Publicado el: 8, Jun, 2017

El Gobierno subirá los subsidios al transporte y no habrá aumentos de tarifas


El Gobierno postergó la suba de tarifas en el transporte público
08/06 – 08:20 – El ministro Guillermo Dietrich dijo que las transferencias serán mayores este año por los aumentos de costos; no habrá incrementos en trenes y colectivos “en los próximos meses”

Por: Francisco Jueguen
Pese al intento oficial de achicar el déficit fiscal, el Gobierno admitió que este año aumentará los subsidios al transporte -sobre todo, en las provincias- y, poco tiempo antes de las elecciones de medio término, negó alza de tarifas de colectivos y de trenes “por los próximos meses”.

Sin embargo, advirtió que las subas de los boletos llegarán inevitablemente en el mediano plazo.

La novedad surge un día después de que el presidente Mauricio Macri reclamó a sus ministros un recorte de gastos para el año próximo para cerrar el desequilibrio entre gastos e ingresos heredado -actualmente financiado con deuda- y para mejorar el costo del capital para el país y sus empresas, el primero de los puntos que contempla el Plan Productivo Nacional lanzado el año pasado.

En un encuentro con periodistas, en la presentación de un nuevo centro de control de tráfico de trenes de carga, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, afirmó que el transporte de pasajeros sigue siendo “ampliamente subsidiado en la Argentina” y que este año van a “aumentar los subsidios”.

En el primer cuatrimestre, según la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), las transferencias al sector del transporte totalizaron $ 21.000 millones, con un alza interanual del 12%. Luego, en diálogo con LA NACION, en esa cartera admitieron que, como contrapartida, no subirán las tarifas “en los próximos meses”.

“Se deben haber olvidado de sacarlos”, respondió Dietrich cuando lo consultaron sobre los carteles que aún permanecen visibles en algunos colectivos denunciando la quita de subsidios. “Se cerraron unas paritarias muy buenas que le van a ganar a la inflación de los próximos doce meses y vamos a aumentar los subsidios”, admitió el ministro en una ronda con periodistas, durante la inauguración de un centro de control de trasporte ferroviario de cargas. “¿Cuánto van a subir los subsidios?”, se le repreguntó. El ministro se excusó, dijo que no tenía los números encima y partió del acto en el que estaba participando en el edificio del Belgrano Cargas en Pacífico.

Minutos antes, Dietrich había afirmado que, siempre mirando el largo plazo, se viene “trabajando en una reducción de subsidios y en los costos”, aunque había aclarado que el transporte en la Argentina está “aún ampliamente subsidiado”.

LA NACION consultó más tarde con voceros del Ministerio de Transporte, quienes ratificaron los dichos de Dietrich sobre los aumentos de subsidios para este año. En esa cartera prefirieron no dar porcentajes ni datos absolutos de la magnitud de los incrementos esperados. Sin embargo, estimaron que la mayoría de estas transferencias irán a las provincias, discriminadas en los últimos años frente al congelamiento de tarifas y a los montos transferidos en subsidios.

En tanto, en esa cartera reafirmaron que las tarifas de los colectivos y los trenes “no aumentarán en los próximos meses”, aunque no descartaron un retoque en los últimos meses de 2017 (tras las elecciones) o principios del año próximo. “En algún momento habrá que tocarlas”, dijeron. La suba de subsidios irá a sostener las alzas en los costos del sistema, sobre todo en salarios.

La semana pasada, la Unión Tranviarios Automotor (UTA), el gremio que agrupa a los choferes de colectivos, cerró una paritaria del 21% en tres cuotas y con cláusula gatillo. El aumento será de manera no remunerativa y en forma escalonada (8%, 7% y 6%). Con esa suba, el sueldo básico de un chofer de corta distancia pasará de los actuales 21.000 pesos a 25.410 pesos.

Los cuatro gremios ferroviarios firmaron a fin de año un acta en conjunto para un adelanto a cuenta del primer trimestre (por el 10% del básico) y lo mismo hasta junio (por el 15%). “Ahora nos sentaremos a negociar a mediados de este mes sobre el porcentaje definitivo del primer trimestre”, estimó Sergio Sasia, secretario general de la Unión Ferroviaria (UF).

Pese a que el Presidente reclamó a su gabinete hacer fuertes recortes de gastos para 2018, las declaraciones de Dietrich no chocan con las que meses atrás hizo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a la hora de presentar sus metas fiscales. A fines de febrero, en el auditorio del Ministerio de Hacienda, el economista señaló en conferencia de prensa que los principales recortes de gastos se buscarán con el congelamiento de los gastos corrientes, principalmente en las provincias (sobre todo, salarios de empleados públicos) y en los subsidios. Fue entonces cuando puso el foco en las transferencias energéticas. En ese sentido, el Gobierno anunció alzas de electricidad y gas en los primeros meses del año y, aunque no lo confirmó, podría haber nuevos aumentos en noviembre, después de las elecciones, y en abril.

“Hoy siguen representando tres puntos del PBI, sobre todo los que van a la energía. Hay que remover gran parte de ellos y, a un ritmo mucho menor, los del transporte”, dijo entonces Dujovne, y señaló que en todo el mundo se compensa el valor final de los transportes públicos.

Según ASAP, los subsidios al transporte totalizaron cerca de $ 21.000 millones en el primer cuatrimestre, una suba del 12% interanual. ($ 2100 millones). Se destacan en este caso las asignaciones para el transporte automotor ($ 12.450 millones), seguidas por las destinadas al transporte ferroviario ($ 7350 millones ) y, por último, las del transporte aerocomercial ($ 1000 millones).

Dietrich también respondió a la consulta de LA NACION sobre la salida de Isela Costantini de Aerolíneas Argentinas, quien había afirmado que fue el ministro el que le pidió la renuncia. “Claramente, si no hubiese habido problemas, Isela seguiría. Hubo un desgaste y tomé la decisión de cambiar el liderazgo del equipo”, afirmó Dietrich, que se mostró muy contento con la actual conducción.

El ministro inauguró ayer el nuevo Centro de Control de Tráfico de Trenes Argentinos de Cargas, que comenzó a funcionar un mes atrás y en el que se invirtieron $ 128 millones. No sólo permite tener la localización exacta de los trenes en pantalla -ante una pizarra con imanes-, sino que, ante cualquier problema, es posible aplicar los frenos automáticamente y a distancia. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video