Investigan si el ómnibus se quedó sin frenos en la ruta, como...

Investigan si el ómnibus se quedó sin frenos en la ruta, como dice un sobreviviente

56
0
Compartir

Investigan si el ómnibus se quedó sin frenos en la ruta, como dice un sobreviviente
28/06 – 11:00 – David Sosa, profesor de Sould Dance Studio, que permanece internado, se lo confesó a su hermano; para la Justicia se abre una nueva puerta en el peritaje del vehículo inhabilitado

Por: Pablo Mannino
¡Me quedé sin frenos!” Habría gritado Damián Pinelli (34), el chofer del ómnibus que protagonizó la peor tragedia del departamento de San Rafael que conmociona al país. Entre las 15 víctimas mortales, la mayoría chicas y adolescentes de Buenos Aires, está el conductor, mientras que su padre, Jorge Pinelli, que lo acompañaba, sigue internado.

Este testimonio, aportado por el familiar de un sobreviviente, podría provocar un giro en la investigación, que apuntaba al exceso de velocidad en el que circulaba Damián, que, junto con su padre, eran los dueños de la firma Damián Turismo.

La declaración la efectuó Claudio Sosa, hijo de una de las víctimas y hermano de uno de los 38 pasajeros que salvaron sus vidas de milagro, quien le contó lo que pasó segundos antes del vuelco en la Cuesta de los Terneros en la ruta 114.

El hermano de Claudio es David Sosa, profesor de Soul Dance Studio, en Grand Bourg, que quedó internado en la Clínica Privada de San Rafael, con graves heridas. Cuando habló con David escuchó la frase reveladora, que echaría luz sobre lo que ocurrió en esa zona llena de curvas y contracurvas, cuando el contingente regresaba de una visita al centro de esquí Las Leñas.

Así, la Justicia comenzará a seguir la hipótesis de un desperfecto mecánico para determinar las causas del siniestro. “Fue una charla breve con mi hermano porque se sentía muy mal por la muerte de mi madre, que los acompañaba cada vez que podía. Mi mamá era jubilada, y se ponía feliz porque ella no había viajado nunca”, contó Claudio.

La fiscal que lleva la causa, Florencia de Diego, y el juez Pablo Peñasco entienden que el padre de Damián Pinelli será clave para desentrañar el accidente. La posibilidad de que el vehículo se haya quedado sin frenos toma fuerza tras el análisis que hizo anteayer el director de Defensa Civil, Daniel Burrieza. “La impresión que tenemos es que la mecánica del accidente ha sido que ha venido muy rápido, se pasó la curva y chocó contra la montaña”, dijo el funcionario.

La Justicia espera los resultados del tacómetro, luego de que otros testigos advirtieran que el chofer conducía “muy rápido” y con “imprudencia”, un vehículo inhabilitado por la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT) desde diciembre pasado, además de tener documentación adulterada.

La Justicia analizarán si la empresa de transporte era familiar y si fraguó la documentación, lo que podría complicar la situación de Pinelli padre, el chofer que sobrevivió. Por ahora, la calificación del caso se mantiene como “homicidio culposo doblemente agravado”.

Ayer se presentó en tribunales la viuda del chofer. Luego de declarar en la Segunda Fiscalía Correccional de San Rafale, recuperó la libertad. “La mujer mantiene su situación de libertad sujeta a una serie de reglas de conducta, dentro de las cuales se encuentra dar aviso a la Fiscalía en el caso que se vaya a ausentar de su domicilio por un tiempo prolongado y debiendo hacerse presente cada vez que sea citada”, explicaron fuentes judiciales a LA NACION.

Se confirmó que el ómnibus sólo tenía habilitación administrativa emitida por la Dirección Provincial de Transporte de Buenos Aires.

Quedó, además, lo ratificado por el Ministerio de Transporte de la Nación: el ómnibus no tenía autorización para circular en otras provincias. “Hasta que esos informes y el resultado de otras medidas no sean agregados a la causa no es posible aseverar que se vaya a imputar a alguna persona”, indicaron desde sede judicial.

Uno de los testimonios que generaron fuertes repercusiones fue el de Graciela Corbalan, que sobrevivió a la tragedia junto con su hija de 8 años, al afirmar que el chofer no detenía la marcha cuando le gritaban que bajara la velocidad. La mujer difundió un audio de WhatsApp en el que contaba cómo fueron los minutos previos al vuelco.

En diálogo con el programa Más Despiertos, por LN+, dio detalles del momento. Relató cómo ayudó su hija a salir del ómnibus y cómo reaccionaron las otras madres cuando encontraron al padre del chofer, que sostenía el cadáver de su hijo.

“Una de las mamás lo quería matar. Le gritaba que era el culpable. El hombre no decía nada. No reaccionaba. Había perdido a su hijo”, relató Graciela. Jacquelín, su hija, no termina de entender lo que sucedió. “Ella charla con sus amiguitas y hablan como si fuera una película, no como si les hubiese pasado a ellas”, explicó la mujer, que tiene pensado consultar con psicólogos al regresar a Buenos Aires.

Ambas todavía se despiertan sobresaltadas. “Me vuelven las imágenes de todas gritándole al chofer que frene, que baje la velocidad. Que nos íbamos a matar. Las imágenes de mis amigos tirados. La impotencia de no haber ayudado a más chicos, que estaban atrapados y no podían salir”, concluyó. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta