Condicionado por un gran vencimiento, el BCRA completará hoy la suba de...

Condicionado por un gran vencimiento, el BCRA completará hoy la suba de tasas

27
0
Compartir

Banco central de la Republica Argentina - Fotob
18/04 – 10:30 – Es una deuda similar a media base monetaria que debe renovar para retirar pesos y frenar la inflación

Por: Javier Blanco
Presionado por un vencimiento de deuda que representa casi la mitad de la base monetaria que intenta volver a achicar (para quitarle impulso a la revitalizada inflación), el Banco Central (BCRA) debería completar hoy la tarea iniciada hace una semana y convalidar una nueva suba en las tasas, en este caso las que paga por las Letras (Lebac) que emite para regular la oferta monetaria.

La decisión luce irremediable por el aumento en los rendimientos de estos títulos que vino alentando en las últimas semanas, al ofrecerlos activamente en el mercado secundario a precios más atractivos que los que había validado en la licitación correspondiente a marzo para tentar a que los inversores los compren y le permitan retirar pesos de circulación temporalmente.

Así, por lo que había vendido el 14 de marzo a una tasa de 22,25% (la Lebac más corta, a 35 días) terminaría aceptando pagar más del 24,3% sólo algunos días después.

Además, ante la necesidad de renovar el total o al menos buena parte de los casi $ 383.000 millones en viejas letras que le vencen precisamente para evitar que vuelvan a la calle y el enorme esfuerzo esterilizador de las últimas semanas (del 16 de marzo al 10 de abril -último dato disponible- llevaba absorbidos $ 199.650 millones por esta vía) afrontaría el riesgo de perder efectividad en el combate del incendio inflacionario.

Demasiados condicionantes

La montaña de pesos que el BCRA debería emitir para pagar la deuda que le vence impresiona: supone el 49% de la base monetaria ($ 791.700 millones) y equivale al cambio actual a unos US$ 25.000 millones, es decir, 3,5 veces el total del desembolso que el Tesoro hizo ayer por US$ 7180 millones para devolver el capital y pagar la última cuota de interés del Bonar X, el mayor pasivo que afrontaba en el presente ejercicio. Así de condicionado quedó el BCRA, al ser sorprendido por la fuerza y la generalización del rebrote inflacionario.

También quedó forzado a mostrar que, pese a que había elegido los pases como nuevo instrumento de absorción y fijación de la tasa de referencia, en los hechos, las Lebac “son las que marcan la temperatura del mercado. Los pases no gravitan: representan apenas el 13% del stock total de instrumentos de esterilización con que cuentan”, apuntó el economista del Centro de Estudios del Sur (CeSur) Amílcar Collante.

“Creo que si algo comprobó el BCRA en las últimas semanas es que maneja mejor las tasas de interés a través de las Lebac que mediante los pases”, coincidió Hernán del Villar, director de Alpha.

Los sondeos de mercado indican que la tasa de corte de la Letra más corta (contrae su duración de 35 a 28 días por cuestiones de calendario) tendría un “piso” del 23,6% anual para ser exitosa refinanciando la deuda. Claro que la contracara de ese éxito será dejar otro tramo de carretera libre para la bicicleta financiera, con lo que eso implica en términos de actividad y el impacto extra que supone al acentuar la tendencia al atraso cambiario. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta