La inflación se desaceleró en mayo y estiman que el año terminará...

La inflación se desaceleró en mayo y estiman que el año terminará en el 21%

68
0
Compartir

El Gobierno estima una inflación entre 12 y 17% para el año que viene
09/06 – 10:30 – Los precios subieron 1,3%, menos de que lo que preveían el Gobierno y analistas privados; acumulan un 10,5% desde diciembre; en 2017 sería la mitad que en 2016

Por: Francisco Jueguen
Gracias a la baja de algunos productos estacionales y a la ausencia de aumentos de tarifas, la inflación de mayo fue del 1,3%, menor a la esperada por el Gobierno y los analistas privados, y acumuló desde diciembre un aumento del 10,5%. El porcentaje es alto si se tiene en cuenta que se acerca al piso de la meta anual del Banco Central, que va del 12 a 17%. Anualizado, llegó al 24%, y analistas y funcionarios ya destacan que la tasa de variación de los precios de este año será prácticamente la mitad de la de 2016; estiman, de hecho, que podría ubicarse en el 21%.

Según los números difundidos ayer por el Indec, la inflación núcleo -que no toma los precios regulados y los estacionales- mostró un alza del 1,6%, lo que significó una caída frente a abril (había sido del 2,3%).

No obstante, los expertos consultados por LA NACION estimaron que la inflación núcleo, dato clave para pronosticar el verdadero movimiento de los precios, sigue por encima de lo esperado por los consultores privados que integran el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del BCRA.

El rubro Alimentos y Bebidas -representa un tercio del total del indicador de precios- subió el mes pasado un 1,2%. Fue la menor suba en lo que va del año. En doce meses este segmento acumula un alza del 26%, dos puntos porcentuales por encima del promedio general. El mayor incremento dentro del IPC se dio en Equipamiento y Mantenimiento del Hogar (3%), como consecuencia del alza del 6,9% en el servicio doméstico. Más allá de los extremos, todos los rubros mostraron subas menores que en el trimestre previo.

Durante mayo se sintieron con mucha menor intensidad los aumentos de tarifas de los servicios públicos. Ya no impactaron las subas del gas y la luz, aunque sí la del agua (+23%), lo que sumó 0,2 puntos porcentuales a la inflación.

“Ya decimos que la inflación es 1,3% y no aclaramos que son datos del Indec, esto no era así hace un tiempo”, afirmó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en declaraciones radiales. “Empezamos a ver una perspectiva muy alentadora para los próximos meses. Estamos con una tasa de inflación del 1,3% mensual, aún es una tasa de inflación muy alta, del 24% interanual. Nos da una pauta de dónde venimos. Esto nos obliga a tomar las cosas con cautela para seguir trabajando para lograr nuestro objetivo de llegar a una inflación de un dígito anual en 2019. Hay que trabajar muy duro para lograrlo”, agregó.

En Hacienda comentaron a LA NACION que el 24% interanual actual es la tasa de inflación más baja desde octubre de 2015, y que si junio marca una tasa mensual en línea con lo esperado por el REM, de 1,5%, desaceleraría a un 22% interanual, la tasa más baja en cinco años.

“Somos muy optimistas respecto de lo que está pasando con la inflación”, agregó Dujovne. “Es un trabajo conjunto del Gobierno junto al BCRA en el último año y medio. La tarea del la entidad monetaria tiene efectos rezagados; por ende, lo que hoy vemos es el efecto del trabajo de mucho tiempo. Estamos convencidos del método. Lo vamos a continuar día tras día”, explicó.

Para el REM del BCRA, publicado el 3 de mayo pasado, la inflación esperada para este mes era del 1,6%. En tanto, en el informe publicado hace una semana se espera para junio una suba del 1,4%. En la entidad que preside Federico Sturzenegger esperaban para mayo un alza interanual “por debajo del 25%”, según estimó el economista en el congreso del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas, días atrás.

Cerca de Sturzenegger advirtieron además que el REM les pregunta a las consultoras privadas la “inflación a 12 meses vista”, es decir, de los próximos 12 meses. “En el REM de mayo, ese indicador dio 17,4%. Pero lo más llamativo es que desde diciembre hasta la fecha siempre dio hacia abajo, aun en los ‘meses delicados’ que anticipó Sturzenegger”, contaron en la entidad monetaria.

Sobre mayo, los especialistas mostraron su satisfacción. “A diferencia de abril, cuando el 2,6% de inflación sorprendió por ser superior al consenso, en mayo la suba del 1,3% sorprendió por ser menor”, afirmó Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina. “El precio de los bienes y servicios estacionales fue clave a la hora de explicar la suba acotada de mayo, ya que estos bajaron 0,5%. Los precios que explican la caída fueron turismo (-4,7%) y las verduras (-2,2%)”, dijo el especialista, y cerró: “Además, después de varios meses de un aporte significativo a la inflación, los precios regulados moderaron su suba en mayo”.

“Casi sin tarifas, la inflación vuelve a la inercial y algo abajo con la ayuda de los precios volátiles del tomate, la lechuga y el limón. Estos últimos habían ayudado mucho en noviembre y complicaron en febrero y marzo”, estimó Marina Dal Poggeto, directora del Estudio Bein & Asociados. “Aun cuando el dato es más bajo que lo esperado, alcanzar la meta oficial de 17% interanual en diciembre todavía parece muy demandante”, estimaron en la consultora Labour, Capital & Growth (LCG). “Tomando el IPC-GBA como base, sería necesario una desaceleración de la inflación al 0,8% mensual en los siete meses que restan del año. No obstante, la inflación de mayo podría alentar al BCRA a reducir la tasa de referencia, ubicada en 26,25%”, pronosticaron. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta