El consumo en hogares volvió a caer en mayo y el Gobierno...

El consumo en hogares volvió a caer en mayo y el Gobierno retoma la apuesta por el segundo semestre

78
0
Compartir

Los lácteos lideran la suba de precios y el consumo cayó al nivel más bajo desde 2003
06/06 – 10:00 – El primer semestre aún no cerró, pero la caída del 4% en el quinto mes del año define un escenario negativo. Por qué junio será clave para la administración de Mauricio Macri

Por: Jorgelina do Rosario
La frase “precios nuevos, salarios viejos” del especialista de consumo Guillermo Oliveto se escucha una y otra vez de boca de miembros del Gobierno, cuando buscan explicar por qué el consumo no repunta.

Por los precios nuevos por la inflación y salarios viejos el período en que se negocian las paritarias, junio es considerado como un mes bisagra para seguir de cerca las compras de los consumidores en los supermercados y empezar a ver las “señales alentadoras” que tanto desde el sector como desde el Gobierno esperan.

Pero por ahora, el terreno negativo es el que manda. El primer semestre todavía no cerró pero los súper ya saben que en términos de ventas por volumen será para el olvido. Federico Filipponi, director Comercial de Kantar Worldpanel, adelantó en diálogo con Infobae que “abril cerró con una caída del consumo del 7%, mientras que en mayo el descenso será en torno al 4 por ciento”.

Y si bien se espera que la tendencia negativa se revierta en junio, un solo mes no levantará el primer semestre, y el consumo en hogares tendrá así el séptimo trimestre consecutivo de caída. “La reactivación en el consumo masivo básico no se ve, y los precios de los alimentos siguen aumentando por encima del promedio de la inflación oficial”, agregó Filipponi, quien desde la consultora sigue de cerca la evolución en 120 categorías.

Lácteos, bebidas y congelados siguen siendo los grandes perdedores de la retracción en el consumo. En este contexto, el canal mayorista le sigue ganando terreno a los hipermercados, con cinco categorías como las más elegidas por las familias: aceites, galletitas, arroz, gaseosas y pastas.

“La mayoría de las paritarias están ya cerradas o encaminadas en junio. Este mes vamos a saber hacia dónde se destina ese ingreso extra: si a consumir, a pagar deudas o la tarjeta”, aseguran a Infobae desde una de las grandes cadenas de supermercados.

Hacia el segundo semestre

Con todo, el sector reconoce que la situación es distinta en Capital y gran Buenos Aires que en el interior del país, donde las señales positivas ya llegaron. Las empresas de consumo masivo coinciden que el segundo y tercer cordón del conurbano es donde más impactó la caída de venta, donde golpea la caída de la industria.

“Es muy difícil que el año cierre en positivo. Para que quede sin variaciones, el consumo en el segundo semestre debería crecer un 4 por ciento”, aclara Filipponi, aunque coincidió en que se comenzará a ver una recuperación en al segunda parte del año.

Los anabólicos comenzarán a aparecer. Como había adelantado Infobae, la banca pública hará sus apuestas y el Banco Provincia ofrecerá un 50% de descuento en supermercados con tarjeta, con un ahorro de hasta $1.500 por mes.

La expectativa oficial por el segundo semestre se renueva como había sucedido en el 2016. Y a diferencia del año pasado, el Gobierno de Macri cree que esta vez se va a cumplir. Los salarios serán nuevos y los precios también, pero consideran que una inflación debajo del 2% mensual ayudará con las expectativas y dará más confianza a la hora de pararse al frente de las góndolas. (Infobae)

No hay comentarios

Dejar una respuesta