Publicado el: 3, Jul, 2017

Trump lleva su guerra con los medios arriba de un ring, literalmente


Trump lleva su guerra con los medios arriba de un ring, literalmente
03/07 – 10:00 – Publicó un video trucado en el que aparece dándole una golpiza a un hombre que tiene el logo de la CNN en su cara en un evento de lucha libre; lo acusan de incitar a la violencia

Por: Rafael Mathus Ruiz
Donald Trump llevó su guerra con los medios a territorio desconocido al postear en Twitter un video trucado de un evento de lucha libre en el que se abalanza sobre un hombre cuyo rostro está tapado por el logo de la cadena CNN, lo arroja al piso tras tomarlo del cuello, lo golpea varias veces y luego se levanta y se va, dejando a su rival tumbado.

El video, publicado por Trump en su cuenta personal y retuiteado desde la cuenta presidencial, lleva dos etiquetas: #FraudNewsCNN y #FNN, con las cuales Trump sugirió que las noticias del canal son un “fraude” o “falsas”, un rótulo que el presidente ya había utilizado varias veces en los últimos días.

El mensaje se viralizó en las redes sociales y provocó una amplia condena hacia Trump por incitar a la violencia contra periodistas, en el epílogo de la semana más iracunda de su joven presidencia contra la prensa. Trump ya había lanzado ataques en Twitter contra las cadenas CNN, NBC, CBS y ABC, el periódico The Washington Post; su dueño, Jeff Bezos; The New York Times, y dos periodistas televisivos, Joe Scarborough y Mika Brzezinski.

“Mi uso de las redes sociales no es presidenciable, es PRESIDENCIABLE MODERNO. ¡Restauremos la grandeza de Estados Unidos!”, había tuiteado Trump anteayer, tras defender sus diatribas en las redes y reciclar su mantra proselitista.

Apenas unos días antes, una vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, había intentado defenderlo en una de las habituales conferencias de prensa al negar que Trump hubiera incitado jamás a la violencia. “El presidente de ninguna manera, forma o modo ha promovido y alentado jamás la violencia”, había dicho Sanders.

El Departamento de Comunicación de CNN reprodujo esa cita de Sanders en respuesta al tuit con el video de Trump, que al parecer surgió de la plataforma Reddit. La compañía difundió luego un comunicado en el cual le dijo al presidente que en vez de continuar con un “comportamiento juvenil”, indigno de su cargo, debería “hacer” su trabajo. “Es un día triste cuando el presidente de Estados Unidos incita a la violencia contra la prensa”, indica el comunicado. “Claramente, Sarah Huckabee Sanders mintió cuando dijo que el presidente nunca lo ha hecho. En lugar de prepararse para su viaje al extranjero, su primer encuentro con Vladimir Putin, para lidiar con Corea del Norte y trabajar en su proyecto de ley de reforma de la salud, está involucrado en un comportamiento juvenil muy por debajo de la dignidad de su cargo. Vamos a seguir haciendo nuestro trabajo. Él debería empezar a hacer el suyo”, concluyó la cadena.

Analistas, políticos y defensores de los derechos humanos condenaron al presidente en la televisión y en las redes sociales y defendieron la libertad de expresión, pilar de la democracia estadounidense. Pero, más allá de la amplia condena, no despuntó ninguna denuncia formal contra el presidente. Los ataques a “los medios” suelen ser bienvenidos entre los republicanos más ideologizados y en la base de seguidores del presidente, donde prevalece la desconfianza hacia “los medios tradicionales” o “los medios tradicionales progresistas”, sellos en los que suele agruparse a la prensa crítica de la gestión de Trump.

Bruce Brown, director ejecutivo del Comité de Reporteros por la Libertad de Prensa, condenó en un comunicado “la amenaza del presidente de violencia física contra periodistas”.

“Este tuit no está a la altura de la oficina de la presidencia. Por desgracia, está a la altura de este presidente”, señaló Brown. “Nadie debe ser amenazado con daño físico por hacer su trabajo. Los periodistas son vecinos, son amigos. Los periodistas realizan una función fundamental en nuestra sociedad, que los padres fundadores sintieron que era tan necesaria que la consagraron por primera vez en la carta de derechos”, continuó.

“La violencia y la imaginería violenta para intimidar a la prensa deben ser rechazadas”, escribió en Twitter la líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que llamó a los periodistas “guardianes de nuestra democracia”.

Uno de los comentaristas de CNN, Chris Cillizza, escribió una columna tras el tuit de Trump en el cual compara su presidencia con la lucha libre. Uno de sus argumentos es que la lucha libre es “falsa”, un montaje, pero que mucha gente cree que es real.

“La lucha libre profesional es falsa. Ser presidente no lo es. Trump parece no conocer o preocuparse por esa distinción”, concluyó. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video