Prohíben en Cuba usar el nombre de Fidel Castro para calles, parques...

Prohíben en Cuba usar el nombre de Fidel Castro para calles, parques y monumentos

100
1
Compartir

Un ex custodio de Fidel Castro denuncia su vida secreta de lujos en Cuba
29/12 – 10:30 – La Asamblea Nacional tomó esa decisión para “evitar toda manifestación de culto a la personalidad”, como había pedido el fallecido jefe de Estado

Había sido decisión del dictador cubano Fidel Castro y esta semana su hermano Raúl no hizo más que cumplir con su deseo. En la última sesión del año de la Asamblea Nacional, esta semana se aprobó por unanimidad una ley que prohíbe el uso del nombre de Fidel en espacios públicos y de su imagen para erigir monumentos.

Fallecido hace ya más de un mes, el pasado 25 de noviembre, y alejado del poder desde 2006 luego de más de 50 años, el líder de la revolución había pedido “evitar toda manifestación de culto a la personalidad”.

Según la ley, “como expresión de la voluntad y la ética política que siempre acompañó a Fidel, se prohíbe emplear su nombre para denominar instituciones, plazas, parques, avenidas, calles y otros lugares públicos, así como también cualquier tipo de condecoración, reconocimiento o título honorífico”.

También se impide “utilizar su imagen para erigir monumentos, bustos, estatuas, tarjetas conmemorativas y otras formas similares de homenaje”, así como el uso de la figura del mandatario “como marca u otro signo distintivo, nombre de dominio o diseños, con fines comerciales o publicitarios”.

Cuba entró en recesión en 2016 por primera vez en 23 años al decrecer un 0,9%, según el informe ofrecido por el gobierno en ese mismo encuentro. El dato económico lo anunció el ministro de Economía y Planificación de la isla, Ricardo Cabrisas, quien indicó que el Producto Interno Bruto (PIB) decreció 0,9% -por debajo del 1% previsto- y avanzó que el país aspira a crecer 2% en el 2017.

Es la primera vez que la economía cubana decrece desde 1993, cuando el país caribeño enfrentó una grave crisis de varios años por la caída de la Unión Soviética y la consiguiente retirada de los subsidios de ese bloque a la isla.

En esta ocasión Cuba también fue arrastrada hacia la recesión por otro país, en este caso Venezuela , que por sus problemas internos recortó los elevados envíos de petróleo subsidiado y redujo también los pagos por exportación de servicios profesionales desde la isla.

Raúl Castro reconoció en su discurso de cierre del Parlamento unicameral los problemas económicos que encara la isla, llamó a la austeridad y subrayó la importancia de atraer inversiones extranjeras para cimentar la economía.

“Ciertamente las limitaciones en el suministro de combustibles y tensiones financieras se agravaron en el segundo semestre, lo que hizo que el PIB decreciera en el orden del 0,9%”, señaló Castro en la sesión.

Según el discurso recogido por los medios oficiales de la isla, el mandatario destacó que a pesar de la recesión “se preservaron los servicios gratuitos” para la población, lo que “se contrapone a los vaticinios de que la economía cubana colapsaría y que volverían los molestos apagones”.

Castro confió en que el país alcance un PIB de 2% en el 2017, para lo cual, dijo, es necesario garantizar las exportaciones y su cobro oportuno, incrementar la producción nacional para sustituir importaciones, reducir los gastos no imprescindibles y usar racional y eficientemente los recursos.

También llamó a dinamizar la inversión extranjera en la isla, cuyo ritmo consideró aún insuficiente y en la que “han sido frecuentes las dilaciones excesivas en el proceso negociador”.

Abogó por superar la “mentalidad obsoleta y llena de prejuicios” contra el capital foráneo y “despojarse de falsos temores”. “No vamos ni iremos al capitalismo, pero no debemos ponerle trabas a lo que podemos hacer en el marco de las leyes vigentes”, subrayó. (La Nación)

1 Comentario

Dejar una respuesta