La producción de crudo cayó 6%, mientras sube la oferta de gas...

La producción de crudo cayó 6%, mientras sube la oferta de gas y energía renovable

31
0
Compartir

La producción de crudo cayó 6%, mientras sube la oferta de gas y energía renovable
17/07 – 11:00 – Las diferencias de precios y la conflictividad gremial explican la pobre performance del sector

La producción de petróleo, históricamente asociado a la riqueza argentina, parece haber caído en desgracia. Al menos así lo indican las últimas estadísticas oficiales, que muestran una baja del 6% en la oferta de crudo en mayo en comparación con el mismo período del año pasado. Ese número deja la extracción local muy lejos de los niveles de 1998, cuando se alcanzó el récord local.

En la vereda de enfrente parece ubicarse el gas, un hidrocarburo que demoró años en ser tenido en cuenta en el nivel mundial. En abril registró un aumento de 0,29% en comparación con 2016 y, aunque anotó una baja de 1,8% en mayo, atrae los mayores anuncios de inversión.

Si bien la diferencia es exigua, se compara con un período en que la producción local de ese recurso ya había comenzado a crecer. Y se suman las energías renovables, que después de años de letargo despertaron el interés de inversores locales e internacionales en las últimas licitaciones que lanzó el gobierno nacional.

Diferencias de precios, conflictos gremiales y mejor productividad del gas son algunos de los motivos que explican la tendencia, en la visión de los ex secretarios de Energía consultados por LA NACION.

Los cañones de las petroleras con actividad en el país parecen privilegiar sin miramientos la producción de gas por encima de la de crudo.

El ejemplo más notorio es Techint, el grupo que comanda Paolo Rocca. A través de Tecpetrol, que desde hace décadas ocupa un lugar destacado en el ranking petrolero local, aunque lejos de los primeros puestos, le anunció al presidente Mauricio Macri que había puesto en marcha una inversión de US$ 2300 millones para producir gas en el área Fortín de Piedra, en Vaca Muerta (Neuquén). Se trata del mayor proyecto de inversión que se concretó en esta gestión, según la información que maneja la Jefatura de Gabinete,

“La caída de la producción de petróleo obedece a varias causas, como conflictos gremiales, reclamos de comunidades indígenas y costos de algunos yacimientos por encima del subsidiado barril criollo. El gas natural crece por el incentivo transitorio de precios establecido por el Gobierno y por los avances de productividad en Vaca Muerta, donde se están volcando grandes inversiones ante los muy buenos resultados de los pozos de shale en producción. También es significativa la productividad lograda en los yacimientos de tight gas [otra clase de extracción no convencional] en esa zona”, explica el ex secretario de Energía Emilio Apud.

Para Jorge Lapeña, el más preocupado entre los especialistas consultados, “la caída de la producción petrolera, que se ha acelerado en el último año, debe ser considerada como un fenómeno energético negativo estructural y alarmante”.

Y agregó: “Este hecho, a mi criterio, muestra en forma palmaria la falla conceptual de la política petrolera argentina del último cuarto de siglo, fenómeno estructural, que debe ser cambiada. Esa política se basó en el inexplicable abandono de la exploración petrolera, núcleo central de cualquier política seria para el rubro. La cada crónica muestra también que cuando no se explora -y, por lo tanto, no se descubren nuevos yacimientos- de nada valen los paliativos de corto plazo”. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta