Publicado el: 3, Abr, 2017

Caos social y ambiental en Comodoro


Caos social y ambiental en Comodoro - Foto: El Patagonico
03/04 – 15:30 – La situación de Comodoro y Caleta Olivia es crítica. La devastación que produjo la lluvia, pone a toda la sociedad en emergencia y particularmente en Comodoro, debido al desmoronamiento del cerro “Chenque” con el arrastre del barro, mantiene a los vecinos en una situación de más difícil solución. Más de 2.000 casas anegadas y más de 10 mil personas afectadas directa e indirectamente. Vehículos arrastrados, casas desaparecidas y a todo ahora se suma el faltante de agua potable. (Por Giuliano Ventura para OPI Chubut)

(OPI Chubut) – Las lluvias intensas arrasaron virtualmente a Comodoro Rivadavia, ciudad que está al pie de un cerro absolutamente inestable (el Chenque) y a orillas del mar. El diluvio ocurrido en pocas horas, desprendió verdaderos ríos de lodo y agua que escurrieron desde los alto hacia la playa, arrasando todo a su paso. La potencia del alud y la caída incesante y copiosa de lluvia, no le permitió a los vecinos escapar del desastre. Más de 2.000 viviendas quedaron afectadas y muchas de ellas fueron destruidas por el paso del alud. Las calles fueron destrozadas, los caminos cortados y como si fuera poco, Comodoro está atravesada por la ruta nacional Nº 3, único y obligado camino que hace todo el tránsito (liviano y pesado) que circule desde y hace el norte y sur del país. Esto, claro está complica aún más las tareas de limpieza y evacuación, no permite el libre desplazamiento de las máquinas y produce atascamiento del tránsito, largas colas de camiones y vehículos de todo tipo esperando que reabran los tramos de ruta y en definitiva, para la ciudad le suma más caos al caos.

Mañana el ministro Rogelio Frigerio llega a Chubut para reunirse con el gobernador Mario Das Neves a fin de articular las ayudas nacionales. Se han abierto cuentas de ayudas y los aportes de distintas ciudades del país confluyen para los necesitados de Comodoro, víctimas del desastre natural. En tanto, las clases siguen suspendidas, las empresas de la zona colaboran activamente con máquinas y personal para despejar las calles del barro y limpiar las aceras para facilitar el escurrimiento del agua.

El Ministerio de Salud indicó que la situación sanitaria “está controlada”, los centros médicos, hospitales y servicio de urgencia están garantizados, pero la demanda de atención ante las miles de personas evacuadas, es preocupante y trae más complejidad al panorama comodorense.

Como si esto ni fuera suficiente padecimiento, Comodoro, Rada Tilly y Caleta Olivia, sufren los cortes de agua de red, debido a que la lluvia socavó el lecho del acueducto desde el lago Munster y hay cuadrillas tratando de reparar los caños, asegurar y alinear la red a fin de que los tiempos que deba estar fuera de servicios sean mínimos. El racionamiento del agua potable, es hoy otra preocupación más de una población que vive mirando al cielo y consultando el pronóstico del tiempo. (Agencia OPI Chubut)

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Jaime dice:

    DIOS CASTIGA PERO SIN REVENQUE. Ganan fortuna y no ayudan al progimo. Cosechan los que SIEMBRAN. Asi esta el país. Así esta el mundo. No cuidamos nuestra Tierra.

    • Ale dice:

      ¿Quien gana fortuna?. ¿Los políticos? ahh si los del Frente para la Victoria que gobiernan la ciudad petrolera desde hace 15 años.

Publicidad

OPI Video