El oficialismo busca aliados para expulsar a De Vido por “inhabilidad moral”

El oficialismo busca aliados para expulsar a De Vido por “inhabilidad moral”

26
0
Compartir

De Vido señaló a gobernadores e intendentes por el desvío de fondos
10/07 – 10:00 – Cambiemos impulsa echarlo de la Cámara baja para que pierda los privilegios ante la Justicia. Se necesitan los dos tercios de los diputados. Dudas del massismo y otros bloques.

Por: Martín Bravo
Inhabilidad moral para ejercer el cargo. Ante la decisión del juez federal Luis Rodríguez de diferir el pedido de desafuero y detención de Julio De Vido, el interbloque de Cambiemos en Diputados se prepara para avanzar con esa figura para intentar suspender o expulsar de la Cámara al ex ministro de Planificación.

Será en la Comisión de Asuntos Constitucionales, presidida por el macrista Pablo Tonelli, con tiempos que comenzarán a definirse mañana a la tarde.

“Puede ser este jueves o la semana próxima”, adelantaron los referentes del oficialismo en el Congreso, con aval de la Casa Rosada y el objetivo de exponer al kirchnerismo en plena disputa electoral pero también otro capítulo del duelo con Sergio Massa y a su vez apuntar a la demora del magistrado.

Los legisladores de Cambiemos buscarán darle tratamiento a tres proyectos de resolución, uno de cada espacio político (uno del radical Eduardo Costa, otro de Elisa Carrió y el tercero de la macrista Silvia Lospennato) y con idéntico fin: excluir a De Vido de la Cámara por “inhabilidad moral” de acuerdo con el artículo 66 de la Constitución.

Para conseguirlo necesitarán conseguir dictamen favorable en Asuntos Constitucionales y luego los dos tercios de los votos en el recinto, la misma exigencia requerida para el desafuero.

En los cálculos previos a la decisión del juez Rodríguez, las posibilidades de llegar a ese número dependía en buena medida de sumar como aliados a los bloques chicos.

Ahora el macrismo sube la apuesta luego de la disputa desatada con el massismo, que espera a la convocatoria a la comisión para fijar posición.

Con la discusión Cambiemos también intentará forzar al kirchnerismo a pronunciarse. “Ya con el allanamiento hubo ausencias para no defenderlo, ahora en campaña puede que tengan menos ganas todavía”, especuló uno de los referentes.

Con el desafuero Héctor Recalde -jefe del bloque del FPV- había dicho que la postura “unánime” era rechazarlo, aunque en el bloque circuló la versión de que sería difícil y que llegado el caso De Vido mismo presentaría su renuncia para evitarlo.

“Tenemos tres proyectos presentados y vamos a impulsarlos. Lo que no significa que el Congreso pueda resolver el verdadero déficit en estos casos que depende del Poder Judicial”, dijo Nicolás Massot, titular de la bancada del PRO.

“De Vido es indigno de ser diputado de la Nación. Tiene que irse”, fue directo Fernando Sánchez, de la Coalición Cívica.

El radical Mario Negri ya había dejado su posición en Clarín: “Tenemos que separarlo de la Cámara, Cambiemos tiene tres proyectos y se hace insostenible no considerarlos”.

El primero fue de Costa, en julio de 2016, con una enumeración de las causas en las que era investigado y el procesamiento en la Tragedia de Once.

Carrió y Lospennato los presentaron en marzo de este año, luego de la elevación a juicio por ese caso y otros procesamientos por la renegociación irregular de contratos ferroviarios y la compra de trenes a España y Portugal.

Los tres citaron los antecedentes: los diputados Luis Olmedo Cortés y José Núñez en 1925, José Bertotto en 1940, Angel Luque en 1991 y Hilda Ancarani de Godoy en 2002.

El fiscal Carlos Stornelli pidió el desafuero y la detención de De Vido por considerarlo responsable de un fraude contra el Estado de al menos $ 264 millones destinados al complejo Río Turbio.

En la Casa Rosada celebraron el avance del caso -también el juicio oral a Amado Boudou por Ciccone-, en línea con la estrategia de que el eje de la corrupción de la administración anterior cobre mayor visibilidad que los problemas de la economía durante la campaña.

La pelea electoral también disparó la competencia con Massa, otra vez acusado de “oportunista e incoherente” por el macrismo.

“Ponen el grito en un lado y el huevo en otro. No estamos en contra, primero que lo pongan en tratamiento”, dijeron cerca del líder del FR.

Desde el Bloque Justicialista de Diego Bossio abrieron el suspenso: “Teníamos definido votar el desafuero, la expulsión nunca la conversamos”. (Clarín)

No hay comentarios

Dejar una respuesta