Publicado el: 2, Ago, 2017

Maduro se radicaliza aún más: vuelven a encarcelar a los opositores López y Ledezma


Maduro se radicaliza aún más: vuelven a encarcelar a los opositores López y Ledezma
02/08 – 11:00 – Los dos presos políticos más emblemáticos del régimen, que estaban bajo arresto domiciliario, fueron trasladados en la madrugada y con forcejeos a una prisión militar; hoy jura la cuestionada Asamblea Constituyente

Por: Daniel Lozano
Nicolás Maduro estrenó ayer sus nuevos poderes absolutos para dejar claro a la oposición, al país y, sobre todo, al mundo que él es quien manda en Venezuela. Ni protestas opositoras ni sanciones norteamericanas. Llueva, truene o relampaguee, como tantas veces repite.

El retorno a los calabozos de la prisión militar de Ramo Verde de los presos políticos Leopoldo López y Antonio Ledezma, con alevosía, de madrugada y exceso de violencia en el caso del alcalde metropolitano de Caracas, es un nuevo golpe bolivariano sobre la mesa del país y contra el repudio internacional. Poco importa que la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente elegida el domingo pasado jurará recién hoy: a efectos prácticos, el presidente ya cuenta con todas sus atribuciones.

El régimen dispuso, no obstante, de una nueva excusa oficial: el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) informó que dos cortes venezolanas verificaron el “incumplimiento de las condiciones impuestas para que se mantuvieran bajo arresto domiciliario”.

Pero una vez más, tal como pasó ya con la excarcelación del dirigente de Voluntad Popular, el tribunal favorito de Maduro añadió un segundo motivo “jurídico”, aportado por sus servicios secretos: los dos dirigentes preparaban un extravagante plan de fuga, tras permanecer López 24 días en su vivienda de Caracas y Ledezma, dos años y cuatro meses en la suya.

Los videos de los operativos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), captados por una cámara de la calle y por una vecina, comenzaron a dar otra vez la vuelta al mundo, sólo pocas horas después del fraude urdido en los comicios de la Constituyente, según denunciaron la oposición, la Secretaría General de la OEA y varios países.

Más tarde se sumó un nuevo documento audiovisual: “Si está viendo este video, es porque vinieron y me volvieron a meter preso ilegal e injustamente. Soy un preso de conciencia”, destacó López en un video grabado el 17 de julio.

Junto a él, su mujer, Lilian Tintori, embarazada de tres meses según reconoce el propio líder opositor en la grabación, “la mejor noticia de los tres últimos años”. Algo que ya se conocía en su entorno político y en varios medios de comunicación. Durante los tres años de reclusión de Leopoldo López y también de Daniel Ceballos, alcalde de San Cristóbal, el oficialismo usó los medios públicos para levantar infundios sobre sus mujeres, en un intento de socavar sus ánimos.

Las palabras de López evidencian que no lo han conseguido: “Les pedimos que sigamos con fuerza y esperanza, vale la pena luchar por Venezuela”. Las Naciones Unidas han exigido la libertad inmediata de los dos dirigentes y del resto de los presos políticos.

Lucha que ayer continuó dentro de la Asamblea Nacional, que contó con el apoyo de tres embajadores europeos (España, Francia y Gran Bretaña) y del mexicano. El Parlamento desconoció la Constituyente, al igual que ya lo han hecho 11 países y Luis Almagro, secretario general de la OEA, en un vibrante mensaje al país. Otros nueve países la condenan y uno, Suiza, solicita su reconsideración. Sólo Rusia, Cuba, Bolivia, Nicaragua y El Salvador han mostrado su apoyo, mientras Ecuador, República Dominicana y Uruguay apelaron, una vez más, al diálogo.

Precisamente Gran Bretaña dio a conocer ayer que las familias de sus diplomáticos han abandonado Caracas y que aconseja hacer lo mismo a todos sus ciudadanos. “Hay un riesgo significativo de interrupción de transporte y si la situación empeora la embajada estará limitada en la ayuda que pueda dar”, añadieron sus autoridades.

Los diputados se preparan mientras tanto para la invasión del Palacio Legislativo, anunciada para las próximas horas por el vicepresidente Tareck El Aissami, que celebró por emprender “las primeras acciones revolucionarias”. El ex gobernador de Aragua también está sancionado por Estados Unidos, que ha embargado bienes de sus testaferros valorados en más de 500 millones de dólares.

Los radicales chavistas volvieron a tomar ayer el entorno del hemiciclo, con la misma violencia de siempre y con la connivencia de los militares, que más que custodiar cercan el edificio. Golpearon, insultaron, amenazaron y escupieron, repitiendo el mismo guión desde que, en enero del año pasado, tomó posesión la nueva mayoría parlamentaria. Los reporteros somos testigos y víctimas de semejante impunidad.

La Asamblea ha previsto sesionar toda la semana, dado el “estado de excepción” reinante en el Parlamento, que ayer vivió otro episodio inédito en revolución: la conformación del Bloque Parlamentario Socialista. El nuevo grupo parlamentario está formado por los diputados chavistas Germán Ferrer, marido de la fiscal rebelde Luisa Ortega y militante del PSUV; Eustoquio Contreras, dirigente del Frente Bolivariano Alternativo, e Ivonne Téllez, presidenta de Vanguardia Bicentenaria. Todos ellos detractores del proceso abierto por el “hijo de Chávez” para perpetuarse en el poder.

“El gobierno está en una calle ciega, con muchas dificultades de reconocimiento y con dudas hasta dentro de la propia Asamblea Nacional Constituyente”, aportó Gabriela Ramírez, ex defensora del pueblo con Chávez y Maduro y muy cercana a la fiscal Ortega.

Ninguno de los chavistas críticos da por buenos unos resultados que consideran imposibles, incluso el mayor fraude de la historia venezolana. En las últimas horas fue el rector electoral Luis Emilio Rondón, el único no chavista del quinteto que dirige el CNE, quien dio a conocer su sentencia acerca de un proceso “en el que no puedo tener confianza alguna. Lo ocurrido es muy grave”.

El experto electoral, que pese a situarse ideológicamente en la oposición mantiene relaciones cordiales con la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, concretó que “menos auditorías, no utilización de tinta indeleble y la decisión de última hora de permitir que electores votaran en otros centros de su municipio [lo que facilitó el voto múltiple] vulneran las garantías del proceso y por ende la credibilidad en el resultado”. Las dudas de uno son las dudas de casi todos, que el paso de las horas no despeja sino todo lo contrario: los resultados no se han detallado ni publicado, pese a que ya se conoce el nombre de candidatos ganadores, todos ellos cercanos a Nicolás Maduro o a Diosdado Cabello.

Entre ellos, Nicolás Maduro Guerra, el hijo del presidente, cuya elección fue confirmada ayer. Así lo celebró en sus redes sociales: “No más angustia, no más sufrimiento. Vente para el chavismo y disfruta de la alegría”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video