Publicado el: 6, Mar, 2017

En Chile creen que la baja de aranceles no afectará las compras de argentinos


El Paso Integración Austral - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
06/03 – 10:50 – Los analistas apuestan a que se mantendrá sin cambios el flujo de turistas

Por: Federico Grünewald
El Paso Los Libertadores es la principal vía de ingreso de argentinos a Chile. Más de un millón de llegadas se registraron por esa aduana hasta octubre de 2016. Los viajeros fueron principalmente a comprar calzado, ropa, artefactos eléctricos y electrónicos y celulares. En abril, con la entrada en vigor de la eliminación del 35% de arancel para importar computadoras, tablets y notebooks, la Argentina tendrá precios más bajos y cruzar la Cordillera ya no debería ser tan conveniente. Al menos ésa es la aspiración del gobierno de Macri. En Chile, sin embargo, el turishopping sigue en crecimiento y, al menos para este año, no esperan que la medida afecte las ventas.

En 2016 fueron 2.900.709 los argentinos que llegaron a Chile, según la Subsecretaría de Turismo de este país. Eso es la mitad de todos los turistas del año pasado, y la cifra de enero último, 647.955, representa una suba del 45,9% respecto del mismo mes de 2016. En febrero también aumentaron, y de los 660.176 extranjeros que visitaron Chile, 424.030 eran argentinos.

La Cámara Nacional de Comercio de Chile (CNC) aporta otros datos: cada argentino gasta entre 400 y 500 dólares en Chile, “mayoritariamente en electrónica, calzado y vestuario”; el gasto con tarjeta de crédito tuvo un crecimiento real de 104% en 2016 (sacando a los argentinos, las compras de otros extranjeros cayeron 3%).

“Los argentinos concentraron un 37% de los gastos con tarjetas extranjeras durante el cuarto trimestre del pasado año”, dice un informe que elaboró la CNC. La proyección de los precios una vez aplicada la baja de aranceles en la Argentina indica que las computadoras, notebooks y tablets deberían ser 20% más baratas que en Brasil, pero aún 20% más caras que en Chile.

Los economistas chilenos precisan además que la baja en estos productos no sólo depende de una disminución de los aranceles. Tomás Flores, ex subsecretario de Economía del gobierno de Sebastián Piñera, explica que “se ha generado un turismo de compras aprovechando la diferencia de precios. Hay tours organizados para llevar a los turistas a los outlets. En la medida en que la Argentina transita al libre mercado, esto puede afectar a los minoristas y a las casas de cambio, pero los artículos en Chile se venden casi sin arancel y los precios aún son más convenientes. Chile tiene acuerdos de libre comercio con Asia y con México para los productos señalados. Tampoco pagan arancel aduanero, por ejemplo, y la Argentina no tiene esos tratados”.

Flores detalla que la diferencia de precios “va a seguir existiendo, pero no como hoy. Seguirá siendo atractivo venir a Chile, por ejemplo para comprar celulares. Es usual que se los lleven de a 10 o de a 15. La política de Macri va a afectar las ventas, pero no creo que para dejar de venir a Chile, al menos hasta que los flujos de comercio se empiecen a normalizar”.

Tipo de cambio a favor

Otros especialistas han dicho que mientras el tipo de cambio sea favorable será más conveniente comprar tecnología en Chile, aunque eliminen o disminuyan impuestos en la Argentina.

Se debe agregar que el ministro de Producción, Francisco Cabrera, aseguró que la importación de celulares no tendrá rebaja arancelaria al 0%. De hecho, el plan se congeló. Además, la indumentaria se mantiene más barata en Chile (los minoristas trasandinos destacan que aquí hay marcas que allá no llegan) y el comercio, muy por sobre hotelería, tickets aéreos y alimentación, es el pilar de la torta de gasto de los turistas argentinos en este país.

Otro informe de la Cámara Regional de Comercio de Valparaíso detectó que entre los minoristas, los turistas argentinos pueden encontrar los productos mencionados hasta por la mitad de lo que cuestan en la Argentina, sin contar las promociones. Esa diferencia de 50% y hasta 60% menos se produce con el cambio del dólar a peso chileno y no sólo por el precio de los bienes. La rebaja arancelaria podría reducir hasta en un 12% los precios en Buenos Aires, pero aun así es más de lo que cuesta una notebook en Chile.

“Se espera que el arribo de argentinos se mantenga durante este año, ya que el FMI proyecta que su inflación sea del 17%, incentivando el consumo en nuestro país, producto del tipo de cambio conveniente para ellos”, dice el análisis de la cámara.

Si bien a largo plazo existe incertidumbre, no esperan que el turismo de shopping baje este año. Al contrario, las autoridades mantienen la proyección de que 1,7 millones de argentinos habrán visitado Chile entre diciembre pasado y este mes (la cifra ya bordea el millón y medio), aunque admiten que la posible rebaja de aranceles en otros productos, como los celulares, pueda incidir en las próximas temporadas. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video