May, en la cuerda floja ante su partido: “Los metí en este...

May, en la cuerda floja ante su partido: “Los metí en este lío y los voy a sacar de él”

58
0
Compartir

"Ya basta", advirtió May tras otro ataque reivindicado por EI
13/06 – 10:00 – La premier británica enfrentó a la cúpula conservadora tras su catástrofe electoral. Aún no logró formar gobierno y hoy debe negociar con un partido irlandés. Debió cancelar el discurso de la reina Isabel ante el Parlamento.

Por: María Laura Avignolo
Un “Soft Brexit”, con mayor consenso partidario y que podría incluir hasta la permanencia de Gran Bretaña en el mercado único, la unión aduanera europea y consulta parlamentaria, vienen marchando. La consecuencia de la brutal derrota personal de la primera ministra conservadora Theresa May al perder su mayoría en las elecciones generales del jueves último.

La idea surgió durante la reunión con el Comité 1922 de su partido, que la entronó a May en el poder sin mandato, y que hoy podría haber lanzado un desafío partidario para su reemplazo. Los miembros del partido y una reunión de gabinete ampliada decidieron que primero estaban “el interés nacional” de defender el reino en las negociaciones del Brexit, postergadas sine die en Bruselas, antes que eyectar a la debilitada primera ministra por ahora.

Como un indicio de todo, la cancelación del Discurso de la Reina, que debía pronunciar el 19 de junio en la Cámara de los Lores, anunciando el plan del gobierno. El gobierno lo escribe, la oposición lo enmienda y, si no consigue los votos, la premier cae. Se canceló porque el plan de gobierno no existe hasta que el DUP, el partido de los demócratas unionistas de Irlanda de Irlanda del Norte, no acepte formalmente ser parte de la coalición parlamentaria de los tories para compensar las 10 bancas que le faltan para votar la legislación. La reunión entre Theresa May y la líder Arlene Foster se producirá mañana. Las conversaciones continúan en Belfast con sus líderes y sobre las condiciones con el partido más fundamentalista religioso del Ulster.

Para la reina Isabel es una pésima noticia. Su discurso está proyectado para el día que se inaugura Ascot, su carrera de caballos favoritos y donde compiten sus famosos pura sangre. Un show que jamás se ha perdido. A esa hora deberá permanecer en la Casa de Los Lores leyendo, con estola de armiño y corona, el plan del gobierno de May, una primera ministra precaria.

Otro “Día D” para May. Fue recibida con golpes sobre la mesa cuando entró hoy a la tarde al poderoso Comité 1922 de su partido. Enterró su robotizado discurso de la peor campaña electoral de la historia británica. Parecía “humana y arrepentida”, según dos de los testigos. “Yo soy la persona que metió a todos nosotros en este lío y soy la que los va a sacar de esto”, prometió May a sus pares Torys.

Uno de los diputados presentes describió la actitud de May, que fue tan criticada en su campaña: “Apareció arrepentida y genuina pero no de rodillas”. Otro legislador Tory respondió la otra pregunta: ¿se solidarizó con los diputados que perdieron las bancas, a quienes ni siquiera mencionó la mañana que anunció que formaría gobierno? “Sí. Estaba muy preocupada por la gente que perdió la banca. El partido los va a ayudar, muchos de ellos están en terribles situaciones financieras. Ella pidió disculpas muchas veces. Pidió perdón a los colegas que perdieron las bancas y perdón por haber convocado a las elecciones anticipadas”, explicó.

Luego aclaró el acuerdo con el DUP, que eriza a su partido. Prometió que el pacto no va a afectar los derechos de los gays, a los que los unionistas democráticos se oponen al igual que al aborto y la teoría de la evolución.

En esa reunión del Comité comenzó a discutirse el Brexit consensuado. “Un mayor y amplio apoyo al Brexit debe construirse y ella reconoció esto. Dejó claro que se sentía responsable. Estuvo de acuerdo en la necesidad de escuchar a todos los sectores del partido, aun los proeuropeos, sobre el Brexit”, admitió uno de los participantes en esa reunión súperpoblada y con diputados muy enojados. Pero más que preguntas a May, los legisladores prefieron hacer discursos sobre la derrota y busquéda de explicaciones.

Los doce diputados escoceses Torys fueron aplaudidos a su ingreso. May se reunió especialmente con su nueva estrella, Ruth Davidson, que consiguió el triunfo en Escocia. Ella es gay y May prometió que los derechos de los homosexuales no serían afectados en el pacto con el DUP.

El Manifiesto Tory fue destruido por los diputados. El “Demencia Tax” que le hizo perder la elección a May, la austeridad, los recortes en las escuelas.

No había un espíritu de desafío al liderazgo de May. Nadie habló de cuándo debe irse cuando todos saben que es un “pato rengo”. No querían mostrar más debilidades ante los europeos, que están convencidos de que los británicos en esta elección votaron por otra clase de Brexit y no el “Hard Brexit” que Theresa May quiso imponer. Más que humillación, pragmatismo patriótico.

El secretario del Brexit, David Davis, admitió que las negociaciones no se iniciarán el lunes en Bruselas.Y lo más importante: reconoció que Gran Bretaña debe aceptar ahora el calendario europeo para las negociaciones. Primero, debatir cuánto debe pagar el reino para irse de Europa y discutir los derechos de los europeos en Gran Bretaña y británicos en Europa, antes de llegar al acuerdo de comercio, que es lo único que le interesaba a Gran Bretaña. Pero nadie duda de que las propuestas van a ser reescritas.

Al menos hay más de 30 diputados conservadores que quieren mantener al reino en el mercado único y la unión aduanera. Esta crisis con May les va a facilitar mostrar su posiciones ahora, impensables cuando debían votar por disciplina partidaria a favor del artículo 50, que inicia el divorcio de la UE.

Los británicos votaron otro Brexit que el de Theresa May y quieren ver a sus líderes “trabajar juntos” en ello. Mantenerse en el mercado único y en la unión aduanera sería una forma de evitar que su país se sumerja en la peor crisis económica de su historia, tras el Brexit. (Clarín)

No hay comentarios

Dejar una respuesta