La Gran Estafa II: Hicieron desaparecer más de 12,9 millones de pesos...

La Gran Estafa II: Hicieron desaparecer más de 12,9 millones de pesos para refaccionar el pabellón 10 que hoy está como se ve en las fotos

204
27
Compartir

La Gran Estafa II: Hicieron desaparecer más de 12,9 millones de pesos para refaccionar el pabellón 10 que hoy está como se ve en las fotos
15/05 – 12:30 – Alguien podría decir que fue “magia”, pero no. En Río Turbio, en espurios acuerdos llevados a cabo entre la Municipalidad y la empresa YCRT, se abonaron casi 13 millones de pesos para obras que nunca se hicieron. Los actores siguen activos en la política de la cuenca. Quien asignaba el presupuesto era Julio De Vido, hoy diputado nacional, el que abonaba las certificaciones de obra desde YCRT, Atanasio Pérez Ozuna, hoy intendente de Río Turbio y quien cobraba y pagaba a la empresa INDIGO SA, era el entonces Intendente Matías Mazú, hoy diputado provincial.

El 5 de mayo de este año publicamos el primer capítulo de la “Gran estafa” en Río Turbio, un título genérico que le hemos dado a una seguidilla de negociados realizados durante el 2015, entre quien hoy es Intendente, Atanasio Pérez Ozuna, en este momento Interventor de YCRT, el alfil de Julio de Vido en la cuenca carbonífera y el entonces Intendente de Río Turbio, Matías Mazú, actual diputado provincial y una ingota empresa constructora.

Esta saga de “La Gran estafa”, que hoy publicamos en su capítulo II se refiere a otro caso, distinto en el objeto, al que informamos el día 5, donde para “Readecuar” unas 5 cuadras de una avenida que se denomina “Av. YCF” se presupuestaron 500 millones de pesos, al menos 50 millones se perdieron por el camino de la magia y los trabajos jamás se hicieron, pero igual en los procedimientos adminsitrativos para hace magia con los fondos nacionales. El propio Ozuna, hoy intendente de Río Turbio, lo reconoció en un medio de la cuenca.

La Gran Estafa II, es un hecho aún más grosero, porque si bien como en el caso de la avenida, las pruebas están a la vista de todos, las acciones son plenamente demostrativas de que se trató de una simulación de contrato y una estafa lisa y llana, con los dineros públicos.

Cualquiera que se de una vuelta por Río Turbio y pregunte por “el Pabellón 10”, le van a indicar que se acerque a una inmensa mole de cemento derruido, con techos desvencijados, sin puertas ni ventanas, todo sucio en su interior, con rezagos de todo tipo, sillas rotas, mampostería repartida por el piso, las paredes descascaradas, bolsas con pegamento viejo en su interior, profilácticos tirados, manchas de orina y un fuerte olor acre, que transforma el interior de lo que alguna vez fue un inmueble de la floreciente empresa YCRT edificados para ser habitados por los mineros que cumplían funciones en el yacimiento de carbón, en un verdadero foco de infección y una amenaza para la seguridad pública de la ciudad.

Los pabellones”, como se lo conoce en Santa Cruz y particularmente en la cuenca, al complejo de viejas residencia de los trabajadores mineros; cuando sufrieron el abandono de sus habitantes naturales, comenzaron a ser “usurpados” por familias con necesidad habitacional y hubo tristes historias de crímenes y prostitución infantil que hace unos años, inclusive, tomaron estado público y despertaron el interés de medios nacionales.

Pabellones: la excusa justa

En el año 2009 el entonces intendente de Turbio Claudio Martín Adolfo, le cedió por un acuerdo con el Consejo deliberante de esa localidad, la administración de los pabellones a la empresa Isolux Corsán, constructora de la megausina, tras un proyecto para hacer allí un complejo habitacional que nunca se llevó a cabo. Al frente de Isolux se encontraba Carlos Goycochea, Gerente de la constructora española a nivel regional y echado hace unos meses de su cargo, junto con la cúpula en Argentina, por estar vinculados a actos de corrupción, que durante años OPI vino denunciando, tanto sobre él como los demás actores de la cuenca relacionados con negocios oscuros y un canal de fondos truchos derivados del Ministerio de Julio de Vido con distintos fines (aparentes), lo cual sirvió para enriquecer a una cadena de funcionarios y empresarios de la cuenca, la provincia y la nación.

En marzo del 2013, se armó desde el Ministerio de Planificación a cargo de Julio de Vido, todo un plan para facturar, como lo venían haciendo, a través de la obra pública. Para ello se le dio participación a Isolux Corsán, socio obligado del hoy diputado nacional, con la facilidad de que en la intendencia de Río Turbio estaba la otra pata política necesaria para llevar a cabo estas maniobras: el Intendente Matías Mazú, hoy diputado provincial del FPV/PJ y para articular el canal de los fondos públicos, se utilizaba a YCRT donde el Interventor era Perez Ozuna, un hombre leal a De Vido y Baratta. Entonces apareció la idea de trabajar con los pabellones. Se generaba una necesidad y atrás, venía el “negocio”.

Fue Mazú, precisamente, quien firmó un acuerdo con Isolux Corsán SA (mediando las garantías que daba Goycochea, hoy echado de la empresa por corrupto) estableciendo un “Programa de responsabilidad social empresaria” entre la constructora y el municipio, mediante el cual se dispusieron varios proyectos de obra pública para Río Turbio, entre los que estaban: la remodelación del pabellón 10, informe que abordaremos hoy aquí, la “readecuación” de un tramo del acceso a ruta (Av YCF), cuyo caso tratamos el día 5 en una nota (La Gran Estafa) y la construcción de 500 viviendas en la cuenca carbonífera.

Lo que debían hacer y lo que hicieron

La obra de remodelación del Pabellón 10, que se anunció con bombos y platillos, todo necesario para que se pudieran fundamentar los argumentos que iban a liberar los fondos desde Planificación, constaba de la remodelación de dos plantas con un total de 840 metros cuadrados, donde se dispondrían 17 habitaciones para albergue de pasajeros, con baños y vestuarios fuera de las habitaciones; un salón de usos múltiples, oficinas administrativas, sanitarios junto al salón y una cocina.

Estaba previsto realizarle las conexiones de los servicios, energía, gas, cloacas y agua y el proyecto contemplaba el sistema de calefacción, la instalación de sanitarios y aberturas y ventajas. Desde el exterior, contemplaba que el mismo guardara el “aspecto patagónico” tradicional, pero adaptada con elementos de modernidad, se preveía accesos amplios, zócalos de piedra y revestimiento de siding e fibrocemento y techos de chapa nueva.

Para resumir la obra que llevaron a cabo Julio de Vido desde Planificación, Atanasio Pérez Ozuna como administrador de los fondos desde YCRT, Carlos Goycochea de Isolux como responsable-administrador de los pabellones y Matías Mazú como intendente de Río Turbio, responsable de pagarle a la empresa constructora, verificar la certificación de Obra y pedirle los fondos a YCRT, le pedimos al lector que observe con detenimiento las fotos que insertamos a continuación, porque estas fotos actualizadas, muestran las obras que hicieron por casi 13 millones de pesos, inversión que más abajo vamos a detallar con precisión.

Si Ud cree que esto es una postal de Kosovo o de la ciudad de Pripyat (cercana a Chernovyl) se equivoca; es el estado actual en que está el pabellón 10 después de que el Estado pagó $ 12.970.164,24 para “remodelarlo”.

¿No lo cree?, pues mire bien las fotos y después le contamos cómo y cuánto se gastó, quiénes y a través de qué cuentas se manejó el dinero que nunca fue a parar al objeto que los funcionarios actuantes, firmaron y afirmaron que lo iban a destinar.

[doptg id=”77″]

Números, cheques, pagos y transas

El primer paso de esta verdadera estafa urdida y ordenada desde el Ministerio de Planificación, desde donde se enviaban los fondos a YCRT, para que de allí se derivaran a la Municipalidad de Río Turbio, quien era la encargada de “controlar” que se cumpliera con la obra y pagarle a la empresa, fue realizar un “Convenio específico”, modalidad instrumentada para estas estafas seriales que inventaron desde el kirchnerismo y cuyo primer ejemplo lo difundimos el día 5 en nuestra primera nota de esta saga.

Los primeros días del mes de febrero de 2015, Atanasio Pérez Ozuna, como Interventor de YCRT, en nombre y representación del Ministerio de Planificación y Matías Mazú como Intendente de Río Turbio, firmaron este convenio, en el marco de otros “convenio marco”, para la reparación del denominado “Pabellón 10”, acción iniciada por Expdte Nº 7.465/15 ref 190 del registro de la Municipalidad de Río Turbio.

La obra entonces, no se licitó, sino que fue preadjudicada por “compulsa de precios” a la empresa Árbol Servicios de Javier Iván Brizic, ante lo cual YCRT hizo un “anticipo” del 10% de la obra valuada en un total de $ 12.970.164,24. El resto se presumía realizarlo en 12 etapas, supeditadas a los avances en las certificaciones de obra y se presumía terminarlo para los primeros meses del 2016.

Para recibir los fondos de manos de YCRT, que a su vez iba a abonar a la empresa Arbol Servicios, la Municipalidad de Río Turbio dispuso la cuenta corriente del Banco de la Nación Argentina Nº 00850000347197, la misma cuenta que utilizó el municipio para escurrir los fondos en nuestra nota de la “Gran Estafa” del día 5 de mayo, solo que, en ese caso, con la empresa Fainser SA.

Llamativamente y por esas razones que nadie conoce y no sabemos si alguna vez se dilucidarán, Arbol Servicios le pasó la obra a otra empresa, en este caso a otra inédita, sin experiencia comprobable y dudosa existencia real: INDIGO SA, de la cual se tiene seguridad que cobró los Certificados de Obra, pero no se sabe qué fue de esta empresa luego de diciembre del 2015, cuando el kirchnerismo perdiera las elecciones. Fuentes consultadas en el marco de esta investigación, aseguran que existió un Decreto que avala un acuerdo firmado de común acuerdo entre el Municipio y la referida empresa, donde se da por extinguida la contratación y se asegura que “no existen deudas pendientes”.

Lo que no se dice ni nadie explica, es cómo luego de pagar casi 13 millones de pesos, la obra no solo no fue llevada a cabo, sino que el Pabellón 10 está en las mismas pésimas condiciones que en el año 2015, cuando constan los Certificados de Obras pagados, de que se estaban realizando las remodelaciones.

Fondos al pozo negro

Por el Certificado de Obra Nº 2 que la empresa INDIGO SA presentó al Municipio de Río Turbio, a partir de lo cual el Intendente Matías Mazú, a través de su departamento de Obras Públicas tenía la obligación de “constatar” el avance de los trabajos y liberar el pedido a YCRT para efectuar el pago, constan “los trabajos realizados” en el periodo de ejecución Julio/agosto 2015 por la realización del 12,28% (del total de la obra), cobrando la suma de $ 1.593.168,81 restando $ 10.079.663,10 para cancelar el contrato, documento que lleva las firmas de Jesús Rodríguez Cimolai como presidente de INDIGO SA, Paulino Rodríguez, Secretario de Obras Públicas del municipio y Horacio Matías Mazú, como Intendente, que dio el Visto bueno.

El Certificado de Obra Nº 3 data de fecha 15 sept 2015 por trabajos ejecutados entre agosto/sept 2015 por la suma de $ 1.746.902,36 restando invertir en ese momento, de la suma total de casi 13 millones de pesos, la cantidad de $ 8.332.660,74.

El último Certificado de Obra (Nº 4) al que tuvimos acceso, data de fecha 21 sept 15 –periodo: sep/2015 y está generado por un total de $ 3.199.323,25 , apuntándose en el documento que el monto restante de certificación es de $ 5.133.334,40.

Desde ese momento, no se sabe qué pasó realmente con los fondos remanentes. Algunas fuentes aseguran que dicho dinero “se cobró” o “se gastó”, pero no se ha podido detectar el modo, la forma ni el momento de dicha inversión.

Un municipio que paga sus deudas

De la documentación a la que accedió OPI y FM News, se deduce que YCRT fue estricta en cumplir con el Intendente Mazú y la Municipalidad de Río Turbio fue una cumplidora compulsiva con la empresa constructora INDIGO SA y aquí vamos a demostrar cómo fue el encaminamiento de los principales pagos del dinero que recibía el municipio de manos de YCRT y los pagos que liberaba.

A continuación vamos a enumerar los fondos en calidad de pagos y las órdenes de Pagos que abonó YCRT al municipio y de allí, se habrían abonado a la empresa INDIGO SA, en base a la documentación oficial que avala este movimiento, tanto en la empresa carbonífera, como en la municipalidad de Río Turbio.

El 27 febrero 2015 YCRT le hizo una transferencia interbancaria a Municipalidad de Río Turbio (Cuenta del municipio en YCRT Nº 50368) por medio del cheque 18864522 por la suma de $ 1.624.989,42 para aplicar a “Adelanto de Obra”. Es el primer pago registrado sobre la obra.

Con fecha 10/11/15 a través de una transferencia bancaria (BNA) YCRT le depositó a Municipalidad de Río Turbio: $ 3.340.313, 17

Con fecha 15/11715 YCRT emitió Orden de Pago Nº 0080-00005777 en concepto “Asistencia financiera Reparación Pabellón 10” por la suma de $ 3.340.071,17

El 23 de noviembre de 2015, Matías Mazú le cursó nota a YCRT, indicándole: “ remito certificado Nº 4 de empresa INDIGO SA por la “Refacción Edilicia del Pabellón 10” a los fines de dar el curso correspondiente”. Reclamándole, que al haberse cumplido lo términos del convenio, se girara el monto de $ 3.199.323,25 para proceder a la cancelación de esta fase.

El mismo 23 de nov15, acompañando la solicitud anterior, el Municipio elevó Memorándum 721/15 con certificado Nº 4, para acreditar que las obras se cumplían de acuerdo a lo convenido y por lo tanto se debía liberar el pago.

Sin demora, solo tres días después, YCRT ya sacaba el pago por más de 3 millones de pesos. Por Orden de Pago YCRT 0080-00005831 de fecha 26/11/2015 – Cheque BNA Nº 1 0001-54601388 bajo el concepto: “Asistencia Financiera Reparación pabellón 10” YCRT depositó $ 3.199.323.25

Existe aún mucha documentación que sería muy extenso detallar aquí, la cual resume concretamente el siguiente concepto: se planificó una obra que no se hizo, pero se pagó. Planificación Federal envió fondos a YCRT, Pérez Ozuna como Interventor se lo derivó a la Municipalidad, contra los Certificados de Obras y el entonces Intendente Matías Mazú pagó a la empresa INDIGO SA. Esta empresa desapareció de la cuenca y algo más de 5 millones de pesos remanente, no se sabe dónde quedó, quien lo cobró o si Planificación se los envió a YCRT.

Hoy el actual intendente Atanasio Pérez Ozuna, debería explicar qué hizo la municipalidad con esos fondos y a su vez informar, como Interventor de YCRT cómo los recibió y en calidad de qué documentación probatoria de trabajos realizados, pagó las sumas sin ejecutar el convenio, ante el flagrante incumplimiento del mismo. El actual diputado provincial Matías Mazú, tendría que explicar cómo pagó una obra que nunca se hizo y figura en los papeles como llevada a cabo en un 60% o más. También tendrían que dar cuenta los responsables de la empresa INDIGO SA y explicar por qué cobró por trabajos no realizados. Todos debieran dar explicaciones y los Concejales de Río Turbio pedirlas y hacer las denuncias correspondientes, dado que ante ellos fue presentada la documentación respectiva y esta enorme irregularidad aún sigue sin ser investigada judicialmente. (Agencia OPI Santa Cruz)

27 Comentarios

  1. ¿¿¿¿ Pero como es posible, que con SEMEJANTE INFORMACIÒN,(veraz)
    que OPISTACRUZ, detalla, TODAVÌA NADIE, PERO NADIE,DEL gobierno
    nacional, NO HAYA TOMADO CARTAS EN EL ASUNTO,??? ¿¿ O SERÀ
    QUE HAY OTROS INTERESES OCULTOS, Y no quieren que SALGAN A
    LUZ ??? De otra forma no se entiende,NI se comprende, PORQUE
    SIGUE OCULTA TAMAÑA ESTAFA !!!!!

  2. El problema del peronismo no es que combatió el capital, es que se lo comió, si lo hubiera combatido hubiera perdido. QUE REVIENTEN COMO SAPOS AUSTRALES Y A JODERSE. PIDANLE EL CONSOLADOR AL BOCHA NAVARRO Y SU HIJO.

  3. Por todo lo que estamos viendo, espero que el gobierno nacional les envie los fondos minimos como para que sigan respirando solamente. Ñoquis y semiñoquis, a la calle, a buscarse el mango como todo el mundo.

  4. Según me cuentan amigos de RTurbio, el curro de los pabellones se inicia con el “Pilo”, entrando en el juego “Logistica Integral” y otros curros como la cesión de los edificios de la ex ENET, este asunto se gestó desde el CPE…..

    • Capipe,estos sinvergüenzas,tenían al hermano de Mazu,en el Banco Nación.y otros más de Río Turbio,en dicho Banco,en Río Gallegos.Logistica,laque nombras estaba en manos de otro diputado,el super Berni!! Y niegan la pesada herencia? Nos dejaron un vaciamiento intencional y con alevosia,dado que esta operación,como la detalla Opi,fue antes de dejar el gobierno Nacional.Mucho más de referendos hijos de puta! Se iban,pero se robaban hasta última hora,todo lo que podían.!! Esto se debe denunciar en la justicia Nacional,en la provincia,la justicia,esta manejada por estos ladrones.los que nos quitaron sueños y desarrollo…Hospitales,y salud,educacion,y rutas.Golpean a los jubilados,y los perdonan?? Le echan merda,al nuevo gobierno,porque no conciben no tener el poder de Seguir robando,y manejando el pais,jueces,a su antojo.No permiten ser investigados,esa es la verdadera razón,de tanto escrache,amenazas y palos en la rueda al gobierno nacional,para que no gestionen..quieren volver,para vivir en una Venezuela? Sin justicia ,sin reclamos,sometidos a esta jauría de ladrones!!! Si,vuelven,será culpa del pueblo,de la gente.Después a no quejarse,porque muchos los votaron..Mientras Opi,nos mostraba la verdad,le que eran,y lo que son,corruptos y cínicos estafadores,con la plata del pueblo.Esa plata robada,es del pueblo…El pueblo donde esta??

  5. DONDE ESTAN LOS JUECES LOS FISCALES EL PUEBLO!!!!! CHORROOOOS!!!!!! CORRRRRRRUPPPTOS!!!!!! DELINCUENTESSSSSSS!!!! ESTAFADDDOOOOOOORES!!!!!!
    DEVUELVAN TODOOOOOOOOOO!!!! LO QUE ROOOOOBAAARON! ES EL FUTURO DE TODOS LOS SANTACRUCEÑOS ESPECIALMENTE LOS NIÑOS!!!! QUE LOS ESTAN HACIENDO CADA DIA MAS IGNORANTES PARA TENERLOS DE ESCLAVOS!!!!!!!

  6. La verdad,uno ciudadano comun,no puede tolerar a estos sinverguenzas,para peor siguen estando en los cargos publicos,son totalmente corruptos,sin codigos y etica,ademas no conocen la verguenza.Los que hemos votado el cambio,queremos una politica transparente,con personas honesta,impurias,para poder cambiar a la Argentina.Hojala Dios nos oiga y empiecen a ir presos.

  7. Escuche por radio News un adelanto de estos en un duplex que hicieron con una radio de rio turbio, pero nunca pense que es tan grave y elocuente, LADRONES Y CORRUPTOS, únicamente les cabe una cosa LA CARCEL y que devuelvan todo lo robado,satrapas de Vido,Osuna, Mazu, y toda su manga de obsecuentes y serviles, ahora seguro que van a decir que es toda mentira ,LA JUSTICIA que espera para Actuar, o es que acaso no hay Justicia federal, que actue,son fondos nacionales…LADRONES,CORRUPTOS …GRACIAS OPI POR CONTARNOS TODA LA VERDAD Y CON DOCUMENTACION EN MANO… GRACIAS

  8. …………Que manera de robar y desfalcar,………¿ y nadie pide cuentas de esto?,……deben ir a la JUSTICIA ESTOS PERSONAJES Y JUSTIFICAR SUS ACCIONES Y HABERES,……CON RAZÓN DE DONDE IBA A HABER DINERO PARA LOS SUELDOS DE LOS EMPLEADOS,…SI TODO SE LO LIMPIARON.

  9. Y q me dicen de la casita q papito osuna le hizo al nene HORACIO OSUNA otro q ocupa cargo y boludea antes estaba con adosac angora no investiguen

  10. QUIEN SE HACE CARGO DE AVERIGUAR Y DENUNCIAR, TAMAÑO AFANO. ¿HABRÁ LLEGADO A OÍDOS DEL SR. PRESIDENTE ESTE CHORREO SISTEMÁTICO DEL DINERO PÚBLICO ?.PÉREZ “AHIJUNA” Y MATÍAS MAZU, DEBEN SABER MUY BIEN DE LO PASO CON ESTE AFANO, LOS HISTÓRICOS KUKAS DE LA ZONA—–FELICITACIONES OPISANTACRUZ, SIN USTEDES LOS CHOREOS NO SALDRÍAN A LUZ. PARA ESTO HABÍA PLATA Y NO PARA PREVER PAGOS A EMPLEADOS PÚBLICOS Y JUBILADOS.

Dejar una respuesta