El desempleo es del 9,2% y golpea a 1,7 millones de argentinos

El desempleo es del 9,2% y golpea a 1,7 millones de argentinos

203
0
Compartir

Se perdieron casi 90.000 empleos en relación de dependencia
15/06 – 08:30 – Los datos oficiales mostraron una suba en el primer trimestre por cuestiones estacionales; el Gobierno admite una caída entre los que trabajan en negro

Por: Francisco Jueguen
El desempleo en la Argentina fue del 9,2% en el primer trimestre del año y afectó a más de 1,7 millones de personas en todo el país, si se tiene en cuenta la población urbana. Los argentinos que tienen problemas de empleo -ocupados demandantes de más trabajo o subocupados- sumaron 4,4 millones en esos primeros tres meses.

Según cinco especialistas en el mercado laboral, el aumento de la tasa de desocupación entre el cuarto trimestre de 2016 (7,6%) y el primero de este año (9,2%) responde fundamentalmente a causas estacionales que se repiten en los últimos años. Por la manipulación que existía hasta el cambio de gobierno en la Encuesta Permanente de Hogares, el actual Indec no cuenta con un dato del primer trimestre de 2016. Esta situación imposibilita una comparación anual que elimine el sesgo estacional.

No obstante, en el Gobierno -también algunos especialistas-admitieron que hubo una caída más elevada de la esperada entre los ocupados, sobre todo entre trabajadores informales y del sector público. En tanto, el empleo formal registrado, según datos del Ministerio de Trabajo, sumó 27.000 trabajadores nuevos en el primer trimestre del año. Vale tener en cuenta que la población crece un 1% promedio todos los años y que con una economía en mínima expansión parece difícil que quienes se incorporan a la población económicamente activa (PEA) consigan empleo.

“Éstas son las tasas de desempleo que vemos oscilando en los últimos años. Creemos que hay una recuperación en el trabajo asalariado formal y no tanto entre los que viven en la informalidad”, afirmó a LA NACION el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. “Hay que resolver los problemas que marcó el Presidente y que tienen que ver con la judicialización, los costos laborales y la competitividad”, agregó. Entre las fuente oficiales, no obstante, reconocieron que esperan un mayor crecimiento de la economía en los próximos meses que impulse el mercado laboral. Los datos de las consultoras privadas, como Manpower, muestran mejoras de expectativas de empleo (con cuentagotas) para el tercer trimestre, principalmente en la construcción pública y privada.

Según los datos del Indec, la tasa de actividad -aquellos que salen a buscar empleo- pasó de 45,3 a 45,5%, por lo que prácticamente se mantuvo estable entre el cuarto trimestre del año pasado y el primero de éste. La tasa de empleo, en tanto, pasó de 41,9% a 41,3% en el mismo período del año. Los ocupados demandantes (los que buscan otra ocupación) fueron un 14,1%, mientras que los subocupados (necesitan trabajar más horas) alcanzaron el 9,9% de la PEA.

La mayor tasa de desocupación fue para los partidos del Gran Buenos Aires (11,8%), seguido por Gran Catamarca (10,8%), Mar del Plata (10,4%), Gran Rosario (10,3%) y Gran Córdoba (9,6 por ciento).

“Si se toman los datos del período 2003-2007, del Indec creíble, se ve cómo este primer trimestre replica los movimientos que suelen darse al comienzo del año con respecto a fines del anterior: mejora la tasa de actividad, cae la de empleo y sube el desempleo. Es decir, más personas salen a buscar un trabajo, pero hay menos disponibles”, explicó Federico Rouco, profesor de Macroeconomía de la UCA. “Hay un aumento estacional del desempleo, porque la tasa de empleo cae 0,6% respecto del cuarto trimestre, mientras que normalmente la tasa de actividad se mantiene constante. Por ello sube la tasa de desempleo”, confirmó Juan Luis Bour, director de FIEL. “En este primer trimestre el aumento del desempleo fue mayor porque la tasa de actividad subió. Ya en el segundo trimestre de 2016 el desempleo había tocado 9,3%, y aunque sube en el primer cuarto del año el alza es algo mayor a la esperada”, completó.

“Hubo un aumento del desempleo de algo más de 200.000 personas, que se debió en un 60% a una caída de los ocupados y el otro 40% al aumento de la participación laboral”, señaló Jorge Colina, economista de Idesa. “La caída de la ocupación en el primer trimestre respecto del cuarto trimestre responde a factores estacionales”, dijo. Para Labour, Capital & Growth (LCG), el alza de desempleo es “levemente peor a la esperada”. Daniel Schteingart, investigador del IET-UMET coincidió: “Hay algo claro. En un momento en el que el Gobierno enfatiza la incipiente reactivación, los datos de la EPH parecen ser decepcionantes. Podemos relativizar el empeoramiento de los números por cuestiones estacionales, pero ninguno de los indicadores muestra una clara mejora”, concluyó. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta