Publicado el: 10, Jul, 2017

Poco interés de los bancos por ofrecer los plazos fijos en UVA


Banco central de la Republica Argentina - Foto
10/07 – 13:00 – No son un buen negocio para las entidades porque pagan una tasa más alta

Por: Florencia Donovan
Probablemente no existan dos temas que inquieten más al ahorrista argentino que el dólar y la inflación. Es difícil -por no decir imposible- predecir qué sucederá con el tipo de cambio, pero existe en el mercado un producto que permite olvidarse de la inflación. Son los plazos fijos indexados por UVA (Unidad de Valor Adquisitivo), la unidad que creó el Banco Central (BCRA) que se ajusta en función del comportamiento de los precios. Pero la realidad también es que, pese a que el producto lleva más de un año, la mayoría de los bancos lo ofrece a regañadientes, y en varias entidades ni siquiera forma parte del menú minorista.

De acuerdo con un relevamiento realizado por LA NACION entre 11 bancos líderes, ocho tienen los plazos fijos UVA en su portafolio de productos de clientes minoristas, pero sólo tres permiten suscribirlos por home banking. En el resto de los casos, el cliente debe ir hasta la sucursal para poder hacerlos. Lo que es un anomalía en tiempos en que los bancos prácticamente buscan que sus clientes canalicen el 100% de sus operaciones por vía electrónica, desde la compra de dólares y la constitución de plazos fijos tradicionales hasta la suscripción de Letras del Banco Central (Lebac).

Sólo los bancos Galicia, Provincia y Ciudad tienen el producto online. De los $ 1458 millones que hay en plazos fijos UVA en todo el sistema bancario -según los datos disponibles en el BCRA-, los últimos dos bancos públicos concentran $ 117 millones y $ 532 millones, respectivamente, más del 44% del total. Muy activos además en los préstamos hipotecarios también ajustados por UVA, los dos bancos públicos son de los pocos que están activamente promocionando el producto.

Los bancos Santander, BBVA Francés y Supervielle, en tanto, los tienen disponibles pero sólo para quien los demanda en sucursal. En los dos primeros casos aseguran que piensan incorporarlo al canal de home banking pronto. Mientras que en el ICBC lo tienen habilitado para sucursales y mobile banking, no así para la web, pero, dijo Martín Herrera, gerente de Productos Pasivos del banco, esperan tenerlo habilitado en dos meses. También en el Itaú afirmaron tener el producto. Mientras que los bancos Nación y HSBC directamente no lo tienen habilitado. En el banco estatal explicaron, no obstante, que la nueva gestión a cargo de Javier González Fraga tiene intención de incorporarlos, así como también sumaron recientemente las hipotecas UVA, que en la gestión anterior no se ofrecían.

La realidad es que para los bancos por ahora no es buen negocio financiarse con plazos fijos indexados. Es que la tasa de interés de los plazos fijos tradicionales se mantiene en torno al 19% anual, por debajo de la inflación, con lo cual es más barata que la UVA, que en términos reales es siempre positiva.

“Tengo una cantidad de inversores institucionales que les gustaría hacer plazos fijos UVA, pero no me resulta”, admitió a LA NACION el gerente financiero de una entidad internacional, con la condición de no ser identificado. “La realidad es que tampoco es que el público minorista los demanda masivamente, si no, ahí no tendría más opción que ofrecerlos por todos los canales. Creo que para el minorista el problema pasa por el plazo”, deslizó.

Por norma del Banco Central, los plazos fijos indexados no pueden tener un plazo menor a 180 días. La tasa de interés que suelen pagar los bancos por encima de la inflación va del 0 (casos del Supervielle y el Galicia) al 0,5% (en el ICBC, Santander y Provincia). El que más paga es el BBVA Francés, que ofrece hasta 1,5% en sus sucursales.

Para los economistas, es un excelente complemento para diversificar un ahorro en dólares.

“En los últimos 13 años hubiese sido la mejor cobertura contra la suba del precio del metro cuadrado. Les sugiero a los bancos que le den manija al plazo fijo con UVA, porque les va a permitir fondear los créditos con UVA”, se entusiasma Juan José Cruces, director del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Di Tella y gran defensor del producto. “Los bancos podrían crear un plazo fijo UVA, y para el que tenga un track record importante poder darle después un mejor crédito en UVA. Así crear la rueda indexada”, continuó.

En el sistema bancario admiten que a medida que la demanda de préstamos hipotecarios con UVA se consolide -hoy crece a una tasa del 36% interanual- les será más atractivo buscar colocar plazos fijos indexados, para así poder “calzar”, como se dice en la jerga, la moneda de sus activos con la de sus pasivos.

“El fondeo tiene cada vez mejores perspectivas porque nos permite ampliar aun más la oferta de créditos hipotecarios bajo esta modalidad”, confirmó Juan Curutchet, presidente del Provincia. El banco estatal lleva colocadas hipotecas por $ 3091 millones y lanzó además líneas para la compra de autos y de motos indexadas por UVA.

Desde el punto de vista del ahorrista, los plazos fijos en UVA son además una gran alternativa de inversión para todos aquellos que están endeudados con una hipoteca indexada. Porque pueden ir ahorrando y garantizando el repago de sus deudas.

En su último encuentro con las cámaras bancarias, confió una fuente del sector a LA NACION, el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, azuzó a los bancos para que aceleren la promoción de los plazos fijos UVA. Tal vez, en el corto plazo, sus palabras surtan efecto. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video