variación interanual es muy negativa pero porque compara con el pico de actividad de 2015”, afirmó Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, que destacó el dato intratrimestral. “Si bien no hubo brotes verdes, el dato desestacionalizado muestra que la caída se moderó mucho y es prácticamente nula, por lo que parecería que tocamos fondo en términos de actividad”, afirmó. Rescató que en noviembre hubo signos de mejora, como también los hubo en agosto. “Diciembre podría cerrar con una recuperación que junto a la de noviembre empujen al PBI del cuarto trimestre a una leve expansión”, arriesgó el experto.

Pese a esto, la mayoría de los economistas cree que la caída de la actividad de 2016 será mayor al 1,5% previsto por el Gobierno. Para LCG será de será de -2,5%, el mismo porcentaje que pronostica la consultora Economía & Regiones (E&R). “Para el 2017 tenemos una proyección de un 1%, muy lejos del 3,5% previsto por el oficialismo”, anticipó Diego Giacomini, director de E&R. “Si se tuviera la salida de 2009 y el dinamismo de 2011, sólo llegaríamos a crecer un 2,8%. Pero el presupuesto 2017 tiene ingresos inflados y gastos pisados”, dijo. En LCG son más optimistas y creen que se producirá un avance de 3% interanual. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta