Corrió una picada en 9 de Julio y lo condenaron: no va...

Corrió una picada en 9 de Julio y lo condenaron: no va preso pero debe donar su camioneta

113
0
Compartir

El acusado de correr una picada en la 9 de Julio seguirá detenido y piden un castigo ejemplar
16/05 – Alejandro Radetic recibió 1 año de prisión en suspenso y 2 de inhabilitación para manejar. El comedor Los Piletones recibirá el dinero de la subasta del vehículo.

Por: Pablo Novillo
Alejandro Radetic pasó de las redes sociales a una condena. El confeso participante de la picada en la 9 de Julio recibirá un castigo de un año de prisión en suspenso y dos de inhabilitación para manejar, y también le decomisarán la camioneta Porsche Cayenne con la que corrió a más de 240 km/h por la avenida. Así, se convertirá en el primer condenado desde que las picadas se incluyeron como delito en el Código Penal. Mientras tanto, la Justicia busca al otro imputado, Alejandro Biscardi.

La pena a Radetic llega luego de un acuerdo entre la Fiscalía y la defensa. El acusado se presentó ante el fiscal Gonzalo Viña, reconoció su responsabilidad y aceptó ser declarado como culpable de conducción riesgosa en concurso real con daño agravado. Por esos delitos podían caberle hasta siete años de prisión, pero dado que Radetic no tiene antecedentes y confesó su culpabilidad, se alcanzó el acuerdo.

Ahora deberá ser avalado en un juicio abreviado. Además de la prisión en suspenso y la inhabilitación, Radetic deberá aprobar un curso de reeducación vial y realizar tareas comunitarias durante 50 horas con víctimas de accidentes. También se subastará su camioneta y el dinero será donado al comedor Los Piletones.

Su abogado, Rodolfo Baqué, explicó que su cliente “todavía no termina de entender la magnitud de lo que pasó, pero en cuanto esté más ordenado tiene intenciones de reunirse con las Madres del Dolor. Porque todo este accionar ha sido de la propia voluntad y conciencia de Radetic. Este tiene que ser un mensaje para todos los que creen que correr picadas no trae consecuencias”. El defensor también confirmó que Radetic no podrá manejar en las calles pero sí mantendrá su registro profesional de piloto, con lo que podrá seguir compitiendo en la categoría Top Race Drift, en la que se hacen diversas pruebas de destreza al volante.

El proceso judicial se completó en tiempo récord. La picada sucedió el 23 de abril a la madrugada, pero seis días después se viralizó un video subido a las redes sociales donde se ve a la Porsche Cayenne de Radetic y a una camioneta Dodge RAM, que sería de Alejandro Biscardi, corriendo por pleno centro porteño, cruzando semáforos en rojo a altísima velocidad e invadiendo los carriles del Metrobus.

Una semana después, Radetic fue detenido en su mansión de Nordelta. Al día siguiente, la Justicia secuestró el Porsche Cayenne en un estacionamiento de Palermo, y también la Dodge RAM de Biscardi en Caballito. Tras pasar 48 horas preso en la cárcel de Ezeiza, Radetic confesó y fue excarcelado. A menos de un mes del hecho, será condenado.

Distinta es la situación de Biscardi. Su abogado pidió la eximición de prisión, lo que fue rechazado por el fiscal Viña. Desde la Fiscalía General de la Ciudad confirmaron que vienen realizando varias tareas para ubicar a Biscardi, y que le pedirá al juez de la causa, Pablo Casas, que dicte una orden de captura.

El video de la picada en la 9 de Julio fue apenas el primero de una serie de imágenes que causaron indignación, ya que se veía a ambos conductores en otras situaciones donde violaron múltiples normas de tránsito.

En el caso de Radetic, también llamó la atención su tipo de vida. En su perfil de Instagram se definió como “fiestero, fierrero y excéntrico”. Se lo ve en múltiples fotos con mujeres semidesnudas, fajos de billetes y gran cantidad de armas: cuando la Policía allanó su casa no secuestró ese arsenal porque todas las escopetas, rifles y pistolas estaban correctamente declaradas.

El episodio de la 9 de Julio sirvió para que asociaciones de familiares y víctimas de accidentes, como Madres del Dolor, y de seguridad vial insistieran con su reclamo para que se endurezcan las sanciones para quienes corren picadas o muestran ese tipo de conductas desaprensivas en el tránsito. (Clarín)

No hay comentarios

Dejar una respuesta