Ahora el plan económico tendrá su primer vocero integral

Ahora el plan económico tendrá su primer vocero integral

30
2
Compartir

Ahora el plan económico tendrá su primer vocero integral
30/12 – 10:30 – Nicolás Dujovne será responsable de la comunicación de todo el programa; los próximos pasos y la nueva mesa chica

Por: José Del Rio
“Los hermanos sean unidos, porque ésa es la ley primera, tengan unión verdadera, en cualquier tipo que sea porque si entre ellos se pelean los devoran los de afuera.”

La frase del Martín Fierro está enmarcada en la Casa Rosada. El cuadro se ubica en el primer piso entre dos de las puertas de los despachos más influyentes del gabinete: el de Mario Quintana y el de Gustavo Lopetegui.

Sin dudas, tras los nombramientos de Nicolás Dujovne y Luis “Toto” Caputo como flamantes ministros de Hacienda y Finanzas, ese cuadro toma otra connotación. Al menos a eso aspiran puertas adentro de Balcarce 50. “La era de los superministros murió para siempre. Acá todos somos parte de un equipo y eso nos obligará a estar alineados”, definió una alta fuente de la presidencia.

En el despacho en el que abundan los lápices negros también se escuchó un particular ranking sobre las razones que esgrimen los referentes más disímiles al intentar instalar el faltante de un superministro económico. Las refutan una por una.

“Los primeros en tratar de mantener esa tradición son los ex ministros, que quieren imponer sus ideas. Ya sea desde el poder como desde fuera de éste tienen una particular acepción de la palabra descoordinación. Cuando el consenso va en contra de sus intereses aseguran que el modelo no funciona”, se lamentan.

En ese podio ubican por personalidades a Axel Kicillof, Domingo Cavallo y hasta al propio Alfonso Prat-Gay.

“Los empresarios también extrañan esa figura porque tocan todas las ventanillas del Gobierno y se encuentran con un frente cohesionado. Es común que vengan a la oficina de Rogelio [Frigerio], la de Pancho [Francisco Cabrera] y las de Mario [Quintana] y Gustavo [Lopetegui], pero como se encuentran con un frente común no logran insertar su lobby y culpan al sistema. Cuando reciben un no hablan de descoordinación”, admite otro funcionario de muy buena llegada al Presidente. También están las razones propias de un año recesivo. “Si la economía hubiera crecido, ya estarían hablando del caso de éxito de los siete ministros de Macri. Así de rápido dan vuelta la página y por ello pierden relevancia sus comentarios. Todo es demasiado endogámico”, admite la misma fuente.

Las críticas, sin embargo, no pasan inadvertidas. A tal punto que en Balcarce 50 tomaron nota y buscaron razones fácticas para demostrar que en lugar de ir a contramano están yendo en sintonía con lo que ocurre en las principales economías del mundo.

“La India es el paradigma de la escisión. Allí, los 1200 millones de habitantes conviven con 52 ministerios económicos entre los que aparece el del carbón, la aviación civil, los fertilizantes. Todavía tenemos capacidad para crear nuevos”, bromearon en la Casa Rosada. Sin embargo, se preocuparon por destacar que tanto Brasil como Chile y México, y en definitiva la mayoría de los países del G20, tienen estructuras similares a las que hoy delinea la Argentina. “No somos tan originales. Esto es lo que se hace en las principales economías del mundo y a nadie le llama la atención”, graficaron en Presidencia.

Hoy, Dujovne y Caputo aparecerán recargados en sus nuevos roles y ratificarán esta tendencia. Será en el marco de una conferencia en la que se buscará desmitificar algunos de los calificativos que se colgaron sobre ambos ministros y donde se empezará a ver un nuevo rol que aplicará Dujovne.

Desde ese momento comenzará a convertirse en el primer vocero integral del programa económico. Hasta ahora todos los ministros podían hablar específicamente de sus áreas. Pero él será la excepción.

“Lo elegimos no sólo por la claridad de sus conceptos, sino también por la habilidad que tiene para comunicar. Con Nico [Dujovne] se cierra el círculo de los compartimientos estanco”, afirmó otro referente de la Jefatura de Gabinete. La apertura de determinados sectores económicos, las políticas específicas y los aumentos de tarifas tendrán en él un interlocutor. Es decir, mucho más allá de las fronteras de su área. Será el primero con esa capacidad de generar un relato económico unificado. El primero del plan al que llaman programa.

También será responsable de responder ante la llegada de los pedidos más insólitos. Todavía resuena en la Casa de Gobierno el comentario de aquel empresario que le dijo al Presidente que tenía la fórmula para evitar la evasión del IVA en su sector. ¿Cuál era la receta? Dejar de cobrarlo al área que representa.

“Todavía no salimos del asombro. Es increíble en estos casos cómo se mira el interés particular antes que el del conjunto”, se enoja el mismo funcionario.

Dujovne trabajará también junto a la Jefatura de Gabinete en dos informes más que completos. El primero, sobre la realidad económica de 2016, en el que se detallará cómo se llegó al 4,8% de déficit y cuánto del rojo tiene que ver con situaciones excepcionales como la devolución de lo adeudado por el dólar tarjeta, turismo y cepo, sólo por citar algunos ejemplos de la herencia.

Allí jugará un rol clave Rodrigo Pena, flamante secretario de Hacienda, quien ayer se despidió de su rol de subsecretario de Análisis de Presupuesto, donde hasta ahora reportaba a Quintana y Lopetegui. Todo sea por el “trabajo en equipo”.

También se elaborará un plan plurianual en línea con las 100 prioridades que plantea el Gobierno para su gestión. “El presupuesto ya está aprobado y la meta de déficit también, con lo cual es un juego de la oposición tildar a Dujovne de futuro ajustador. Ahora somos un equipo”, cerraron con cierta ironía desde la Casa Rosada. (La Nación)

2 Comentarios

  1. Pueda ser que Dujovne tenga suerte o cambie su discurso, ya que lo que verseaba en Odisea lo deja culo pa’rriba….Es como si le hubieran dicho “Bueno ahora anda y hacelo”….

Dejar una respuesta